Todos los derechos compartidos ©

Informaron sobre la violencia de género en adultas mayores
El documento destacó que el mayor número de agresores son varones, parejas o ex parejas de más de 65 años.
2021-09-08 17:37:00
Categoría: Derechos Humanos
Informaron sobre la violencia de género en adultas mayores

Fue elaborado por la Subsecretaría de Políticas contra las Violencias por Razones de Género de la Provincia de Buenos Aires con el objetivo de visibilizar los alcances de la problemática en este territorio y proyectar acciones y políticas para la prevención y erradicación de las violencias en todas sus modalidades y ámbitos.

Durante el año 2020 la Línea 144 del Ministerio de las Mujeres de la provincia de Buenos Aires atendió 1.581 llamados de mujeres adultas mayores de 60 años que atravesaron situaciones de violencia por razones de género, lo que representa el 9% del total de 18.307 llamadas recibidas. El 57% de los casos ocurrieron en La Plata, General Pueyrredón, La Matanza, Tres de Febrero, General San Martín, Morón, Avellaneda, Lomas de Zamora, Lanús y Merlo.

Sobre el total de casos atendidos, la gran mayoría implicó la modalidad de violencia doméstica ejercida, en el 51% de los casos, por sus parejas o ex parejas, y en el 44% por parientes directos y otros parientes. Durante el 2020, hubo 16 femicidios de mujeres mayores de 60 años, 9 de los cuales fueron cometidos por las parejas de las víctimas. El 99,9% de las personas adultas mayores que se contactaron fueron mujeres: el 67%, entre 60 y 71 años.

Las personas que ejercieron la agresión son en su mayoría varones (86%): el 27% tienen 65 años o más y el 25% entre 45 y 64 años. Los datos del informe presentado señalan que, en el marco de la violencia doméstica, que se da en el 95% de las consultas atendidas, los tipos de violencia que caracterizan las situaciones analizadas son: psicológica (98%), simbólica (77%), física (57%), económica y patrimonial (51%) y sexual (8%).

Por su parte, los factores de riesgo que aparecen con mayor frecuencia son: amenazas de muerte, 35 %; antecedentes y consumo problemático de sustancias de las personas agresoras, 32% y 31%, respectivamente. Y con menor frecuencia: lesiones, 20%, uso de armas, 15%; discapacidad, 15%; presencia de menores, 14% y aislamiento, 12%. Asimismo, el 60% de las mujeres dijeron contar con parientes no convivientes en su red social de contención.

Las mujeres que se comunicaron a la línea, en su gran mayoría solicitaron información y asesoramiento (91%), mientras que un 5% refirió situaciones de emergencia. El período analizado incluye también las situaciones de violencia por razones de género ingresadas por las plataformas de mensajería, WhatsApp y Telegram, que el Ministerio tiene a disposición.


Situación local

Al tener en cuenta este informe, la Cooperativa de Trabajo Ecomedios dialogó con el abogado de la Coordinación de Políticas de Género de Bahía Blanca, Juan Manuel Ortiz, para poder tener una mirada local sobre esta situación. “Lo que destaca este informe es visibilizar la situación de este rango etario de personas víctimas de violencia que es un porcentaje, al compararlo con nuestra ciudad, es mucho mayor. Se preocupan por este rango porque las víctimas se encuentran en una situación de indefensión aprendida mucho mayor donde sí a una víctima en situación de violencia familiar o de género le cuesta mucho salir de este tipo de relación, en las personas mayores adultas es aún más complicado”, expresó.

Hay que tener en cuenta que salir de una situación de violencia es difícil y más si se trata de un matrimonio de tantos años, de una vida compartida o también por el contexto sociocultural donde las mujeres fueron criadas hace 40 o 50 años atrás. “Refiriéndome a mujeres de 65 o 70 años, le ofrecemos un lugar para irse o una medida cautelar, porque les cuesta tomar la decisión de irse principalmente por una situación económica”, expresó el abogado.

Además Ortíz destacó que cuando las mujeres toman valor de denunciar o irse de sus hogares, se trata de hacerles entender que pueden comenzar una nueva etapa, de que va a mejorar su calidad de vida: “Nos han contado situaciones de que pudieron volver a tomar mate con la vecina o compartir en familia, algo tan sencillo que nos sorprende, algo que uno es una situación normal atraviesa constantemente”.


¿Qué se hace ante una denuncia?

El abogado de la Coordinación de Políticas de Género comentó que en el contexto de pandemia que estamos viviendo se puso en mucha actividad de que se tiene conocimiento una situación y se empieza a iniciar de oficio. Lo más recomendable es que la víctima se acerque a denunciar. “Hay muchos casos donde la víctima no se reconoce como tal, el sistema está preparado para que cualquier persona pueda hacer una denuncia familiar o de género”.

A partir de este punto, si es la víctima la que pide una solución siempre se comunica al Juzgado de Familia para obtener una protección, una medida cautelar, sin necesidad de tener pruebas de las situaciones, ya que esto siempre sucede dentro de cuatro paredes. “Ante la presunción de riesgo, ante un relato con historia y con situaciones humillantes, el Juzgado de Familia suele mayoritariamente decretar una medida cautelar; lo que sí necesita es que lo pida la víctima”, sostuvo Ortiz.

También agregó que la ley de violencia familiar es importante porque al ser tan amplia, permitiéndole a la víctima denunciar cualquier cosa en la que ella se sienta afectada, aunque no constituya delito, se puede denunciar cuando se sienta una afección psicológica emocional y desea que la situación finalice. Cuando se prueba de que hubo delito, pasa a ser competencia de la fiscalía, ya que este ente sí necesita pruebas contundentes del hecho.

Lo más recurrente, lamentablemente, en las denuncias realizadas en la ciudad, tienen que ver con amenazas desde el hostigamiento verbal, situaciones en donde, por ejemplo, un matrimonio que no se pone de acuerdo, comienzan con los insultos. También aparecen amenazas de muerte, o de prender fuego el hogar.

En segundo lugar lo que se ve son las lesiones, aunque hay cada vez menos, porque quizá las mujeres toman conciencia antes para no llegar a ese paso, “pero cuando entrevistamos a las víctimas de si en algún momento fueron golpeadas, responden que sí”, sostuvo Ortiz. En su mayoría, las amenazas y lesiones van de la mano.

Autor: Redacción Ecodías

Relacionados
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

Ecodías es propiedad de la Cooperativa de Trabajo Ecomedios Limitada. (Mat. 40.246). (Mat. 40.246).

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp