©Todos los derechos compartidos

Adolescente Asesinado

“Están buscando que reaccionemos”. La frase pertenece a Miguel Varela, padre de un amigo de Giuliano Gallo, adolescente de 14 años asesinado por el policía bonaerense Rodolfo Guidobono en la madrugada del viernes 1 de febrero en el barrio Mi Casita cuando tomaba mate y escuchaba ‘música fuerte’ con sus compañeros. Miguel junto a su hijo y los hermanos Gastón y Ariel Berta reclamaban justicia por el homicidio pegando afiches en el barrio Cooperación el sábado 16 y terminaron golpeados y demorados por efectivos de la Comisaría Segunda.

Algún medio local dijo que fue por “escrachar” a un policía, otro que “protagonizaron un incidente con tentativa de incendio incluido”. A continuación ellos cuentan su verdad.
“El sábado a la tarde estábamos pegando afiches, nada más, no estábamos haciendo nada malo… bueno, salió el señor este Peralta (Darío, compañero de Guidobono) y dijo que nos retiremos de la propiedad. Entonces yo le dije ‘mirá, disculpáme, yo no sabía que un policía podía vivir en una mansión como ésta’, pero listo, le dije que no pegábamos más, incluso uno de mis compañeros le preguntó si podíamos pegar en el poste y nos dijo que sí, pegamos un afiche en el poste del frente de la casa y el otro compañero le dio un afiche a él. Eso fue todo”, comentó Miguel.
Eso fue en una casa del barrio Cooperación, a unas ocho cuadras de Mi Casita, los amigos de Yuli habían puesto ya dos afiches en la pared de Peralta, por eso Miguel le explicó al policía que estaban pegados con plasticola así que “no le iba a levantar el ladrilla ni nada”.

A puro golpe
“Después habremos hecho ochenta, cien metros, y vinieron dos o tres patrullas, nos acosaron, nos pegaron, nos martillaron la pistola en la cabeza, nos dieron duro”. Entre los policías que los reprimían distinguieron a los hijos de Peralta (un varón y una mujer) que “también los golpearon”, relata Miguel.
Los golpes siguieron en el patrullero y “cuando íbamos entrando a la Segunda nos dieron unos ‘estate-quieto’”. Ya eran las 19:15 del sábado cuando les sacaron los cordones de las zapatillas y los metieron en el calabozo donde estarían unas dos horas.
Miguel dijo a EcoDias que “no nos explicaron nada, sólo que nos llevaban por averiguación de antecedentes, pero en lo que firmamos no figura nada. Me llevaron después al médico forense para que vea los golpes”.
 “Hubo un policía que cuando nos arrestó dijo ’hey, qué les pasa a ustedes hijos de puta con la policía, qué problema tienen con nosotros’, fue uno gordo que no sé si es sargento o algo así. Después cuando nos van a buscar a la comisaría una chica y un muchacho, la hija de Peralta dijo ‘yo me voy a comprar un arma y a estos los voy a matar a todos’. Eso lo dijo adentro de la comisaría y tenemos testigos”, agregó.

La salida
Hasta la sede policial de calle Roca se acercó la defensora oficial Graciela Cortázar, y reclamó su liberación ya que era  “un arresto ilícito, fuera de la ley, porque no sólo no nos hicieron ninguna causa, tampoco nos explicaron por qué nos arrestaron (…) Pegar afiches no está contra la ley y manifestarse tampoco. Fuimos pacíficamente, en ningún momento rompimos nada, ni quemamos nada como dicen” comenta Miguel.
“De alguna forma están buscando que nosotros reaccionemos, pero como estamos bien tranquilos porque vamos por el camino de la verdad… que hagan lo que quieran. Ya los comisarios saben, acá van y vienen a cada rato, que hagan lo que quieran. Después de lo de Yuli andan más que antes, incluso en autos particulares con los vidrios polarizados”, afirmó
 y destacó que “esto no cambia nada respecto al reclamo de justicia, cuando se cumpla el mes de Giuliano vamos a ser muchos más de los que fuimos a la marcha del 15”.

Marcha por justicia
Viernes 12 de febrero. El termómetro marcaba 30º. A dos semanas del la represión policial que dejó el saldo de un adolescente de 14 años asesinado, en el centro de Bahía Blanca la temperatura subía conforme la marcha en pedido de justicia se acercaba y el operativo policial se desplegaba.

Cerca de 150 personas marcharon pidiendo justicia por el asesinato de Giuliano Gallo, “Yuli”, la mayoría jóvenes compañeros del club de fútbol, vecinos y amigos del barrio.
El grupo partió de la vivienda nº 25 del barrio Mi Casita y fue aumentando a medida que se acercaba al microcentro.
Por calle Estomba, la columna llegó a Fiscalía, donde una gran cantidad de efectivos policiales y cortes de transito, los esperaban. De allí a la Municipalidad, escoltados por más efectivos, muchos de ellos a caballo.
Se recorrió Alsina, Soler, Belgrano, Brown, Colón y por Estomba hasta la Municipalidad donde se realizó el acto en el que Luis, el entrenador de fútbol de “Yuli” fue el orador elegido.
“Agradecemos a los que nos acompañaron pidiendo justicia, y a la gente del barrio que se está dando cuenta que esto no fue un tiroteo, sino un asesinato de la policía que está acostumbrada a hacer esto con los pibes, pero con los pibes de los trabajadores, con los del Palihue no se meten, con los de los laburantes sí. Nuestros pibes vienen castigados desde la cuna, no tienen derecho a una pileta, a una computadora, y los milicos asesinos ¿encima los vienen a matar?”, descargó Luis.

facebook
Twitter
Follow
2008-02-22 23:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp