©Todos los derechos compartidos

Una educación para el siglo XXI
Categoría: Educación

Debemos enfrentarnos a una época que nos muestra, entre tanta incertidumbre, que la única constante comprobable es el cambio. Un cambio que, si bien no sabemos si adquirirá una mayor velocidad, percibimos por momentos su aceleración. Sin embargo, la hora sigue teniendo los mismos sesenta minutos y el día no ha agregado ni ha quitado nada a sus veinticuatro horas. ¿Dónde radica, entonces, esta percepción del aumento de la velocidad del tiempo? Solamente en nuestras conciencias. Pero, a pesar de ello, no es mucho lo que podemos hacer para domeñar este tiempo que se presenta tan esquivo.
El saber de las ciencias tradicionales parece ser insuficiente para encontrar respuestas que nos permitan aferrarnos a verdades sólidas. Han desaparecido las viejas certezas con que nuestros predecesores construían sus futuros. Miramos hacia adelante y nos invade una sensación de carencias y de invalidez para la tarea que nos toca. Si bien es cierto que no debe haber sido muy diferente para las mujeres y hombres que debieron afrontar el derrumbe del Imperio Romano o los cambios del siglo XVIII, en la Europa occidental, no nos alcanza con saber que ellos también padecieron situaciones semejantes. Lo que nos sumerge en una cierta zozobra es la percepción de que la dinámica de los cambios que se avecinan escapa a nuestras previsiones. Se agrega a ello el saber qué expresa esa frase tantas veces escuchada, pero no siempre comprendida en toda su dimensión: “No es ésta una época de cambios, sino un cambio de época”. Lo que nos está diciendo que gran parte de lo sabido corre el riesgo de ser inútil, pero todavía no estamos en condiciones de poder separar lo que sirve de lo que no.
Pedro Luis Barcia nos advertía no hace mucho: “La vertiginosidad que nos envuelve en lo cotidiano da la tónica de los tiempos. Estamos realizando nuestra tarea educativa en el seno del vértice de cambios en todos los niveles. Esto obliga a una doble atención: a lo que debemos consolidar en medio del cambio a través de nuestra labor pedagógica y a lo que debemos atender de estos cambios, para apelar de continuo al contexto móvil en que estamos insertos docentes y alumnos…”. A pesar de ello, las dificultades del sistema educativo, en todos sus niveles, para tomar conciencia de lo que ocurre parecen impedir encontrar respuestas. Se da vueltas en torno a cuestiones técnicas, administrativas, didácticas, suponiendo que algunas modificaciones circunstanciales, poco analizadas e implementadas por el rigor de los tiempos políticos, más aún los electorales, pueden resolver el problema. Así es que en sólo las dos últimas décadas hemos observado y padecido cambios educativos que pretendieron ser estructurales y que nos colocaron en esta intemperie.
Las exigencias que impone la crisis del sistema educativo empujan a los funcionarios a dar respuestas inmediatas. Hoy nos enfrentamos a nuevas modificaciones para intentar resolver las calamitosas consecuencias que los egresados de ese sistema exhiben. Pero ellas están lejos de ser la respuesta encontrada después de una larga y profunda investigación realizada por todos los actores del sistema. Se vuelve a repetir la mecánica anterior: un grupo de funcionarios desde los escritorios de las instituciones políticas proponen una aventura más. Sacan de un lado ponen en otro, quitan agregan, pero la estructura funcional queda intacta. Se desconoce el abismo ante el cual nos encontramos, el desánimo de los docentes (por diversas razones), la falta de un proyecto abarcador que de las líneas generales sobre los perfiles buscados. A ello se le agrega la debilidad de un sindicalismo que se recluye en el reclamo salarial y no aporta nada como institución del sistema educativo.

facebook
Twitter
Follow
2006-03-11 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp