©Todos los derechos compartidos

Formar para prevenir
En Bahía Blanca una institución está capacitando preventores en lo que respecta a abuso sexual infantil. Hablamos con una de sus referentes acerca de la problemática.
Categoría: Derechos Humanos

En
Bahía Blanca una institución está capacitando preventores en lo que respecta a
abuso sexual infantil. Hablamos con una de sus referentes acerca de la
problemática.

Al momento de leerse esta nota, en calle Soler al 400 un grupo de
personas estará recibiendo un intensivo curso de formación para convertirse en
preventores en lo que refiere a la grave y latente problemática del abuso
sexual infantil. Cuando decimos un grupo de personas, éstas pueden ser líderes
comunitarios, profesionales de la salud, médicos, abogados, policías o
cualquiera que le interese trabajar en serio en el tema quienes recibirán una
capacitación tanto con instrumentos teóricos como prácticos.
De esta manera, estarán desarrollando habilidades y actitudes para la
intervención en casos de abuso, al tiempo que adquirirán recursos metodológicos
de la didáctica de la prevención dirigida a niños, niñas y adolescentes desde
los 4 años de edad.
El curso está a cargo de la Fundación Epasi que son las siglas de Equipo de
Prevención del Abuso Sexual Infantil. Es una institución radicada en San Miguel
de Tucumán que cuenta con varios años de trayectoria en el área de la
prevención del abuso sexual infantil y que está constituida por un plantel de
profesionales específicamente dedicados a la formación de equipos de prevención
En Bahía Blanca una de las preventoras es Daniela Yancarlo quien dialogó con
EcoDias primero acerca de la entidad que representa: “La fundación madre es de
Tucumán pero es una fundación que forma equipos de prevención de abuso sexual
infantil y adolescente como premisa pero al trabajar a una víctima, puede ser
niño o adolescente, trabajamos de manera integral así que trabajamos con toda
la familia en realidad”.
Al igual que quienes estén haciendo el curso en este momento, Yancarlo lo hizo
en su momento con su marido cuando ya realizaban tareas dentro de lo que se
denomina trabajo social “y la verdad que asumimos este compromiso, hace cerca
de cuatro años que estamos trabajando en la fundación acá en Bahía Blanca”.
Las capacitaciones, dijimos, forman preventores y quisimos saber una definición
de esa palabra o de esa ocupación dentro del problema del abuso: “Somos
preventores y trabajamos con las personas víctimas de abuso a orientarlas primero
en la detección, si hay abuso o no. También podemos ser peritos de parte en
caso de juicios de detectar fehacientemente si el niño o la persona X ha
sufrido algún abuso. Como prevención lo que hacemos es dar talleres a los
chicos desde 3 años a 18 años para que conozcan su cuerpo, para que sepan
manejar las emociones, es bastante amplio en realidad. No apunta directamente a
todo lo que es el área sexual sino que se va preparando y madurando al niño o
al adolescente para llegar a esta área”.
El trabajo se hace de manera multidisciplinaria con profesionales como
psicólogos, médicos y abogados.
“Una vez que certificamos un abuso, tenemos una charla con la familia, con el
entorno y damos las directivas porque ante un caso así no se sabe qué hacer”.
Es muy importante contar con alguien que en ese momento pueda ayudar y decidir cuáles
pasos dar dentro de un contexto en donde se está viviendo una crisis muy
fuerte.
En las capacitaciones, a los futuros preventores se les transmiten
conocimientos tales como: definición del abuso sexual infantil, mitos, factores
de riesgo, secuelas, perfil del abusador, estrategias, vulnerabilidad de la
infancia, factores protectores, denuncia y la revelación, entre otros.

Abrir el diálogo
EcoDias consultó a Yancarlo cuál suele ser la respuesta de los más chicos
cuando reciben las charlas de las personas ya formadas. En ese sentido solo
tuvo palabras de elogio para con los nenes y señaló que, por ejemplo, si los
chicos crean las fantasías más disparatadas ante una pregunta como puede ser de
dónde vienen los bebés, eso significa que el niño se encuentra sano “que no ha
sido involucrado o iniciado en temas sexuales. El niño que habla de la
sexualidad de una manera muy explícita es porque ha sido iniciado, ha tenido
algún contacto ajeno o propio a su edad”.
En otras épocas, hace treinta años por citar una cantidad, era más difícil
tratar la cuestión sexual en el ámbito educativo y no solo desde el lugar de la
docencia sino también de los alumnos por la vergüenza que daba hablar de sexo.
Los famosos “temas tabú” se decía en aquél momento. Una frase que por suerte ha
empezado a desaparecer cuando hablamos de este tipo de cosas. Así y todo, 30
años para acá, algunas dificultades siguen habiendo: “Se han comunicado
diferentes escuelas porque el gobierno mandó una revista de educación sexual y
a muchos maestros les ha sido muy difícil hablar de esto con los chicos. Y esa
es una de las cosas que trabajamos en EPASI por lo cual nos llevan un poquito
más de tiempo los talleres, creamos una relación abierta, un diálogo, les
enseñamos a los chicos a que se expresen sin vergüenza y a que puedan confiar
en nosotros los adultos que estamos de este lado.
Entonces, abrimos ese canal de diálogo que para cuando llegue la instancia de
hablar de sexo, el canal de la comunicación ya esté abierto”.
En cuanto a la importancia de la capacitación, resaltó: “La capacitación es
para formar preventores pero preventores que puntualmente manejen un libro que
les da la fundación que se llama “Mientras nos divertimos aprendemos a vivir”
que es para dictar talleres que duran entre tres y cuatro meses a niños a
partir de 4, 5 años hasta 12, 15 años. En esos talleres lo que se enseña es
justamente esto, el conocerse, el conocer las emociones, el saber cómo
expresarlas hasta llegar a cómo prevenir el abuso.
Las personas que hacen este curso son preventores, o sea les permiten a los
chicos conocer, les dan esta información pero a lo largo del curso ellos van
detectando, le dan la capacidad de detectar qué chicos están sufriendo o han
sufrido algún tipo de abuso”.
Según datos brindados por Yancarlo, en Argentina el 80 por ciento de los
abusadores son personas pertenecientes a la familia de la víctima o que se
encuentran muy cercanas a la casa.
4 o 5 de cada diez niños de esta generación han tenido o van a tener algún tipo
de agresión sexual: “También identificamos los diferentes tipos de abuso porque
un abuso es exponer al niño a una imagen ajena a su edad. Un niño que mira un
programa con escenas que no puede comprender, ese es un tipo también de abuso y
se cree que cuatro o cinco, las cifras más moderadas, de cada diez niños están
sufriendo algún tipo de abuso sexual”.

facebook
Twitter
Follow
2014-07-28 08:17:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp