©Todos los derechos compartidos

Un peligro real
Categoría: Ecología

Ratas, moscas, mosquitos, cucarachas, pulgas, murciélagos, palomas, representan un problema grave a tener en cuenta. ¿Cómo los combatimos?

Los insectos más conocidos para nosotros, como son las moscas y los mosquitos, se han convertido lamentablemente en un miembro más de nuestros hogares. Obviamente, no queremos que así sea pero poco hacemos al respecto. Por ejemplo, a la mosca le damos con un diario porque nos molesta que nos revolotee alrededor y nos irrita el zumbido o le echamos un poco de insecticida: muerta la mosca, seguimos nuestra vida. Las cucarachas ya es otra cosa: nos genera otras sensaciones (repugnancia, cuando menos) y ni bien vemos una la pisamos, pero no salimos de esa acción. Con los roedores ya acudimos a una trampera y con los murciélagos directamente salimos corriendo. Todo lo contrario pasa con las palomas, ya que las vemos en la plaza y poco más las admiramos sin saber lo que realmente representan.
Es decir, vivimos con estos animales muy cerca y, tal vez por desconocimiento, hacemos poco o nada para combatirlos en serio.
Días atrás se llevaron a cabo en la Municipalidad de Bahía Blanca las jornadas sobre plagas urbanas “Comunidad Saludable 08” organizadas por la Cámara Junior. Allí disertaron especialistas en el tema quienes aportaron buena información.

Blancas palomitas
En los juegos olímpicos la paloma representa el símbolo de la paz, de la libertad, es tomada como un ave buena y linda que merece respeto, incluso hay quienes les dan de comer en las plazas. Sin embargo, la paloma es potencialmente peligrosa y ese peligro se va incrementando cada vez más.
En las jornadas el ingeniero zootecnista Guillermo Tarelli, de Capital Federal, se refirió a la cuestión y señaló que a las palomas “se las puede catalogar de moscas gigantes dada la potencialidad de transmitir enfermedades que tienen. A nivel urbano -por como se han llegado a instalar y los grados de infestación que hay- la transmisión de enfermedades a través de las heces es muy importante”.
Entonces, el símbolo de la paz no lo sería tanto, y si la seguimos alimentando nos exponemos a enfermedades graves: “El punto es que las palomas están protegidas, no se pueden exterminar, (aunque) en algunas provincias sí, sobre todos asociadas a producciones agrícolas. A nivel urbano lo que se trata es de reubicar y ahuyentar, con sistemas de redes o de pinches que evitan que se posen en lugares donde lo hacen asiduamente, y con otros sistemas de postes en donde se tensan unos alambres que evitan que se paren sobre superficies que no queremos que lo hagan”.
Por último, el ingeniero, quién también disertó sobre el problema de las hormigas y roedores, dio su parecer de cómo está nuestra ciudad respecto a lo planteado: “En algunos aspectos tiene muchas similitudes con Buenos Aires. El tema palomas es visible, en torno a la plaza se ve, y la presencia de palomas es importante: lo que uno primero asocia es la materia fecal, cuando defeca encima de uno o cuando lo ve en los edificios, pero nunca se tiene en cuenta el riesgo asociado”.
Falta tomar conciencia, agrega Tarelli, y cambiar la visión que se tiene de las palomas, “del animal pacífico y celestial que se tiene actualmente. No son nuestras enemigas pero pueden llegar a serlo en la medida que no se tomen medidas para ubicarlas donde corresponden, como lugares lejanos a las zonas urbanas”.

La mosca en la sopa
Para categorizar un restaurante se deben mirar sus ventanas. Allí se pueden ver puntos negros y puntos amarillos. Los primeros son los vómitos de la mosca y los segundos la defecación. Por eso a los restaurantes se los puede evaluar por estrellas, por vómitos y por defecación. Parece un chiste pero es real, suele pasar en restaurantes ruteros y también en algunos del eje urbano. Y eso que sólo estamos hablando de los vidrios… Así iniciaba su disertación el ingeniero agrónomo Bernardo Guglielmetti, quien disertó sobre cucarachas, moscas y pulgas.
Lo que sigue puede provocar asco pero vale la pena para tomar conciencia ante el problema de las moscas que sufrimos diariamente: “Para comer, la mosca vomita sobre la comida, emite jugo salival y al mismo tiempo está defecando. O sea, aquella mosca que está comiendo junto a nosotros sabemos que está haciendo eso que no es muy lindo mientras comemos. La mosca vive, come y duerme con nosotros”.
La relación es mutua, ya que la ciudad se está acercando a los criaderos y la mosca se acerca a la ciudad. Incluso quienes desean vivir alejados de la ciudad, lo hacen cerca de criaderos de pollos o de cerdos y el sector se convierte en un lugar donde hay más moscas que gente. El problema no es sólo la molestia que causa sino la transmisión de varias enfermedades que puede producir: “La cucaracha también transmite enfermedades en este caso por las patas. Anda por material en descomposición, por una torta o por cualquier lado, por eso transmite y puede estar en cualquier lugar. La cucaracha es endémica y la suciedad que hay es impresionante. La gente cada vez tira más cosas a la calle, saca la basura fuera de horario. Entonces, la situación es bastante delicada, máxime si no se clasifica la basura”.
Acá la solución ya tiene que ver con un tema educativo. Estamos hablando de insectos que viven a expensas del hombre, por eso es necesario tomar recaudos y mejorar costumbres que tienen que ver con el aseo, con no tirar residuos en la calle, con clasificar la basura en los domicilios según su origen y sacarla a la hora convenida. Es, en definitiva, emprolijar la sociedad.

Muchas pulgas
Algo similar ocurre con el tema pulgas ya que cada vez es mayor la cantidad de perros que hay y se hace necesario un real cuidado del animal para evitar problemas: “Con las pulgas cada vez se hace más dramática la situación, la pulga que está en mi casa puede ir al jardín de otro porque justo pasó un animal por mi puerta y así sucesivamente. El perro debe estar bien cuidado, llevarlo al veterinario, más en septiembre y octubre, con su collar antipulgas y sus vacunas. Y después está el tratamiento de la casa, el jardín e inclusive del auto con larvicidas específicos que son muy residuales y con adulticidas específicos que también son muy buenos porque estaríamos cortando el ciclo de adulto. Teniendo todo eso bien llevado se puede aminorar la concentración de pulgas”.

Prevención en el hogar
Otro de los disertantes fue el ingeniero agrónomo Eduardo Francés de nuestra ciudad, quien en diálogo con EcoDias brindó recomendaciones para evitar problemas en casa: “La prevención es usando el sentido común: obturar los lugares por donde pueden acceder las plagas, rejillas que pueden venir de alcantarillas, cloacas, etc., y en todo lo que es aberturas tener buenos burletes, evitar que la casa tenga lugares como grietas, hendiduras o cielorraso sin una hermeticidad adecuada. También se debe controlar la limpieza, quitarles (a las plagas) lo que es alimentos, agua y refugio”.
Para evitar roedores, Francés señaló: “Hay que sacarle la posibilidad de refugio, el acceso a la comida o a la basura que para ellos es comida, la comida tiene que estar en recipientes herméticos que no sean fácilmente rompibles por la plaga, los metales o plásticos resistentes pueden ser una barrera”. No se debe dejar agua a disposición o pérdidas sin reparar ni tampoco comida de las mascotas. En cuanto a murciélagos la cosa parece simple: primero no tenerles miedo, lo cual no es fácil por la impresión que suelen causar, y segundo evitarle todo tipo de entrada a nuestro hogar.

facebook
Twitter
Follow
2008-09-08 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp