©Todos los derechos compartidos

Un problema nuestro
Categoría: Ecología

Los efectos del cambio climático ya comienzan a notarse y, de seguir así las condiciones, a futuro podrían ser más dramáticos. Existen posturas firmes para llevar a cabo cambios profundos en conductas y políticas que mitiguen efectos que pueden perjudicar la salud de todo el planeta. Bahía Blanca no es ajena a ello.

Luego de participar en Cochabamba, Bolivia, de la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático el doctor Horacio Romano brindó una charla sobre los efectos del cambio climático y su influencia en la salud de nuestra ciudad. Repasando conceptos que tienen que ver con el cambio climático y la producción por parte de los países del llamado primer mundo, Romano expuso ante EcoDias que “la causa de esta producción es la quema de combustible fósil, gran parte para energía, por los tipos de producción que existen y de consumo indiscriminado. Esto nos lleva a una carrera en la que, por un lado, se van agotando los recursos naturales y, por el otro, se generan los desperdicios que se van acumulando en todos lados como, por ejemplo, en la atmósfera”.
Las consecuencias ya pueden empezar a verse debido a que se van perdiendo, en todo el mundo, diferentes patrimonios naturales: “No hay que esperar aumentos de temperatura de 10 grados. Con un promedio de dos grados para todo el planeta, se sabe que puede desaparecer una de cada tres especies. En la Conferencia, nosotros planteamos qué pasa en Bahía Blanca, qué pasa en la zona. Esto no pasa en un solo lugar, pasa en el mundo, por lo tanto lo que se hace en Estados Unidos repercute en Bahía Blanca y viceversa”.
Problemas respiratorios, alergias y afecciones en la piel son algunas de las consecuencias que el calentamiento global puede traer a la salud: “Los problemas respiratorios aquí los tenemos no sólo por el calentamiento sino por el ambiente en el que estamos inmersos en Bahía Blanca con el puerto, las graneras, el polo petroquímico, etc. Sabemos que el tema del agua es un tema grave porque hay una cuestión de desertificación en toda la región, además de lo que ha significado toda la cuestión más depredatoria del humano sobre tierras”, refiriéndose a la deforestación del monte original y constando que “en los últimos 30 o 40 años se lo sacó para extender la superficie cultivada o para la cría de ganado. Esto ha llevado a todo un deterioro y tenemos para el sur de la provincia una situación muy compleja”.

Estar preparados
Romano hablaba del agua en Bahía Blanca y no es un tema menor que buena parte del recurso sea “chupado” por las empresas multinacionales radicadas en el Polo Petroquímico, más aún en la situación deficiente del Dique Paso de las Piedras, cuya cota disminuye día a día. Este proceso también produce fenómenos y situaciones desde todo punto de vista.
Continuando con el tema de la salud de los bahienses, Romano sostuvo que “veíamos también el aumento de cuadros gastrointestinales, hay bacterias que sobrecrecen sobre todo por el tema de la sequía, que se produce el crecimiento de algas, de más bacterias  y llega un momento en que los filtros no son todo lo eficiente que deberían ser, así como también la contaminación de determinados alimentos. Uno ve esto desde lo asistencial por la cantidad de diarreas, gastroenteritis, cuadros respiratorios que vemos. Hay incluso investigaciones con encuestas de opinión de los últimos años donde hay determinados barrios que tienen un índice bastante mayor al que deben tener en cuanto problemas respiratorios”.
En esta sumaria enumeración de algunos de los factores de la relación entre cambio climático y Bahía Blanca, no deben quedar afuera los aportes negativos que hacemos las personas ni tampoco los efectos en el aire o en la ría cuya contaminación es notoria.

Mundo habitable
La cuestión pasa ahora por ser previsores para lo que viene, porque el cambio climático es una realidad: “Nuestra sociedad en general no está preparada para cuidar de otra manera, y los procesos industriales tienen mucho que ver en todo esto: formamos parte de todo un mundo que va hacia esta cuestión de consumir. El concepto de modernismo es que si es moderno es bueno, y si tiene que crecer a costa de  todo lo que nos rodea, que así sea; pero hay un precio que hay que pagar. Los pueblos andinos tienen un concepto que refiere a ‘vivir bien’ y esto es vivir con lo que se tiene. En cambio, ‘vivir mejor’ es una cuestión más egoísta, de tratar de acaparar por las dudas, pero uno va a tener que ir pensando que ‘vivir bien’ quizás signifique tratar de utilizar menos los autos, de ahorrar energía, los procesos industriales quizás tengan que ver cómo adecuarse a todo esto”.
Con mirar los temas que se manejan actualmente en la política local, se puede concluir claramente que estos temas -que son muy importantes para el futuro de todos- se encuentran fuera de dicha agenda. Los motivos son múltiples, sin embargo existen voces para empezar a crear conciencia: “Hay que llevarlo a la agenda, tratar de discutirlo en distintos foros, tratar de hacer comprender, porque es difícil salir del paradigma que se tiene. Hay que discutirlo, sentarse todos los actores involucrados, de atención de la salud, políticos y demás actores para ver qué es lo que vamos a hacer si tuviéramos una de estas circunstancias, cómo vamos adaptar los sistemas. Inicialmente, uno puede empezar tratando de involucrarse, de empezar a trabajar y hablar del tema, a ver qué se puede hacer desde lo de uno, pero en conjunción con otros, como para que esto sea todo un movimiento que trate de llevar a un mundo habitable”.

facebook
Twitter
Follow
2010-06-12 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp