©Todos los derechos compartidos

Cuando los saberes se hacen acciones
Categoría: Ecología

La escuela es un espacio en el que los niños y niñas, adolescentes y adultos pueden poner en acción aquello que van aprendiendo. Sólo bastan buenas ideas, ganas de llevar adelante proyectos participativos y una comunidad educativa que los contenga.
Porque valoramos la riqueza que existe en cada proyecto llevado a cabo en un aula con el aporte de docentes y alumnos, creemos que es necesario y positivo que sean conocidos para que puedan servir de incentivo. Invitamos a las escuelas y docentes que estén trabajando en proyectos de este tipo que se comuniquen con la redacción para hacerlos conocidos y -por qué no- replicables.

En esta edición las escuelas 50 y 60 comparten su experiencia.

A la escuela con todas las pilas
Cuarenta alumnos y dos maestras de la escuela Nº 50 “Miguel Cané”, ubicada en Newton 3400, llevan adelante una campaña de recolección de pilas con la colaboración de la Municipalidad de Bahía Blanca.
Los estudiantes de sexto año -de entre 11, 12 y 13 años- junto con las maestras Gabriela Lamas y Luján De Mónaco a principio de año comenzaron a trabajar con el tratamiento de pilas, un material que tirado a la basura es altamente contaminante.
“Conocimos las charlas que daba la Municipalidad y a partir de ahí nos enganchamos con los chicos en proyectos de distintos temas, todos relacionados con la ecología, tema que empezamos el año pasado a tratar con los alumnos. Uno de esos fue el de las pilas”, especificó Lamas.
El primer paso fue la comunicación con el Departamento de Saneamiento Ambiental de la comuna para interiorizarse de las acciones a llevar adelante para concretar una campaña de recolección de pilas, que requieren de un tratamiento en el almacenaje para evitar que el mismo acopio, por voluntarioso que parezca, no sea más peligroso. “Vinieron a darnos una charla, donde los chicos vieron qué pasaba con las pilas que se tiran a la basura”.
Al principio quisieron extender la campaña a toda la escuela, por medio de cajas ubicadas en distintos lugares del establecimiento. Y al ver que daba resultado, la extendieron a los barrios de influencia: Rosendo López, Villa Muñiz, 17 de Junio II, 12 de Octubre y El Oasis.
“Llevaban cajas a los kioscos de los barrios, las dejaban con cartelitos anunciando la campaña y después las pasaban a buscar para juntarlas acá. Juntamos muchísimas, más de la mitad de un contenedor de los que nos prestó la Municipalidad”, agregó De Mónaco.
Incluso contaron con la colaboración de la sucursal 32 de la Cooperativa Obrera de Rincón 3490. También algunos de los papás extendieron la iniciativa en sus trabajos, llevando una caja de la campaña.
Luego de acopiar el material en los contenedores, el personal de Saneamiento Ambiental pasaba a retirarlas para procesarlas. “Los chicos están entusiasmados y lo trasmiten en la casa. Antes de empezar con la campaña mandamos a los hogares de cada uno una encuesta para ver qué sabían del tema y nos sorprendimos al ver que conocían bastante del tema, aunque finalmente igual terminaban en el tarro de la basura. De todas maneras, lo que más les llama la atención es el peligro ambiental que conocieron que causa una simple pila tirada en la calle o la manipulación de las mismas. Tomaron conciencia de tal manera que incluso las empezaban a traer en bolsitas o cajas desde sus casas”, finalizó Lamas.

Programa de pilas
Bahía Blanca posee un Programa Integral de Pilas -que desarrolla el Departamento de Saneamiento Ambiental, dependiente de la Subsecretaría de Gestión Ambiental del municipio-, que comenzó a funcionar en octubre de 1998.
Mirna Damiani, de Saneamiento Ambiental, nos refiere que el objetivo del programa es tratar las pilas de uso corriente, tales como pilas botón, cilíndricas o de uso hogareño, baterías de celulares y acumuladores eléctricos, ya que los metales pesados que las pilas contienen (principalmente mercurio, cadmio y plomo), se transforman en factores de riesgo de contaminación del suelo y el agua, representando un peligro para la salud. Con evitar que estos elementos lleguen al suelo se minimiza la contaminación que pueden producir tanto en el relleno sanitario, suelos o napas subterráneas.
El programa cuenta con las siguientes etapas:
1. Recolección a cargo del Departamento de Saneamiento Ambiental, Delegaciones Municipales y Cooperativa Obrera en sus sucursales -aproximadamente unos 80 puntos en toda la ciudad-.
2. Clasificación de los distintos tipos de pilas y baterías y acondicionamiento según su tipo, a cargo del Departamento de Saneamiento Ambiental.
“Las pilas botón las embolsamos con un polvo secuestrante, neutralizante e inhibidor, en bolsas de polietileno, y las enclaustramos en bloques de hormigón vibrados debidamente identificados”. Finalmente se destinan a un relleno de seguridad próximo a Bahía Blanca.
“Las cilíndricas son clasificadas y adecuadas en caños de PVC y con material secuestrante tipo bentonita con el mismo destino final, al contrario que las baterías de celulares agotadas que son enviadas para su posterior reciclado a una empresa emplazada en Ramallo”, explicó Damiani.
En el caso de los acumuladores eléctricos, si bien es mínima la cantidad, se envían a la empresa SERMAT, de nuestra ciudad, que posteriormente efectúa su reciclado.

No hagamos papelones
La EPB Nº 60, de Humboldt y Fournier, trabaja con el alumnado cuestiones relacionados con el cuidado del medio ambiente y en la búsqueda de concientizar a los más chicos en este tema.
Mariana Alderete es maestra de quinto año y Gabriela Montero es bibliotecaria de la institución. A partir de la iniciativa de ellas comenzaron a trabajar con los chicos de dos cursos de la escuela en distintas temáticas relacionadas al medio ambiente.
“No le pusimos nombre al proyecto, pero para la campaña usamos frases jugando con el término papel, como ‘Hacé buen papel’, ‘No hagas papelones’, todo vinculado a la naturaleza y del medio que nos rodea”, contó Mariana.
“Hicimos un curso de medio ambiente en la Municipalidad, y nos pareció muy interesante la charla de la Ecoplanta y lo que hacen con la separación de la basura y el destino que le dan. Cuando nombraron el tema de la elaboración del compost y el canje de papel por compost, charlamos la posibilidad de hacer un proyecto institucional en la escuela con los chicos cuando volvíamos de las vacaciones”, detalló Gabriela.
“Así nos pusimos todos en campaña para juntar papel y vimos que los chicos se entusiasmaron. Al principio pensamos hacerlo una semana, pero al término de esa primera campaña habíamos juntado tanto papel y cartón que decidimos seguir un escalón más”, aportó Mariana.
Luego se comunicaron con la Ecoplanta para canjear el papel acopiado por compost orgánico producido en la planta cerrense. Pero una vez obtenido el abono, decidieron avanzar: “Pensamos qué hacer con la tierra, incluso pensamos en trabajar con la quinta que hay en la escuela y pertenece a la secundaria que comparte el edificio. Así que optamos por hacer plantines para distribuir entre los chicos”
“No queríamos juntar papel por juntarlo y nada más, sino que todo tuviese un fin, por eso a partir de la separación hicimos el canje y con eso los plantines de acelga, que se pueden plantar todo el año”, expresó Gabriela.
Los chicos se encargaron de la difusión del proyecto, con afiches para la escuela, cajas señalizadas para depositar allí papeles, llevaron a sus casas la propuesta y lo trasmitieron a sus pares.
“La idea no es que quede dentro del aula, sino que traslademos el principio a la familia, para crearles conciencia del cuidado en cada pequeña acción”.
La próxima tarea de los chicos será el reciclado artesanal de papel en el aula, con el que después se fabricarán folletos caseros con temas ambientales para llevarlos a cada hogar. Los temas serán, entre otros, la separación de residuos, cómo se hacen los plantines y algunos consejos más para que cada uno haga un aporte ecológico desde su casa.

facebook
Twitter
Follow
2008-09-20 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp