©Todos los derechos compartidos

Alumbrado, barrido y limpieza

La oficina de Catastro de la Municipalidad de Bahía Blanca es la más concurrida en este caluroso comienzo de año. La razón: el ABL. Así se llama el impuesto municipal por alumbrado, barrido y limpieza que está quitando el sueño muchos vecinos de la ciudad.

El secretario de Economía Cr. Hugo Borelli, recibió a Ecodias en su despacho para explicar las razones de los aumentos.

¿Cómo se determinan las diferentes tarifas?
La tasa por alumbrado, barrido y conservación de la vía publica que en algunos casos es conocida como tasa de servicios públicos. Tiene que ver con contraprestaciones específicas en materia de servicios que recibe el vecindario de una municipalidad y que en general está medida sobre la base de la valuación fiscal (valor del inmueble para el Estado) de los inmuebles que son atendidos con este servicio.
“Según la cantidad de servicio que se provea, las ciudades como Bahía Blanca están divididas en zonas, hay algunas que reciben la totalidad de los servicios de alumbrado, barrido y conservación de la vía pública de carácter diario, como es el alumbrado público, la luz naranja, la recolección diaria de residuos, el barrido, el bacheo y mantenimiento del pavimento.
En nuestro caso las zonas se dividen por letra, de la A a la F, como una calificación que tiene que ver con la situación particular de cada una de esas zonas en relación a la cantidad de servicios que reciben.
Por ejemplo la zona B, pertenece a los alrededores del macrocentro, que generalmente está pavimentada pero la recolección de residuos es de 3 o 4 veces por semana, tiene luz común, no alumbrado de luz naranja y así hasta que llegamos a los lugares más periféricos de la ciudad, donde la recolección es mas esporádica, las calles son de tierra y los servicios son distintos, como el mantenimiento de calles de tierra, regado, perfilado, etc.”.

Cobro de estos servicios
“La tasa retributiva de servicios se cobra en función de la zona y dentro de cada zona, en función de la valoración fiscal de cada mueble que es lo que le da el sentido solidario para que paguen un poco más los que más tienen.
Hay un doble efecto, la valuación fiscal es la vara de medida pero la alícuota que se aplica a su vez desde la zona A a la F las alícuotas van bajando.
En la zona A, un inmueble paga por año entre el 7/1000 y el 8,5/1000 de la valuación fiscal, la zona B 6/1000 y 7/1000, en la C el 5/1000, en la D 4/1000 hasta llegar a la zona F que solo paga 1,2/1000 de la valuación fiscal.
Hay que tener en cuenta que además de que las valuaciones fiscales en las zonas más marginales son bastante menores, encima la alícuota es más baja. La alícuota de la zona F es siete veces menor que la A22”.

Origen del aumento
“El aumento se debe a una actualización en las valuaciones fiscales que Rentas hizo a principios de 2007 y que recién se aplicaron en Bahía este año.
Las valuaciones fiscales igual están bastante por debajo del verdadero valor.
Al aumentar el valor de las propiedades, aumenta el valor del impuesto inmobiliario. Esto ocurrió en casi todos los municipios de la Provincia de Buenos Aires.
El aumento es del 50% pero como todo promedio es tirano y tiene extremos. Los aumentos del 1000% son pocos, pero los de 150% son muchos.
De 127.000 casos no son tantos pero es suficiente con que sea el 1% para que en cantidad de personas represente más de 1000 casos y 1000 casos son notorios acá y en cualquier parte, proporcionalmente son una minúscula parte del total pero son 1000 casos”.

Gradual, en otras ciudades
Nos comenta el contador Borelli que en ciudades como Mar del Plata se aplicaron los aumentos más gradualmente y repite que en Bahía “fueron muchos años de desactualización, hace 15 años que no se tocaban los impuestos municipales, desde el año 1992. A tal punto que la gente asimiló el valor como una constante y se desacostumbró a ver cuál era la valuación de su inmueble”.

Ante la duda…el reclamo.
Desde el municipio reciben las consultas en las oficinas que la municipalidad tiene en Chiclana 453. Según Borelli “porque no podíamos ser ni torpes ni soberbios para creer que no puede haber ni un error. En Catastro están autorizados para corregir errores en caso de que los haya”.
“Les pedimos a las personas que antes de reclamar hagan el ejercicio de chequear el valor y multiplicar el coeficiente, porque no hay nadie mejor que el dueño para que reconozca el valor de su propiedad”.
Aún así, en la actual gestión saben que el reclamo de la gente no es para tomar a la ligera. Haciendo referencia a aquel 1% dijo Borelli: “Nunca hay que perder la perspectiva; son 1000 en 127.000; ahora… 1000 todos juntos pueden hacer una gran manifestación ¿no?”.
Lo dijo poniéndole cuerpos a los números y sin querer, tal vez, dando ideas.

facebook
Twitter
Follow
2008-01-22 23:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp