©Todos los derechos compartidos

Juventud y militancia
Armando Lauretti es Doctor en Ingeniería Agronómica egresado de la Universidad Nacional del Sur y fue preso político durante la última Dictadura Cívico Militar, en el penal de Rawson, Chubut.
Categoría: Derechos Humanos

Armando Lauretti es Doctor en Ingeniería Agronómica
egresado de la Universidad Nacional del Sur y fue preso político durante la última
Dictadura Cívico Militar, en el penal de Rawson, Chubut.


“Toda militancia es positiva. Incluso de aquellos que no piensan como yo. Está bien
que se ocupen tanto del tema universitario como del tema no universitario. Ojala
todos tuvieran una visión de lo utilitario de una carrera universitaria y del fin
último de integrarse al sistema productivo. Ojala todos tuvieran o hicieran una
participación, al margen de decir: “cumplo con todas las materias y me recibo”.
Creo que es mejor que todo el mundo milite”.

Armando un tipo tranquilo, atento a cada detalle de nuestra
charla. Ya nos conocemos, por lo que la confianza mutua está establecida de antemano.


Antes de prender el grabador para comenzar con la entrevista,
comienza la corta ronda de mate, sentados en dos tarros grandes de pintura.


Que sea el mes de noviembre en una ciudad plagada de estudiantes
universitarios como La Plata, indica que hay grandes probabilidades de mudanza.
En éste caso, me tocó a mi, justo cuando pactamos la entrevista con Armando.


Vivió en el barrio Villa Mitre de Bahía Blanca hasta que
durante la última dictadura cívico militar, colocaron una bomba en su casa y tuvo
que irse de allí.

Es ingeniero egresado de la Universidad Nacional del Sur
(UNS) y es parte de la generación de hijos de trabajadores que tuvieron acceso a
la educación universitaria. Gracias a que el 22 de noviembre de 1949, Perón estableció
la gratuidad universitaria.

Comenzó sus estudios universitarios durante la dictadura
de
Onganía y en los primeros años de cursada, no hablan de política
dentro de la universidad, a pesar de que tenían conocimiento e ideas desde afuera
de la Universidad. Luego de los primeros dos años, comenzaron junto con otros compañeros
a participar en el Centro de Estudiantes y en grupos diversos, él perteneció primero
al Centro de Estudiantes, luego al frente estudiantil nacional y después por fuera
de la Universidad.

La participación política dentro del ámbito universitario
de la UNS, en los primeros años de cursada de Armando, era nula. En aquellos tiempos
había un par de grandes orientaciones que eran el pensamiento idealista y el pensamiento
materialista, como para rotularlos de alguna manera. Y cada uno empezaba por donde
se le ocurriese o por donde quería. Pero el Peronismo era inexistente dentro de
la UNS, en esa época.

Armando es Peronista y solamente un pequeño grupo se identificaban
con el Peronismo. Por ejemplo, en el Frente Estudiantil Nacional, donde realizó
sus primeros pasos políticos dentro de la Universidad.


Consultado sobre el por qué de esa escasa participación,
juvenil en el ámbito universitario, Amando dice que puede haber sido por el contexto
y por alguna otra particularidad. Aunque ese involucramiento casi nulo por parte
del estudiantado de la UNS, cambió pisando los años ´70, debido a que el ambiente
externo al de la Universidad empezó a tener relativo peso y allí comenzó a ser más
activa la actividad política.

Armando perteneció al peronismo de base. Y en esos tiempos
se pensó que el cambio era rápido y fácil, el hecho de cambiar un país dependiente,
hacia un país independiente. De un país injusto a un país justo. Cuando se es joven
se piensa que a la vuelta da la esquina se va a encontrar el cambio pero los poderosos
todavía tienen mucho poder y es muy difícil sacarles el poder.


En ese sentido, sostiene que cuando se ingresa al ámbito
universitario, se tiene un aporte de ideas y pensamientos desde la cultura y la
mayoría cree que teniendo un título, va a tener una renta. Eso lo empieza a distanciar
del pensamiento del pueblo. Por ende, no hay una vinculación directa entre lo que
piensa la mayoría del pueblo de la patria con lo que piensan los estudiantes, que
también son el pueblo de la patria, dentro de la Universidad. Eso es porque la Universidad,
siempre ha sido una herramienta de dominación y todavía no lo hemos superado.


Por lo general es un vínculo de alguien que tiene un cierto
poder, con alguien que no lo tiene. En este caso el poder del conocimiento, el poder
del análisis sociológico, el poder del conocimiento tecnológico. Ese poder, transforma
a los universitarios en minorías que algunas son radicalizadas, otras son conservadoras,
pero en general se terminan incorporando al movimiento conservador argentino.



-¿Cómo cree que toman los jóvenes
que en este momento militan en la Universidad, la experiencia de aquellos militantes
que sufrieron la última dictadura militar?


A.L- “Yo creo que aquellas agrupaciones
que se identifican con el campo nacional y popular, asumen nuestra experiencia y
espero que reconozcan nuestros errores y aprendan de ellos. Y también están otros
estudiantes que luego de finalizar sus estudios en la Universidad, se incorporan
al status o al stablishment y otros de la izquierda que, pareciera que no aprenden
nunca”.

 
-¿Y con respecto a otras épocas, cree que se hizo más visible
la participación política de la juventud?


A.L- “Solo con la llegada de Néstor
Kirchner al Gobierno, hubo un cambio cultural grande y los jóvenes en todos los
sectores y también en la universidad, aunque no en la medida que le corresponde,
se han incorporado a la política.”-



Según Armando, ese cambio se puede adjudicar al cambio de modelo. Uno modelo que
se construye todos los días. Que tiene como hitos todas las acciones que han pretendido
diferenciarse de todos los gobiernos conservadores que le han precedido. Desde el
fortalecimiento del Estado, como actor, hasta cosas menores. Y es eso lo que ha
marcado a los jóvenes. Y ellos se han dicho a sí mismos, que es posible cambiar
de una patria injusta a una justa y de un país dependiente a uno dependiente.


En ese sentido, Armando Lauretti considera que la Universidad
da herramientas de intervención en la vida, desde el punto de vista organizativo
de la sociedad. Da una apertura de conciencia para ver que cuando se sale de la
Universidad, no se tienen derechos, sino obligaciones. Los estudiantes universitarios,
sostiene armando, “pensamos que cuando nos recibimos, empezamos a tener derechos.
Cuando en realidad tenemos más obligaciones que todos los demás de la sociedad”.


En cuanto a la diferencia entre la participación en política
de los jóvenes de su generación como estudiante y en su etapa de docente universitario,
Armando cree que la participación era muy similar. La diferencia se da cuando se
empieza a hablar de política al margen de lo que es la carrera universitaria. Hablando
de para qué sirve un gobierno, para qué sirve el Estado, en qué situación estaba
la Argentina, como colonia de los países imperiales y en qué situación estaban los
trabajadores. En ese tiempo, no había paritarias, no había gremio que valga. Entonces
cuando se entraba en contacto con esas cuestiones, la sociedad universitaria pasaba
a un segundo plano.


-¿Cómo crees que los jóvenes construyen sus relatos sobre la militancia?

A.L – “Particularmente,
creo o me gustaría, que los relatos hagan más hincapié en las cosas equivocadas
que hizo nuestra generación, porque avanzando sobre los aciertos estamos todos felices.
Pero lo importante es no cometer los mismos errores y ojala los militantes universitarios
no cometan los mismo errores que cometimos nosotros.


En los últimos años que ha transitado
nuestro país, enmarcado en nuevos procesos latinoamericanos de desarrollo colectivo
de las necesidades comunes de la población, la participación juvenil no es una mera
idealización. Sino todo lo contrario. Es uno de los motores que impulsa el cambio
a través de efectivizar una participación activa en la transformación de la realidad
en la que están inmersas sus prácticas cotidianas.


Particularmente, creo o me gustaría,
que los relatos hagan más hincapié en las cosas equivocadas que hizo nuestra generación,
porque avanzando sobre los aciertos estamos todos felices. Pero lo importante es
no cometer los mismos errores y ojala los militantes universitarios no cometan los
mismo errores que cometimos nosotros”.

Entrevista realizada por Mariano Tomasselli a Armando “Torta”
Lauretti – ex preso político.

facebook
Twitter
Follow
2014-11-10 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp