©Todos los derechos compartidos

Adictos a la violencia

Cuando la que golpea, reprime y asesina es la policía.

Todo se moldea para que la noticia de que en Bahía Blanca la policía asesinó a un chico de 14 años se transforme para la opinión pública en el “asesinato de un menor”, que seguramente “estaría drogado o borracho”.
Pero Giuliano, de apenas 14 años, no estaba borracho ni drogado. Él y sus amigos estaban cometiendo el “delito” de escuchar música fuerte.

El cuerpo se defiende. Como si fuera un organismo viviente, después de los hechos, el aparato represivo policial comenzaba a generar sus mecanismos de ocultamiento y desvirtuación de la realidad para evitar las responsabilidades. Los medios de comunicación que sobreviven diariamente gracias a las fuentes policiales resultan funcionales al sistema represivo: ante una golpiza o asesinato cometido por un integrante del cuerpo policial prefieren dejar de lado las verdades y sumirse ante los favores. En los días posteriores al asesinato, una catarata de delitos cometidos por menores se propala.
A través de las idas y vueltas se trata de hacer invisible la verdad y justificar los hechos -el asesinato de Giuliano y la golpiza a los chicos de White-; se trata de invisibilizar los hechos represivos, principalmente los que ocurren en sectores sociales más vulnerables.

La Coordinadora contra la Represión Provincial, Correpi, en su última actualización del Archivo de Casos de personas asesinadas por las fuerzas de seguridad del estado 1983-2007 afirma que el índice de muertes a manos del aparato represivo del estado ha sido siempre creciente, donde una de las modalidades es el fusilamiento o gatillo fácil: “La mayoría de los casos motivado por la ‘pinta’ de la víctima (joven y pobre) y en ocasiones respecto de quienes son sospechados de haber cometido delitos, aun hechos menores como arrebatos, o que huyen sin poner en riesgo a terceros luego de un delito consumado o tentado. Es evidencia flagrante de que las políticas de mano dura y tolerancia cero, que consisten en la ejecución extrajudicial sumarísima, se aplican cotidianamente, al amparo del consenso social obtenido por las campañas mediáticas para legitimar estos homicidios”.

En la última actualización de fines del 2007 de este Archivo de casos, se registran 2.334 casos de personas asesinadas por las fuerzas de seguridad del estado, con un promedio mensual para el último año de 16 personas muertas por el estado. En los últimos 12 meses se registran 192 muertes. Más de la mitad tenía menos de 25 años, la mayoría pobres y el 60% fue fusilado por el gatillo fácil.

En Bahía Blanca la policía, con gatillo fácil, suma un caso más.

facebook
Twitter
Follow
2008-02-09 23:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp