©Todos los derechos compartidos

Por los 30 mil
Durante las audiencias en las que las defensas expusieron sus alegatos, en la vereda de Colón 80, integrantes de HIJOS Bahía Blanca y de diferentes agrupaciones, pintaron con colores un cuadro con los rostros de Heinrich y Loyola en representación de los 30 mil desaparecidos.
Categoría: Derechos Humanos

Durante las audiencias en las que las defensas expusieron sus alegatos, en la
vereda de Colón 80, integrantes de HIJOS Bahía Blanca y de diferentes
agrupaciones, pintaron con colores un cuadro con los rostros de Heinrich y
Loyola en representación de los 30 mil desaparecidos.

Finalizadas las etapas de alegatos del Ministerio Público Fiscal y de las
respectivas querellas, le tocó el turno de hacer lo mismo tanto a las defensas
oficiales como a las defensas particulares. Dichos alegatos comenzaron en la
mañana del martes 13 de octubre de 2014 pero en esa audiencia hubo menos gente
que de costumbre porque, como ocurrió en los dos juicios anteriores, cuando
llega el turno de que los abogados defensores aleguen, los integrantes de los
organismos de derechos humanos que luchan por memoria, verdad y justicia,
eligen quedarse fuera del edificio.
En lugar de tener que escuchar argumentos que defienden represores, lo que se
busca es ocupar esas horas en algo más productivo y que esté relacionado con el
mismo juicio. Por eso en esta oportunidad se eligió desarrollar una actividad
artística en la que un gran cuadro de Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola,
trabajadores de La Nueva Provincia asesinados en 1976, fue pintado a colores a
través de una técnica del artista Jorge González Perrín.
A raíz de esto, en el edificio que la Universidad Nacional del Sur tiene en
Colón 80 y en el cual se llevan a cabo las audiencias, se pudieron ver dos
escenarios bien diferentes. Por un lado, dentro del Aula Magna se pudo ver y
escuchar a un abogado defensor que descalificó a los juicios por crímenes de
lesa humanidad y que defendió el accionar de sus clientes acusados de
aberrantes delitos. Por otro lado, en las escalinatas del mismo edificio y en
una de las pocas tardes lindas y soleadas que trajo esta primavera, niños,
niñas, jóvenes y adultos, integrantes de organismos de derechos humanos o de
otras organizaciones o simplemente vecinos que quieren justicia, se juntaron
mate en mano a compartir un evento artístico. Como ya se dijo, el objetivo era
pintar los rostros de Heinrich y Loyola pero para representar en ellos a los 30
mil desaparecidos.
Con un clima agradable y en esto no solo hablamos del sol y el calor, se vivió
una jornada alegre a la espera de lo que ojalá sea otra similar el día que
llegue la sentencia.
Mientras en la audiencia un abogado luchaba con la tecnología para poder
mostrar a los jueces en un proyector, unas fotos de los que llamó “tropas
guerrilleras”, afuera Heinrich y Loyola se estaban llenando de colores gracias
a la intervención de los que quieren la verdad.
Todo esto se dio en el marco del tercer juicio a represores que se realiza en
Bahía Blanca por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última
dictadura. El mismo corresponde a la causa número 1103 conocida como “Armada
Argentina” que investiga los delitos de lesa humanidad ejecutados justamente en
el ámbito de la Armada, específicamente en la Base Naval Puerto Belgrano y sus
dependencias.
Los imputados que esperan sentencia son Víctor Aguirre, Luis Bustos, Felipe
Ayala, Raúl Domínguez, Víctor Fogelman, Francisco Martínez Loydi, Héctor
Selaya, Carlos Stricker, Alejandro Lawless, Leandro Maloberti, Néstor Nogués,
Tomás Carrizo, Oscar Castro, Raúl Otero, Gerardo Pazos, Pedro Pila y José Luis
Rippa. A todos ellos se les suman para completar una lista de 23 acusados:
Guillermo González Chipont, Félix Cornelli, Enrique De León, Manuel García
Tallada, Edmundo Núñez y Luis Pons.

Con empuje y alegría
La actividad artística fue convocada por la agrupación HIJOS Bahía Blanca
desde donde se informó que se invitaba a no ingresar a escuchar los alegatos de
los defensores pero sí a compartir una jornada a partir de las 14 en las
escalinatas de la UNS. Ahora bien, hacíamos mención anteriormente a dos
imágenes muy distintas que se vivían afuera y adentro del lugar. Y es que adentro,
unas horas antes, por la mañana alegó el doctor Sebastián Olmedo Barrios,
defensor particular de los acusados Oscar Alfredo Castro, Gerardo Pazos y José
Luis Rippa. Y entre algunas de las cosas que dijo se refirió específicamente a
los juicios mismos que se desarrollan en todo el país contra represores de la
última dictadura. En ese sentido y al introducirse en el tema dijo saber que
contaba con altísimas probabilidades de que los jueces no hicieran lugar a lo
que iba a plantear. Al respecto realizó una contundente conceptualización de
los juicios: “No puedo omitir hacer un análisis de, a mi juicio, la mayor
herejía jurídica que en el ámbito del Derecho Penal, al menos a mí me ha tocado
presenciar que es la instrumentación de estos juicios”.
Para Olmedo Barrios, los juicios violan flagrantemente el artículo 18 de la
Constitución y aplican de manera incorrecta tratados y convenciones
internacionales: “Me refiero a la cuestión de la imprescriptibilidad de estos
delitos y del encuadramiento de los hechos que son materia de este juicio en la
categoría de delitos de lesa humanidad”.
Pese a dejar en claro que conoce los reiterados pronunciamientos de la Corte
Suprema, el abogado insistió con su idea e incluso señaló: “Quiero dejar
sentado porque en algún momento estos juicio se van a revisar, quizás no sé en
la república Argentina pero en algún tribunal internacional, no quiero dejar de
expresar las consideraciones al respecto”.
El doctor Olmedo Barrios siguió su alegato, un rato antes lo había hecho uno de
sus colegas y a la tarde se continuaría con la misma etapa. Pero afuera, a la
hora de la siesta, se vivía otra realidad, se respiraba mejor porque allí estaban
los que sí quieren y respetan estos juicios y que incluso estuvieron muchos
años luchando para que se hagan.
Anahí Junquera, integrante de HIJOS Bahía Blanca, dialogó con EcoDias y explicó
el espíritu de la jornada y por qué no asisten a escuchar los alegatos de las
defensas: “Nosotros desde el primer juicio que se hizo acá en Bahía Blanca
decidimos no entrar porque al ser los alegatos de los abogados defensores de
los genocidas, ellos argumentan todas las cuestiones por las cuales los
genocidas para ellos son inocentes. Y además hay toda una puesta en escena para
con las víctimas y los familiares que estamos ahí adentro del recinto. Entonces
nuestra postura es no entrar”.
En reemplazo de eso, por decirlo de alguna manera, sin dejar de estar ausentes
en el juicio es que eligieron esta modalidad: “Esto ya lo venimos haciendo
desde el primer juicio, en el segundo también, y siempre como estamos cerca de
la sentencia, hacer cosas, actividades artísticas para lo que va a venir en la
sentencia.
En este caso no es una actividad específica para la sentencia sino que vamos a
pintar, la actividad se llama “Pintamos por los 30 mil”. En este caso en
particular vamos a pintar los rostros de Heinrich y Loyola que representan los
30 mil, para nosotros no hay un personalismo en una figura o en un nombre
porque nos parece que son los 30 mil pero en este caso específico es porque es
una actividad que nos la propuso el artista Jorge González Perrín”.
González Perrín viene trabajando con los organismos desde el primer juicio en
Bahía e incluso ha sido entrevistado por EcoDias donde ha explicado aquella
técnica de los cuadros confeccionados por pequeños cuadraditos pintados que
formaban una imagen: “Hicimos los 30 mil cuadraditos que pintamos y que hizo
tan colorida la primera sentencia y ahora nos brindó esta actividad que es de
su obra para pintar los rostros de Heinrich y Loyola. Nos parecía fundamental
que en este juicio que ellos son víctimas, en estas instancias que los abogados
defensores de los genocidas, tienen un argumento de la teoría de los dos
demonios etc., afuera hacer la contraparte y estar pintando a las víctimas del
juicio a la Armada”.
La de Heinrich y Loyola era una foto ampliada para que luego se vayan
recortando en cuadrados que son pintados de acuerdo a las fotos: “Son
actividades que convocan porque como son artísticas la gente se distrae, se
relaja“.
Se pudo ver esperando para pintar a algunos nenes y nenas, EcoDias le preguntó
a Anahí si ellos preguntan a los más grandes sobre el tema o acerca de quiénes
son las personas de las fotos que están pintando: “Por lo general sí, a veces
ya lo saben porque al estar en contacto con la propia actividad ellos van
percibiendo, van recibiendo lo que estamos haciendo, depende de los nenes”.
Para Anahí, ésta y las del primer y segundo juicio, son actividades que no se
miden por los resultados sino que ya el hecho de hacerlas ya da por cumplido el
objetivo: “Es el hecho de encontrarnos, de estar tomando mate, de tener un
objetivo claro, ya es totalmente satisfactorio y cumplido el objetivo que
queremos. La idea es visualizar los juicios, en qué instancia estamos, nos
estamos preparando para la sentencia, siempre con mucho empuje, con mucha
alegría que es lo que nos caracteriza porque no la hemos perdido nunca, porque
tenemos juicios, porque se están juzgando 23 genocidas que no es poco. Si
llegamos hasta acá es porque hubo una lucha muy ardua anteriormente con todas
las vicisitudes propias que tiene el proceso judicial en el cual estamos
nosotros atentos a eso. Pero realmente la actividad en sí nos genera el placer,
el compromiso y el objetivo cumplido de estar difundiendo los juicios acá en la
ciudad”.

facebook
Twitter
Follow
2015-10-23 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp