©Todos los derechos compartidos

El invierno bajo techo
Quedó inaugurada el jueves la primera de las viviendas “iglú” erigidas por la Coopteba de Carmen de Patagones. Además, se entregaron seis viviendas de construcción tradicional. La descripción del proyecto integral, la particular modalidad de viviendas y la voz de los protagonistas de la inauguración.
Categoría: Derechos Humanos

Quedó inaugurada el jueves la
primera de las viviendas “iglú” erigidas por la Coopteba de Carmen de
Patagones. Además, se entregaron seis viviendas de construcción tradicional. La
descripción del proyecto integral, la particular modalidad de viviendas y la
voz de los protagonistas de la inauguración.

Tras casi un lustro de su conformación cooperativa y a un semestre del comienzo
de la obra, la Cooperativa
de Vivienda de los Trabajadores de Buenos Aires (Coopteba) de Carmen de
Patagones entregó el jueves 17 de marzo la primera de las viviendas de
modalidad “iglú” construidas en el lugar, además de hacer formal traspaso de
las llaves de otras seis unidades habitacionales de construcción tradicional.
La construcción del edificio concluyó a principios de 2011, y al mediodía del
jueves 17 de marzo participaron del acto de entrega autoridades de la Coopteba, la regional de la Central de Trabajadores
Argentinos (CTA) y el Suteba maragato. También se hicieron presentes el referente
provincial del gremio docente y la
CTA bonaerense, Roberto Baradel, el intendente del distrito
sureño, ingeniero Ricardo Curetti, así como concejales del partido de
Patagones.

Antecedentes
La Coopteba,
empresa cooperativa de viviendas de la
CTA, nació hace poco más de cuatro años, a partir de una
problemática común a varios trabajadores: la dificultad para el acceso a
financiamiento a una vivienda digna. “Por un lado, el mercado inmobiliario y
los créditos hipotecarios (atados a intereses lucrativos) ofertaban viviendas y
terrenos muy por encima de sus posibilidades económicas. Por otro lado, no nos
era posible ingresar a planes de vivienda estatales, que poseen una gigantesca
demanda de otros trabajadores”, resume el sitio oficial de la empresa social.
Teniendo como norte la promoción del acceso a una vivienda a través de la
organización y el trabajo colectivo, los cooperativistas estructuraron dos
comisiones, de Tierras y de Obras.

Principios rectores
Entre los preceptos de las mencionadas comisiones de la Coopteba Patagones
se incluyen los relativos al acceso a terrenos y costos de construcción lo más
bajos posible, posibilitar el acceso a planes a los socios de menor poder
adquisitivo, economizar en valores pero no dimensiones del terreno (se estiman
parcelas de 10 metros por 20 para cada socio) y propender a la inserción de las
viviendas en zonas suburbanas, a fin de “poder transformar e incidir hacia una
mejor calidad de vida del conjunto de los habitantes”.
“Nuestro objetivo no son sólo las casas. Pretendemos dinamizar a las
comunidades y pensar en los proyectos de vida de la gente que está en los
barrios”, explica a EcoDias Nicolás García, secretario general de la CTA Patagones-Villarino. Y
agrega: “Es una pelea cultural, porque venimos de una cultura de
individualismo”.
Dentro del proyecto pueden incluirse todos los trabajadores afiliados a la CTA que trabajen o vivan en
Carmen de Patagones. A los efectos de financiar solidariamente el pronto acceso
a socios sin viviendas, el proyecto contempla la incorporación de actores que
ya cuentan con techo propio.

¿Cómo es una vivienda “iglú”?
La vivienda experimental de tipo “iglú” se caracteriza por su bajo costo de
sus materiales, por lo que viene a cumplir los objetivos cooperativos arriba
reseñados. Se trata de una construcción que consta de una semiesfera de unos 8
metros de diámetro, donde encajan dos habitaciones y un comedor, y un prisma
rectangular de 3 por 2 metros, en que se ubican la cocina y el baño de la
vivienda.
Según el diámetro de la cáscara, el perímetro cubierto puede ser de entre 45 y
55 metros cuadrados. El modelo puede adaptarse a distintos niveles de
terminación. El proyecto contempla la disposición de servicios mínimos, con
posibilidades de ser equipadas en base a los recursos de cada familia.
La primera etapa, de máxima economía en su construcción, prevé la construcción
de la semiesfera, el espacio anexo, el revoque exterior, las instalaciones
sanitarias mínimas -agua y desagües cloacales-, el baño, la mesada y grifería,
dos ventanas y una instalación eléctrica mínima. Según la contabilidad
registrada, son necesarios cerca de $ 12.000 entre ladrillones, cemento, arena,
hierro, aberturas y elementos para las instalaciones de agua, cloaca y
eléctrica.
Cada familia puede luego mejorar su vivienda dentro de sus posibilidades
económicas, pudiendo conectar el servicio de gas natural, pintar el techo,
hacer un cielorraso o altillo, colocar ventanas en las piezas y pisos en la
vivienda toda.

Palabra de pionero
“Siempre es una alegría que compañeros se muden a su vivienda propia. Pero
esto va mucho más allá de los ladrillos: antes de pensar en la vivienda, lo más
gratificante es ver a un chico andando en bicicleta, absolutamente integrado al
barrio y como parte de un proyecto de vida familiar”, afirmó el secretario
general de la CTA Patagones-
Villarino, en su discurso del mediodía del 17 de marzo último.
Además de referir el impacto social inmediato de la entrega que se hacía
efectiva en dicha oportunidad, García reflexionó en torno a una efeméride
próxima: el Día de la Memoria. En
su alocución, recordó que el jueves 24 se cumplen 35 años de la irrupción de la
última dictadura militar, que terminó con numerosos proyectos colectivos y de
distribución de la riqueza, la tierra y la vivienda, favoreciendo a la
especulación inmobiliaria y dejando ver una profunda coherencia entre el
excluyente proyecto económico y el terrorismo de Estado mediante el cual lo
hicieron efectivo.
Luego fue el turno de Pablo Bussetti, coordinador regional del Foro de Tierra,
Infraestructura y Vivienda de la Provincia de Buenos Aires (Fotivba) Zona Sur,
en cuya organización de base de Bahía Blanca se registran las primeras
construcciones de iglúes en los barrios bahienses: “Saludamos esta iniciativa
que nos ha permitido entrelazar voluntades con los compañeros de Patagones, con
los de Tres Arroyos, con los de Saavedra-Pigüé y con los de Bahía Blanca. El
Fotivba viene a ser una construcción social que atestigua que en nuestra región,
con la participación de las organizaciones, se podrá avanzar en la
complementación regional y el desarrollo de nuestras comunidades. Es un desafío
al mismo tiempo para los distintos estamentos del estado en el modelo
participativo que impulsan los gobiernos nacional y provincial”.
Por su parte, el intendente Ricardo Curetti elogió el trabajo llevado a cabo
por la Coopteba
y sostuvo que existe una clara necesidad de que haya “más organizaciones como
éstas para articular con el Estado”, ya que muchas veces terrenos y viviendas
dignas “parecen inalcanzables para el trabajador”.
A su turno, el sindicalista Roberto Baradel expresó su deseo de que “ojalá
todos los días fueran como éste, porque uno se siente orgulloso de los
compañeros que tiene”. Además, opinó que nuestro país no podría transformarse
hacia mejores modelos de distribución “si no hay organizaciones populares”.

Agradecimientos
Consultado por EcoDias, García ponderó el compromiso del municipio de
Carmen de Patagones, tanto en la figura del Departamento Ejecutivo que encabeza
Ricardo Curetti como en la del Honorable Concejo Deliberante del distrito.
“Han trabajado con nosotros y han impulsado políticas que beneficiaron a los
trabajadores”, indicó. Entre los ejemplos del apoyo brindado por la clase
política, García enumeró la venta de terrenos fiscales a precios sociales y el
estímulo brindado a la implementación del proyecto de vivienda experimental
“iglú”.
Respecto al proyecto en sí, el secretario general de la regional de la CTA recordó la iniciativa de
una persona, que puso en su conocimiento el proyecto de la vivienda social. Se
trata del arquitecto Oscar Farías, a quien ponderó como padre original del
proyecto que tuvo el 17 de marzo uno de sus puntos más emotivos y culminantes.

facebook
Twitter
Follow
2011-03-22 07:42:50
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp