©Todos los derechos compartidos

Proyecto Fantasma
La Comisión Asesora Ambiental del Concejo Deliberante trató el tema del dragado que pretende hacerse en el canal principal de acceso al estuario desde Galván hasta Cuatreros.
Categoría: Ecología

La
Comisión Asesora Ambiental del Concejo Deliberante trató el tema del dragado
que pretende hacerse en el canal principal de acceso al estuario desde Galván
hasta Cuatreros. Desde el Ejecutivo municipal se informó sobre las intenciones
de YPF de llevarlo a cabo, aunque se aclaró que no hay un proyecto
confeccionado y se apuntó contra algunos ambientalistas que se oponen a la
iniciativa.

Tal como se había prometido, finalmente en la última reunión de la Comisión
Asesora Ambiental del Concejo Deliberante se discutió sobre el dragado que
planea realizarse desde Puerto Galván hasta Puerto Cuatreros para la futura
instalación de una planta regasificadora de YPF. Las características de la idea
se basan en dragar el canal a 14 metros generando calado para buques
regasificadores.
Varias voces ambientalistas vienen mostrando su preocupación debido a que con
una obra de ese estilo se pondría en riesgo el ecosistema de humedales,
incluyendo varias especies de aves migratorias en peligro de extinción.
Todas estas cuestiones fueron planteadas en una reunión que congregó a los
ambientalistas, las autoridades del Consorcio de Gestión del Puerto, funcionarios
del Ejecutivo municipal, concejales y público interesado que también participó
del encuentro que tuvo momentos tensos y calientes.
El primero en dar su punto de vista fue el geólogo del Instituto Argentino de
Oceanografía (IADO), Jorge Spagnolo, quien en una parte de su intervención
pidió que se establezcan claramente las áreas afectadas, el estado de los
ambientes, un estudio de impacto ambiental serio y profundo antes de tomar una
decisión, y que se atienda no sólo al medio físico sino también al biológico.
Seguidamente, Sergio Zalba, del Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia
de la UNS, expresó: “Uno de los puntos que yo creo que es importante tener en
cuenta todo el tiempo es que no estamos hablando nada más que de un proyecto de
dragado, sino que estamos hablando de la expansión del puerto de Bahía Blanca.
En asociación con el proyecto de dragado se está hablando del establecimiento
de la planta regasificadora, pero además del aprovechamiento de material
refulado sobre los cuales habría desarrollo industrial. Entonces, la
preocupación del Departamento de Biología tuvo que ver con dos aspectos del
proyecto que, más allá de que por ahora no tenemos detalles, nos preocupan: el
primero fue la magnitud -el proyecto fue llamado megaproyecto por la gente que
lo presentaba-, y el segundo fue la ubicación en el sector interno del estuario,
la única parte de la ría que efectivamente funciona como un estuario, la que
recibe aportes de agua dulce, lo que significa que se trata de un ambiente
diferente a los demás. Pero además de sus características morfológicas,
químicas y biológicas, es un lugar donde la sensibilidad ambiental es mayor que
otros sitios”. Zalba preguntó si se tuvieron en cuenta estas consideraciones y
si se evaluaron alternativas para el crecimiento del puerto.
Más tarde fue el concejal Alejandro Curino (FPV-Independiente) quien consultó
sobre el estado actual del proyecto. Hugo Borelli, secretario de Planificación
de la gestión Breitenstein, informó sobre la intención expresa de YPF de
instalar una planta regasificadora en Cuatreros, pero que no existe
documentación plasmada en un proyecto. Por ello, Borelli dijo celebrar las
intervenciones de Spagnolo y Zalba que planteaban interrogantes que surgen de
la posibilidad del dragado, y diferenció estas actitudes de otras. Según Borelli,
en los últimos tiempos “se ha instalado una suerte de lógica yo diría prematura
respecto de la transmisión de algunos miedos. Con estas dos posturas, la verdad
que anticipo que del gobierno municipal se manifiesta su conformidad respecto
de que no se puede opinar definitivamente hasta que todos los estudios no estén
completamente hechos”.
El ex ucedeista Borelli aludía tácitamente al zoólogo Pablo Petracci, de la
Facultad de Ciencias Naturales de La Plata, quien en ediciones anteriores de
EcoDias ya había manifestado su preocupación por los riesgos ambientales de la
obra. La diferencia de opiniones entre ambos tuvo su protagonismo durante la
mañana.
Luego de una primera exposición de Petracci, Jorge Otharán, titular del
Consorcio de Gestión, se refirió a la formalización del proyecto de YPF y de la
ratificación que ésta tiene en trabajar en la viabilidad técnica de un proyecto
para una planta de regasificación de GNL: “Esto es lo que ingresó ayer al
Consorcio, es lo que tenemos para informar. Plantean dos etapas,
cronológicamente no están definidas, se va a trabajar en la viabilidad, en la
prefactibilidad, en la confección de un proyecto que aún no existe y luego, si
esta ruta de trabajo técnico es superada, la presentación de una iniciativa
privada que es el requisito para el ingreso al consorcio para la declaración de
interés portuario”.
Según Otharán, “YPF manifiesta que aún no está definido el diseño del canal y
que solicita más adelante el trabajo conjunto de los técnicos del puerto con
los técnicos de YPF para poder definir todas estas cuestiones que nos preocupan
a todos y que van a hacer que el proyecto sea exitoso o que el proyecto no
avance.”. Todo lo demás, dijo Otharán, es materia desconocida.

Entre miedos y gaviotas
Las autoridades portuarias reafirmaron que el proyecto no existe. Fue el
intendente Breitenstein, sirviéndose del diario La Nueva Provincia, quien había
planteado como un hecho la concreción del dragado, de lo que se concluye la
existencia de algunos borradores. Más allá del negocio inmobiliario que pudiera
vislumbrarse, las preocupaciones de los ambientalistas tienen su apoyatura
científica al respecto. Con estas distorsiones sobre la mesa, la discusión
sobre el dragado pasó a tonos mayores.
Primero se lo pudo escuchar al concejal Raúl Ayude, de Integración Ciudadana, y
luego la vaga respuesta de Borelli, haciendo historia de obras de la ciudad en
gobiernos anteriores y asumiendo el compromiso de la seriedad de todos los estudios
que se encaren. Aprovechó entonces el secretario de Planificación para volver a
la carga con el tema del miedo, y apuntó nuevamente a Petracci: “Está bien que
se pregunte si conviene o no dragar el canal hacia adentro del estuario, eso
está bueno. Lo que no me gustaría que se continuara haciendo es instalar este
miedo de que se va a depredar el canal interno de una manera perversa,
atropellada, también usó el término Otharán. Inclusive nos han llamado algunas
madres de la localidad de General Cerri donde ha hecho el señor Petracci
algunas intervenciones en alguna escuela metiéndole miedo a los chicos”.
“No bailemos con los fantasmas del miedo” fue la frase de Borelli que mereció respuestas
y críticas del senador José Zingoni, la concejal Elisa Quartucci (8 de
Septiembre) y del propio Petracci. El zoólogo tuvo a bien obsequiarle un libro
de su autoría sobre aves migratorias de Bahía Blanca, para que sea más preciso
en algunas expresiones: “Me parece peligroso que en un Estado democrático se
acuse de esta forma a qué tipo de actividades o no actividades, creo que
estamos en un Estado libre, creo en eso y uno puede libremente expresarse donde
quiera. Somos un grupo de investigadores que tenemos una responsabilidad, que
es manejar cierta información, y con esa información ser responsables ante un
posible impacto como el que se está hablando. En absolutamente ningún medio en que
salí a hablar, nunca me opuse al crecimiento del puerto, en ningún momento me
opuse a que no se genere trabajo, simplemente presentamos argumentos técnicos
que un poco llamaban a la reflexión sobre el impacto que podía tener este
proyecto”.
“Estamos en conocimiento de determinada información en base a años de trabajo
que nos hacen que se recapacite sobre la velocidad que viene teniendo esto.
Coincido con todos en que no hay ningún estudio presentado formalmente por YPF,
más allá de que yo haya tomado conocimiento de esto, con lo cual quiero creer
que estamos en un municipio democrático también donde todos nos podemos
expresar en el ámbito que queramos”, reflexionó el investigador.
Petracci negó que se intente promover el miedo sino que simplemente se muestra
una preocupación por el ecosistema único y reconocido internacionalmente que
tiene la ciudad por su variedad de organismos y su productividad para lo cual
mencionó la pesca artesanal de la cual, dijo, no se ha hablado: “Bahía Blanca no
es solamente el puerto. Lo que se está tratando de hacer es que se ponga un
poco el freno a todo este avance un poco vertiginoso. Desde ya estoy totalmente
de acuerdo en que se empiece a tener una discusión sobre papeles”.
De esa manera prosiguió la reunión pero sin más conclusiones que las expuestas.
Habrá que esperar los proyectos y estudios para volver a asistir a un nuevo
debate sobre el tema. Esta vez, quizás, con un Borelli más informado gracias al
nuevo libro que le han regalado.

Defensa destacada
Cuando Borelli lo acusó explícitamente de ser el responsable de inculcar
miedo en la comunidad de General Cerri, Petracci pidió la palabra, aunque
primero tuvo que escuchar la intervención del contador, quien no quiso dejar de
referirse a materias específicamente ecológicas, cometiendo yerros básicos que
provocaron el murmullo de los presentes: “Se ha tratado de instalar la cuestión
ecológica, que la comprendo perfectamente, que es la posibilidad de peligro de
extinción de aves y de algunas otras especies de la fauna, y eventualmente de
la flora. Ahora voy a actuar también con algún ímpetu improvisado si quieren,
pero que tiene sentido común: la gaviota cangrejera, todo el mundo sabe que es
una ave migratoria que en los tiempos de migración recorre no sé cuánto… 15 mil
kilómetros, qué sé yo cuánto recorre, y se viene desde altas latitudes… no… del
norte… (lo corrigen) bueh… yo digo.
Cuando se hizo Cangrejales, ¿qué había en Cangrejales? Y lo dejo como
reflexión, seguramente los científicos me van a contestar mejor a esto pero lo
digo como una preocupación. No sigan metiendo miedo que se va a extinguir la
gaviota, porque si a la gaviota le cambian 500 metros la playa de
estacionamiento, la gaviota se va a estacionar en algún otro lugar, porque el
estuario es gigante respecto de esto. Y hay un solo dato que yo tengo, y esto
me lo dicen técnicos del puerto, es lo único que sé con alguna claridad, este
proyecto que todavía ni se escribió sobre el dragado de YPF y compañía, estaría
afectando menos del medio por ciento de los humedales existentes, medio por
ciento…”.

Dejarlo pasar
Las conclusiones
que resultaron de la reunión mensual de la Comisión Asesora Ambiental del HCD
fueron ingresadas al cuerpo un día después del encuentro, cuando su presidente
Carlos Ocaña elevó un proyecto de resolución para solicitar institucionalmente
al Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB) mayores precisiones
sobre el megaproyecto de dragado elaborado por la empresa YPF.
La documentación que Ocaña pretendía solicitar al CGPBB incluía un estudio de
impacto ambiental, el análisis del impacto que significará extender el puerto
hacia el interior del estuario por la posible instalación de nuevos
emprendimientos industriales y la evaluación de costos y beneficios asociados a
la instalación en el área solicitada por sobre otros sectores alternativos,
incluyendo los cambios asociados al incremento en la intensidad de navegación,
aumento de riesgos por accidentes, entre otras variables de estudio.
Además, el edil radical instaba a realizar un “análisis profundo sobre la
representatividad del sector desde el punto de vista biológico (presencia de
especies amenazadas, endémicas, de importancia comercial) en el contexto del
ecosistema”. Finalmente, proponía analizar también “los valores, bienes y
servicios ecosistémicos que brinda el sector interno de la ría a ser
intervenido”.
La voluntad en contrario de los bloques del oficialismo y Unión PRO impidió que
el reseñado proyecto de resolución tenga luz verde en el recinto. Desde el
bloque que encabeza Julián Lemos indicaron que están de acuerdo con obtener la
máxima información sobre el megaproyecto, pero sostuvieron que el mismo se
encuentra en una etapa tan inicial y primaria que aún no resulta posible exigir
datos minuciosos.
El mismo día en que se llevó a cabo la sesión del HCD, la vicepresidenta de la
Asociación Huellas, Lucía Soler, remitió a Ocaña una nota donde expresaba la
“creciente preocupación” con que la entidad -encargada de la protección de la
biodiversidad- ve al proyecto que incluye el dragado en el estuario bahiense.
“El lugar del emplazamiento del proyecto, estaría ubicado en una zona que fue
identificada por investigadores y especialistas como de gran valor para la
conservación, y que constituye una zona altamente sensible al impacto humano.
Los humedales de Puerto Cuatreros brindan numerosos bienes y servicios
ecológicos a la región costera, incluidas las localidades de Bahía Blanca y
General Daniel Cerri. Dichos servicios naturales, y que por ello no poseen
costo para la comunidad, son escasamente conocidos por la población y muy poco
considerados al momento de iniciar este tipo de emprendimientos regionales
cuyos objetivos no son claros y no responden al beneficio regional integral”,
dice Soler en su misiva al concejal radical que encabeza la Comisión Asesora
Ambiental.
En tanto, algunos concejales hacían consultas respecto a qué organismo estatal
podría suministrar información respecto a la propiedad de las tierras donde se
emplazaría eventualmente la planta regasificadora de YPF y sectores aledaños.
El origen de esta iniciativa estaría vinculado al rumor de posibles operaciones
inmobiliarias realizadas recientemente en la zona lindera a la localidad de
General Daniel Cerri.




facebook
Twitter
Follow
2011-07-25 21:04:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp