©Todos los derechos compartidos

Una fiesta de la justicia
El martes 8 de julio de 2014 se inició el tercer juicio por crímenes de lesa humanidad contra 24 imputados. Los hechos que se les acusan fueron cometidos en el ámbito de la Armada Argentina con sitio en la Base Naval Puerto Belgrano.
Categoría: Derechos Humanos

El martes 8 de julio de
2014 se inició el tercer juicio por crímenes de lesa humanidad contra 24 imputados.
Los hechos que se les acusan fueron cometidos en el ámbito de la Armada
Argentina con sitio en la Base Naval Puerto Belgrano.

Llegar
a un lugar a las 8.30 de la mañana con quién sabe cuántos grados bajo cero de
temperatura y encontrarse con un rocanrol al palo de los Attaque 77, no es
normal en Bahía Blanca. Que termine esa canción y sin siquiera poder tomarse un
respiro, arranque Divididos mucho más al palo, es menos normal aún.
Que con el frío que hacía haya gente bailando al ritmo de los temas es al menos
sorprendente para quien recién llega a horas tan tempranas. Que en Bahía Blanca
no se haya visto ningún vecino o vecina quejándose por el ruido es lo menos
normal de todo lo dicho. Pero qué bueno que estuvo…estuvo buenísimo… La avenida
Colón cortada para el tránsito y con gente festejando en el medio de la calle
con música bien fuerte, no tuvo precio.
No había miles de personas, es verdad pero quienes estaban le pusieron una pila
pocas veces vista en estas coberturas de juicios que venimos realizando.
Tal vez algún desprevenido transeúnte no sabía lo que ahí pasaba ni qué se
festejaba. Pero los que preguntaron y afinaron el oído se enteraron que estaba
por iniciarse el tercer juicio a represores en Bahía Blanca.
En esta oportunidad se trata de la llamada causa “Armada Argentina” que juzga a
24 imputados por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última
dictadura militar. Los hechos que se les imputan ocurrieron justamente en el
ámbito de la Armada con sitio en la Base Naval Puerto Belgrano.
Un día antes, surgía la noticia de la muerte de uno de los 25 represores que están
en el banquillo, Félix Botto, pero eso no empañó lo que fue una verdadera celebración
de inicio.
Al igual que los anteriores, el juicio es en las dependencias que la
Universidad Nacional del Sur tiene en avenida Colón 80. Desde la calle quienes
hacían el aguante eran los integrantes de la Mesa por el Juicio y Castigo,
siendo algunos de ellos la APDH, HIJOS y la Red por el Derecho a la Identidad.

Voces
No jugaba Argentina, faltaba para eso, se festejaba otra cosa y allí estaba
Anahí Junquera de H.I.J.O.S. quien explicó a EcoDias la alegría: “Estamos muy
contentos porque era un juicio muy esperado y ya comenzó así que estamos en un
muy buen momento de inicio con frío por supuesto pero son 25 imputados los que
están ahora, eran 26 (Alejandro Lawless está prófugo) pero ayer falleció uno y
bueno son momentos para festejar que hay justicia. Nosotros siempre estamos en
esta búsqueda y para nosotros es un orgullo poder estar transitando estos
momentos de juicios de lesa humanidad”.
Acerca de las expectativas que tienen para este juicio, son bien parecidas a
las de los anteriores que por cierto de alguna manera se cumplieron: “La
expectativa siempre es la condena a perpetua y en cárcel común y efectiva, esas
siempre son las expectativas, pensemos que estas personas, estos genocidas llegan
con un montón de pruebas que tienen en su contra y que tienen sobradas pruebas
para que lleguen a estos debates. Por supuesto que nosotros siempre creemos que
tienen que ser todos condenados a perpetua”.

Protegidos como nunca
Julia Pizá también forma parte de H.I.J.O.S. y brindó a EcoDias algunas
palabras de cómo se estaba viviendo esa histórica mañana de frío bahiense: “Nuestro
lema es memoria, verdad, justicia y alegría. La justicia nos trae alegría
porque nos permite recomponer, recomponer las heridas propias, las heridas que
tenemos como sociedad sobre todo. Creemos que la justicia es el único camino,
este es un juicio muy esperado porque tardó mucho y es un juicio de dimensiones
que todavía no conocemos. La Armada en Bahía Blanca tuvo una influencia muy
grande en toda la zona, inclusive más que el Ejército. Lo que fue la Base Naval
Puerto Belgrano en dimensiones creo que es la segunda después de la ESMA y no
nos damos cuenta de eso”.
En ese sentido, Julia agregó más detalles acerca de la importancia el juicio
por todo lo que la Armada Argentina significa y significó en el Terrorismo de
Estado: “La Armada tiene ramificaciones en lo que es La Nueva Provincia,
contacto con La Nueva Provincia, el asesinato de los obreros gráficos Heinrich
y Loyola, aparte están probadas conexiones desde la Armada con otros centros
clandestinos del país, con otras jurisdicciones. Digamos, el centro de
inteligencia estuvo acá en la Armada más que en el Ejército”.
Julia se lamentó de la muerte del represor Botto a tan poco tiempo de iniciare
su juzgamiento: “Lo de ayer la verdad que nos cayó como un balde de agua fría
porque hubo varios ya fallecidos y que este Botto fallezca un día antes y muera
impune realmente parece a propósito. Se va triunfante pero, lo que decimos siempre,
en cada condena estamos condenando a todos y cada juicio, cada sentencia, nos
cura un poco a todos. Entonces, nos da bronca eso pero sabemos que va a haber
justicia”.

Ingresos cubiertos
Al igual que a Anahí, a Julia se la vio con confianza en torno a los
resultados que pueda arrojar este juicio que recién arranca: “Creemos en la
justicia, creemos en esta democracia, creemos que es un momento histórico, que
este juicio como todos son únicos en el mundo, tienen trascendencia mundial. Es
el único país que juzga a sus genocidas con tribunales naturales de Argentina y
no con tribunales internacionales. Por ahí no logramos tener la dimensión de lo
que significan los juicios por delitos de lesa humanidad en este país. Estamos
haciendo historia”.
Mientras conversábamos con Julia, relojeábamos la puerta secundaria de ingreso
a la universidad porque por allí estaban entrando al edificio, doce de los 24
acusados. Y hasta ahí, o mejor dicho hasta la valla de contención, se acercó
Eduardo Hidalgo de la APDH, para mirarles la cara. Sin embargo se llevó la
sorpresa de la mañana ya que cada represor fue fuertemente protegido (tapado)
por los escudos del Servicio Penitenciario Federal.
Nos acercamos a Eduardo y conversamos con él sobre eso e ironizó en cuanto a lo
observado: “No los alcancé a ver bien porque ahora los tapan, los cuidan porque
como nosotros cada vez que hemos logrado enjuiciar a alguien o detener a
alguien o que los traigan frente al tribunal, les disparamos con armas de alto
poder, los tapan para cuidarlos. La verdad que me dan un asco bárbaro estos
tipos, los ponen con escudos como si alguna vez hubiéramos agredido a alguien”.
Eduardo destacó que es el Servicio Penitenciario Federal el que cuida a los
imputados de la manera descripta: “Es la lógica que da cómo se manejan con
estos tipos y cómo se manejan con otras cuestiones que son de la cotidianeidad
como cuando uno ve cómo a los delincuentes comunes los cagan a fierrazos en las
comisarías pero a estos los cuidan con escudos”.
Decíamos que los que ingresaron a la audiencia fueron doce de los 24 acusados.
La otra mitad la presenció desde los tribunales de Comodoro Py mediante el
sistema de videoconferencia. Ese es otro beneficio por parte de los imputados:
“Creo que hay que ajustar algunos detalles, no puede ser que vengan cuatro o
cinco a estar presentes en la audiencia me parece que tienen que estar todos.
Me parece que el tribunal en ese sentido está siendo excesivamente flexible, a
nosotros no nos está gustando esto, lo hemos charlado con la gente de HIJOS. Ya
vamos a ver qué medida tomamos en términos judiciales para que esto cambie porque
si no vamos para atrás”.

30 mil dando vueltas
Tal vez la más buscada por el periodismo local fue Taty Almeida de Madres
de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Ella se vino desde Capital Federal para poder
ser parte también de la fiesta: “Así hay que recibir este juicio, con alegría,
con esperanza, acá están los 30 mil dando vueltas y también están festejando
ellos que esta justicia legal haya llegado por fin”.
Taty señaló a EcoDias que más allá de que muchos represores se están muriendo
sin justicia, la llamada impunidad biológica, también muchas madres y abuelas,
por cuestiones de edad, se están perdiendo de ver cómo nuestro país hace
justicia con su historia y su pueblo: “Por razones de edad están muriendo (los
represores) como también nosotras que desgraciadamente muchas madres y al decir
madres digo abuelas, familiares, padres de Plaza de Mayo, no puede ver cómo
estos días históricos llegan”.
Si algo tiene de particular este juicio es que va a salir a la luz en las
audiencias el papel del diario La Nueva Provincia: “La verdad sale, tarde o
temprano sale y ya no hay marcha atrás así que también a ellos se los juzgará”.
Taty hizo hincapié además en la necesidad e importancia de que cada condenado
cumpla su castigo en cárcel común y efectiva: “Eso es lo que hay que trabajar
que estábamos comentando los otros días. No puede ser la prisión domiciliaria,
de ninguna manera, es cárcel común, común para todos. Así que son de las tantas
cosas que hay que seguir trabajando”.

Acto de Justicia
Mientras Taty seguí atendiendo a los periodistas, aprovechamos para entrevistar
a Néstor Alberto Giorno a quien ya conocemos por haber testimoniado en el
primer juicio a los represores en Bahía Blanca, ya que Giorno fue una de las
tantas víctimas de la dictadura militar. Giorno, quien fue intendente de Punta
Alta, comentó sus sensaciones. “Significa un acto de justicia, fundamentalmente
eso, es un tema que directamente nunca pensamos que se iba a poder desarrollar,
nunca pensamos que iba a poder tener final y verdaderamente gracias a Dios hoy
estamos viendo que hay posibilidad de justicia en esta patria y que gracias a
Dios hubo un gobierno nacional y popular que directamente hizo cumplir la ley y
que hoy estamos a punto de ver a todos los que motivaron a todo este gran
desastre nacional de desencuentro en los argentinos a partir de 1955. Yo no lo
remonto al 76 sino al 55, hoy tenemos la oportunidad de ver la posibilidad de
una luz de justicia”.

Un rato después nos fuimos para el Aula Magna de la Universidad Nacional del
Sur, específicamente al piso superior destinado a los medios de comunicación. Ahí
el clima era más tranquilo y el frío ya no se tenía que sufrir tanto como
afuera. Justamente afuera quedaron militantes, amigos, familiares, víctimas,
todos ellos, se insiste, haciendo el aguante para que se llegue a la justicia.
Y adentro nosotros tratando de transmitir lo que allí ocurrió.
Así como la custodia fue fuerte como nunca en el ingreso a la UNS, también
previo al juicio, cuando ya estaban ubicados en la platea, los doce represores
presentes tuvieron una custodia que no se había visto en ninguno de los dos
juicios que se llevaron a cabo en Bahía.
Finalmente, llegaron los jueces y arrancó el tercer juicio. Esta vez el
tribunal lo encabezó el doctor Martín Bava acompañado por sus pares, José
Triputti y Jorge Ferro, junto a Marcos Aguerrido. Una nueva historia empezaba a
escribirse.

Aquí están, estos son…
La causa número 1103 es conocida como “Armada Argentina” y está caratulada
como “Fracassi, Eduardo René y otros…”. La misma comprende delitos de lesa
humanidad cometidos bajo el ámbito de la Armada Argentina, específicamente en
la Base Naval puerto Belgrano.
Inicialmente los imputados en esta causa eran 26 pero Alejandro Lawless está
prófugo al tiempo que falleció Félix Botto. De esta manera quedaron 24
acusados, doce presencian físicamente el juicio mientras que otros 12 lo hacen
por videoconferencia desde los tribunales de Comodoro Py.
Quienes permanecieron en las plateas del Aula Magna de la UNS fueron: Víctor
Aguirre, Luis Bustos, Felipe Ayala, Raúl Domínguez, Víctor Fogelman, Julio
González Chipont, Francisco Martínez Loydi, Héctor Selaya, Carlos Stricker,
Leandro Maloberti, Domingo Negrete y Néstor Nogués.
Por su parte, por videoconferencia se pudo ver a Tomás Carrizo, Oscar Castro,
Félix Cornelli, Enrique De León, Eduardo Fracassi, Manuel García Tallada,
Edmundo Oscar Núñez, Raúl Otero, Gerardo Pazos, Pedro Pila, Luis Pons y José
Luis Rippa.
Durante la primera audiencia se leyeron las acusaciones lo cual ocupará algunas
audiencias más. Por cierto, debido a la feria judicial, el juicio entra en
receso hasta los primeros días de agosto.
Mientras transcurría un cuarto intermedio anunciado por el tribunal EcoDias
dialogó con el fiscal José Nebbia: “Comenzó, llegó la fecha con la lectura de
las acusaciones y ahora será cuestión de discurrir las audiencias hasta que
comiencen a declarar los sobrevivientes y los familiares”.
Acerca de esta primera etapa, explicó: “Cualquier debate oral comienza con el
anoticiamiento a los imputados de qué se los va a acusar en el debate.
Cuando se comienza el debate oral se señala de qué se van a tener que defender,
eso es esta lectura. Como son muchos imputados, es una causa compleja, lleva
varias audiencias y es más largo que en un juicio llamémoslo por un delito como
un robo, homicidio o de drogas”.
EcoDias también habló con el fiscal Miguel Palazzani quien brindó un par de
reflexiones: “Es como estamos escuchando en la lectura, la oportunidad absoluta
y amplia de defensa de todos los imputados. Estamos escuchando que tuvieron
espacio y tiempo como corresponde para ejercer su derecho de defensa”.
La otra reflexión, dijo “es más general y es el rompimiento simbólico que
significa estar juzgando a personajes de la Armada que perpetraron el
exterminio en un ámbito como es la universidad. Como sabemos a la Armada le
quedó en ese reparto de poder, el área de ecuación y aparece como una situación
que me parece digna de destacar que se esté realizando en un ámbito
universitario. A la vez me genera también la reflexión de cuántas cuentas
pendientes nos queda justamente en referencia a lo que hemos heredado, las
continuidades, digo los planes de estudio, los modelos de profesionales que
están produciendo la universidad argentina, las carreras y a la vez y dentro de
las carreras que tenemos, eso, la no ruptura con los paradigmas que nos
legaron”.

facebook
Twitter
Follow
2014-07-11 10:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp