©Todos los derechos compartidos

Militares si, civiles no
En entrevista con EcoDias el fiscal José Nebbia afirmó que todas las causas relacionadas a crímenes de lesa humanidad que involucran a civiles, se encuentran paralizadas. Esta situación describe los mecanismos para que determinados hechos continúen impunes en Bahía Blanca.
Categoría: Derechos Humanos

En entrevista con EcoDias el fiscal José Nebbia afirmó que todas las causas
relacionadas a crímenes de lesa humanidad que involucran a civiles, se
encuentran paralizadas. Esta situación describe los mecanismos para que
determinados hechos continúen impunes en Bahía Blanca.

Semanas atrás se conoció la decisión de la Cámara
Federal de dictarle falta de mérito al arzobispo Guillermo Garlatti respecto a
la acusación que pesaba en su contra en cuanto al posible encubrimiento del
ahora fallecido cura Aldo Vara, a quien en su momento se lo buscaba por su
participación en los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última
dictadura militar.
En aquella oportunidad se había denunciado a Garlatti ya que desde el arzobispado
se pagaba el dinero de la jubilación de Vara el cual era cobrado por el
apoderado de éste, Leopoldo Bochile.
Finalmente la Cámara resolvió revocar la acusación. Desde EcoDias consultamos al
fiscal José Nebbia quien junto a su colega Miguel Palazzani, hicieron la
denuncia contra Garlatti.
Sin embargo no fue el único tema conversado con Nebbia ya que éste hizo
hincapié en todas las causas que involucran a civiles con algún tipo de participación
o complicidad con delitos de lesa humanidad, debido a que ellas tienen algo en
común y es que se encuentran totalmente paralizadas.
Ejemplo de ellos es la causa que se le sigue a Vicente Massot, director del
diario La Nueva Provincia: “La causa Massot está paralizada después de la
maniobra materializada por el secretario (Mario) Fernández Moreno. La defensa
recusó a Coleffi como sabemos, Coleffi aceptó esa recusación, se excusó. La
Cámara nombró como juez subrogante a un abogado de la matrícula (Claudio
Pontet), nosotros recusamos al abogado de la matrícula, esa recusación está
pendiente en la Cámara pero también informamos de la situación al Consejo de la
Magistratura y la Cámara inclusive después de nuestra presentación, elevó una
nota al Consejo de la Magistratura a partir de que la designación de Pontet no
está hecha de acuerdo a la ley a la reglamentación de subrogancia. Para
resumir, la causa Massot está hoy paralizada esperando que se resuelva la
recusación sobre el juez, nosotros entendemos que tiene que intervenir el
Consejo de la Magistratura y nombrar de acuerdo a la ley de subrogancia un
nuevo juez”.
Nebbia también señaló que se recusó al secretario tanto en la causa que tiene
como protagonista a Massot como en el resto de las causas y al juez subrogante
Santiago Ulpiano Martínez. Básicamente, agregó, en ninguna de las causas hay un
juez fijo, titular.
En ese sentido y teniendo en cuenta la situación de las causas que refieren a
civiles, Nebbia fue claro en cuanto a lo que sucede en esta jurisdicción: “La
situación de Bahía es totalmente anormal. Nosotros recusamos a los jueces por
sobrados motivos que ya son públicos y conocidos como también así es totalmente
inaudita la conducta del secretario”.
Respecto a los hechos que demuestran lo que se vive en el ámbito judicial
local, Nebbia enumeró el escrito presentado por el secretario y la calaña de
ese escrito que cristalizó la maniobra anunciada por los fiscales como fue
dinamitar la causa de Massot; correr al juez Coleffi y desprocesar y dictar la
falta de mérito a Garlatti “con la trampa de buscar nuevas pruebas cuando
Garlatti digamos fue básicamente encontrado en flagrancia, el delito lo estaba
cometiendo al sostener a Vara económicamente, ayudarlo de alguna manera a esta
prófugo. Y entonces eso marca también lo que es la jurisdicción Bahía. Todas
las causas donde se apuntaba a civiles, están absolutamente frenadas”.
Las causas a las que refiere son: la que involucra a Massot, la que lo hace con
Hugo Sierra, la de Gloria Girotti a quien le dictaron falta de mérito
recientemente, decisión que va a ser apelada, y también la que denuncia la
complicidad de Garlatti, “y el único juez que avanzó sobre esos aspectos, sobre
las complicidades civiles que concretamente es Coleffi, hoy se encuentra
sumariado, denunciado penalmente y recluido en una secretaría prácticamente en
el subsuelo del jugado.
Esas son las consecuencias de querer avanzar sobre otro de los cómplices y
autores de la masacre del genocidio que vivimos en Argentina”.
Por si no quedó claro y para que se entienda la importancia de lo que está
pasando en Bahía, Nebbia reafirmó: “Las
causas contra civiles paralizadas y el único juez que se animó a avanzar:
sumariado, denunciado penalmente y recluido en una secretaría sin ningún tipo
de injerencia”.

De nuevo en la largada
Retomando en detalle alguna de las causas mencionadas, Nebbia hizo una
breve reseña respecto a lo actuado en la que concierne a Vicente Massot: “Massot había sido indagado,
había tenido una ampliación de indagatoria, estaba lista la situación para que
se pronuncie el juez sobre el mérito de la prueba, si había que procesarlo o
no. Nosotros presentamos el escrito ratificando lo que sosteníamos desde un
comienzo que se debía procesar a Massot, que el cuadro probatorio era
abundante. Sucedió que al día siguiente, a menos de 24 horas que nosotros presentamos
el escrito, un escrito de más de 500 páginas reforzando nuestra postura sobre
lo claro de la situación de procesamiento, a menos de 24 horas el secretario
presenta esas notas por todos conocidas echando el manto de duda que después
terminó con la salida del juez Coleffi de la causa. En la recusación del
secretario nosotros pusimos de manifiesto esto y el abogado Pontet de hecho le
da más entidad a lo que dice el secretario Fernández Moreno que a lo que dice
el juez por entonces Coleffi cuando acepta la recusación y marca la maniobra
llevada adelante por el secretario Fernández Moreno en connivencia de el juez
subrogante el secretario Martínez”.
Para los que trabajamos periódicamente con este tipo de temas y también para
todas aquellas personas que están interesadas en la búsqueda de verdad y
justicia, la siguiente declaración de Nebbia es dura y contundente pero marca
la realidad que se vive hoy: “Nosotros iniciamos nuestro camino en Bahía Blanca
en 2013, volvimos al punto de partida. Todas las causas que habían avanzado
sobre responsabilidades civiles retrocedieron dos años.
El tiempo que va pasando es impunidad. Ese es el panorama en Bahía Blanca. Por
supuesto que nosotros estamos seguros, tranquilos y confiados en el trabajo y
seguimos sosteniendo que por la cantidad abrumadora de prueba, lo que sucede es
escandaloso. Es un escándalo”.
Así como lo hizo con Massot, Nebbia también recordó cómo se fueron dando las
cosas en torno a la denuncia contra Garlatti. “Nosotros nos enteramos que
Garlatti como cabeza de la iglesia aquí en Bahía Blanca seguía pagándole una
jubilación a Vara estando prófugo a Vara y nosotros habiéndole solicitado que
informe sobre la ubicación, diciéndole que estaba prófugo que informe qué sabe
sobre el paradero de Vara. Garlatti en un oficio nos contesta que no sabían
dónde estaba, que no tenían conocimiento de su domicilio. Nosotros nos
enteramos de que se estaba pagando en una entrevista de radio. Nos apersonamos
al arzobispado, nos confirmaron que esto era así y ahí salimos e hicimos la
denuncia en la fiscalía y ahí comenzó la investigación”.
Evidentemente, dijo Nebbia, eso trajo consecuencias inclusive hacia dentro del
Poder Judicial bahiense “porque luego del procesamiento, que el procesamiento
lo dicta el juez Álvaro Coleffi, Coleffi es corrido de todas las causas de lesa
humanidad. No solamente de las que era titular como La Nueva Provincia, en la
de Sierra y en la de Vara sino también en la subrogancia que él cumplía cuando
el secretario Martínez no estaba”.
A partir del procesamiento de Garlatti, la cámara no nombra más a Coleffi como
subrogante en las causas de lesa humanidad y nombra a secretarias de la Cámara.
“Hoy sigue Martínez pero cuando se va Martínez por feria, por licencia, no es
Coleffi el que viene a subrogar a Martínez sino que es una secretaria de la
Cámara”.
Esa misma Cámara es la que decide el desprocesamiento tanto de Garlatti como de
Bochile y dictar la falta de mérito. “El argumento es básicamente inexistencia
de delito, que en realidad Garlatti no ocultó sino que no se le preguntó sobre
ese tema”.
Cuando se buscaba a Vara, organismos de derechos humanos y la misma fiscalía
consultaron a diferentes estamentos de la iglesia sobre el paradero del cura
prófugo: “Si, no solamente aquí sino también ante la conferencia episcopal, a
distintas instancias y órganos de la iglesia. Se escudan en que en los oficios
se solicitaba sobe el paradero de Vara”.
El pago del arzobispado a Vara, a quien se estaba buscando, entiende Nebbia que
es colaboración “si eso no es colaborar no sé qué es colaborar o contribuir”.

Militares si, civiles no
EcoDias consultó a Nebbia sobre la situación de las causas que involucran a
militares con los crímenes de lesa humanidad. Una de las causas tiene un juicio
en curso que es el que se desarrolla en la UNS por hechos ocurridos durante la
dictadura en el ámbito de la Armada Argentina.
No es casual que el avance en las causas contra militares sea mucho menos
problemático que el que se intenta en las causas contra civiles: “Cuando se quiere
avanzar un poquito más allá que son digamos los verdaderos poderes instituidos
atrás de los Golpes y las masacres, vemos este control de daños que llamamos”,
dijo Nebbia y agregó: “Con los militares no hay problemas para avanzar, con los
civiles sí”.
Acerca de la actualidad del juicio, Nebbia informó. “Hoy estamos transitando
los últimos testimonios, tenemos por delante dos meses de testimonios en la
causa del primer juicio por Armada. Hay acusados en instrucción por nuevos
hechos y nuevos acusados. Luego tenemos ya también con posibilidades de
realizar dos juicios muy grandes, el tercero por Ejército y el segundo por
Armada de más de una docena de imputados que no aceptaba el tribunal que sean
juzgados también en este juicio. Como mínimo hay dos grandes juicios
posteriores a este”.
Si bien no hay una fecha estimativa que indique cuándo puede finalizar el
juicio, se espera que sea a mediados de año “nosotros entendemos que para mitad
de año debería estar perfilando el veredicto porque si los testimonios terminan
en marzo, quizás los primeros días de abril, ya estaríamos en condiciones de
alegar en el mes de abril, principios de mayo”.

facebook
Twitter
Follow
2015-02-19 00:01:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp