©Todos los derechos compartidos

Derrame de petróleo
Categoría: Ecología

El lunes 15 se produjo un derrame de petróleo que pintó de negro unos 40 metros de tierra en el kilómetro 11,5 de la ruta nacional 35 que une nuestra ciudad con la capital pampeana de Santa Rosa. El hecho advertido a Defensa Civil por un conductor ocurrió a aproximadamente unos 30 metros de la cinta asfáltica.
Raúl Lugones, integrante del organismo comunal, informó a EcoDias que “una vez que recibimos el llamado llegamos al lugar, vimos cómo fluía el crudo de una válvula y dedicamos el trabajo a hacer una contención con tierra, con el trabajo de palas, e hicimos tipo una pileta donde quedó contenido todo lo que iba fluyendo para que no siga contaminando la tierra del campo privado”.
En primer término se pensó que el incidente se produjo por una falla en la válvula pero luego se confirmó que personal de la empresa que transporta el crudo, Oleoductos del Valle, “había estado haciendo un trabajo de mantenimiento y aparentemente el caño quedó en el aire, no quedó apoyado en la tierra, y cuando le empezaron a dar presión esto hizo que tuviera una pequeña fisura por donde fluía el crudo”.
El secretario general del Sindicato Petrolero y Gas Privado, Gabriel Matarazzo, explicó que “este no es un caño que depende directamente de la refinería (de Petrobras) sino que es un transporte”.
Según detalló, “desde la cuenca neuquina ese oleoducto es operado y mantenido por la empresa Oldelval. Entra en un principio en la refinería de Petrobras y sigue de largo hacia el Puerto Rosales donde se hace almacenaje, y distribución luego hacia refinerías que están en La Plata, Dock Sud y Campana. Creo que en barcos también se transporta hacia la refinería de San Lorenzo, en Santa Fe”.
“No tengo conocimiento de que haya sido reparado en los últimos años, por lo tanto esos caños deben tener ya un tiempo prolongado y deberían tener un mantenimiento acorde a su antigüedad”, opinó el dirigente petrolero.
Respecto a las consecuencias que puede traer un derrame de estas características, Matarazzo aseguró que, más allá del daño ambiental implicado sólo por tratarse de petróleo, “en principio no es un producto altamente inflamable con temperaturas bajas, pero expuesto al ambiente con altas temperaturas lógicamente empieza a destilar”.

Preocupación en el “5 de Abril”
Días antes de este accidente, los vecinos del barrio 5 de Abril habían mostrado su preocupación por la instalación de otro oleoducto cuya traza se desarrolla a 50 metros de la escuela del sector y muy cerca de las vías del ferrocarril.
“Esa es una fuente alternativa de alimentación para la refinería de Petrobras en Bahía Blanca y el recorrido es desde la empresa de almacenamiento y distribución de petróleo que es la firma Oil Tanking que está en Puerto Rosales. Desde ahí reciben el petróleo en barco y a través de ese oleoducto se alimenta la planta”, aclaró Matarazzo.
En ese caso se trata de caños nuevos, por lo cual “se entiende que no debieran traer aparejado un mayor riesgo”.
“Vos me decís, ¿hay riesgo de que eso fuese una bomba explosiva? No. ¿Puede haber en el futuro riesgo de derrame? Y… como todo caño que trae petróleo, ante cualquier pinchadura o rotura, obviamente puede generar algún tipo de derrame. Ese es el mayor riesgo al que pueden estar expuestos, que no es menor”, comentó el gremialista y reconoció: “Yo me pongo en el lugar de los vecinos del 5 de Abril y a mí no me gustaría que me pase un caño de petróleo cerca de mi casa”.
A mediados de la semana pasada la obra de instalación del oleoducto fue paralizada tras la confirmación de que la empresa realizó el cambió de traza sin los permisos correspondientes.

facebook
Twitter
Follow
2008-09-20 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp