©Todos los derechos compartidos

Agua, como te derrocho

Hoy día se habla de derecho humano indispensable el acceso al agua, que debe ser considerada un bien social y cultural y no un producto básico de carácter económico.

Según el presidente del Colegio de Ingenieros, ing. Francisco Nardelli, “Bahía Blanca, al revés de lo que es todo el país, es un lugar donde el ciudadano cuida más el agua y lo hace por hábito porque es uno de los pocos lugares en el país donde se cuenta con servicio medido y pago”.
Este sistema de pago por parte del usuario ha ido variando aunque no ha perdido su esencia. Es decir, se cobra el servicio dividiendo una parte conforme al valor inmobiliario y otra parte en torno al consumo: “Es cierto también que el valor que se está cobrando es muy barato, lo cual podría fomentar el derroche. Pero si se compara con Buenos Aires tenemos muchísimo menos derroche”.

Consumo
Por cada habitante son 500 litros de agua de consumo diario en nuestra ciudad. Si bien esta cifra es elevada y tiene relación con los hábitos y costumbres del usuario común, no hay que perder de vista que dentro de esos 500 litros diarios están contempladas las pérdidas que hay en red, las pérdidas domiciliarias, los consumos de riego, etc. Este último factor es importante en cuanto nuestra zona es de bajo nivel de lluvias, que conlleva a que un parque de césped cualquiera consume por metro cuadrado 5 litros en invierno y 10 en verano. Si nos remitimos al barrio Palihue, sector con casas que tienen parques de 200 m2, podríamos afirmar que cada propietario sólo por el riego tendría casi el mismo consumo que un usuario convencional.

Sin pérdidas y más tecnología
La cifra citada de consumo no presenta mayor gravedad en la opinión del ingeniero Nardelli, quien destaca la importancia de corregir el desperdicio que se produce por pérdidas en la red o en los domicilios de los usuarios.
Sin embargo, el ingeniero acota un segundo problema que aqueja seriamente a la ciudad y que tiene que ver con la distribución, con el hecho de que existen zonas en las que hay mayor presión que es lo que asegura una cantidad determinada de agua: “El abastecimiento tiene dos variables, una es la presión y la otra es el consumo. Es decir, te puedo dar agua a un costo donde vos tratás de consumir menos y la otra es la presión que te asegura una cantidad de agua. Por ejemplo, Absa te tiene que dar el agua en una cantidad suficiente para que vos puedas vivir, supongamos 250 o 300 litros por día a 10 metros de altura de agua. Entonces, para tener una buena distribución de las presiones se requiere de un buen manejo de la red, que a su vez requiere de un buen conocimiento y mayor tecnología que la que tiene en este momento Absa”.

La situación de los surgentes
Como tema relacionado con la problemática del agua en Bahía Blanca, Nardelli se refirió a los surgentes que son varios pero que, salvo excepciones, no se utilizan: “Son cerca de veinte, siendo el más conocido el del Parque de Mayo. Hay en Altos de Palihue, otro en Spurr, en la Carrindanga, en la continuación de calle Don Bosco, hay unos cuantos… No se utiliza ninguno, o bien se utiliza en forma primaria muchas veces por grupos de vecinos”.
Si se los piensa como posible abastecimiento, los surgentes requerirían de un tratamiento. Si se evalúa el dique Paso de las Piedras es suficiente para abastecer a la ciudad, no justificaría entonces hacer mayores inversiones: “Originalmente se tomaba el agua en Paso Piedra y por gravedad llegaba a Bahía, pasaba por todos los filtros y abastecía a toda la ciudad por gravedad, es decir no había ningún costo adicional de energía. Ahora hay algo, pero es mínimo. Es un sistema de abastecimiento muy económico y no requiere un tratamiento caro”, refirió el especialista.
Respecto a la funcionalidad de los surgentes, el profesional señaló que no se utilizan y el agua se está tirando, salvo en algunos casos, como “el del Parque de Mayo, hay parte que va para IREL para calefacción y uso de su pileta… Y hay partes que si vas al canal Maldonado ves cómo se tira el agua. Se está desaprovechando esa agua. En Spurr pasa otro tanto, en calle Don Bosco hay un grupo de vecinos que la utilizó y hasta la utiliza para calefacción. En las oficinas de Paso Piedra se utiliza para lo mismo, hacés pasar el agua por un radiador como agua caliente y transfiere calor. Para consumo humano, salvo el que la va a buscar, no se utiliza”.

facebook
Twitter
Follow
2007-12-16 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp