©Todos los derechos compartidos

El derecho de los chicos a tener una familia
Se proyectó en Bahía Blanca “Ellos te eligen” un documental que busca analizar y difundir cuestiones relacionadas a la adopción dejando en claro que el objetivo principal es el niño y no el deseo de los adoptantes. EcoDias dialogó con el director del documental, Mario Levit quien estuvo en la ciudad presentando el filme.
Categoría: Derechos Humanos

Se proyectó en Bahía Blanca “Ellos te eligen” un documental que busca analizar
y difundir cuestiones relacionadas a la adopción dejando en claro que el
objetivo principal es el niño y no el deseo de los adoptantes.
EcoDias dialogó con el director del documental, Mario Levit quien estuvo en la
ciudad presentando el filme.

Organizado por No solo en cines Bahía Blanca, el 12 de noviembre se proyectó en
nuestra ciudad el documental “Ellos te eligen”, un trabajo de Mario Levit que
busca dar a conocer diferentes cuestiones que hacen a la temática de la
adopción en la Argentina.
Fundamentalmente la película deja en claro una premisa esencial para entender a
adopción y que necesita ser conocida por toda la comunidad, obre todo por las
personas que desean adoptar. Dicha premisa refiere a que en una adopción la
prioridad es el derecho del chico a tener una familia y no, como suele
confundirse, el deseo de quienes quieren adoptar.
“Ellos te eligen” fue exhibida en el auditorio de la Cooperativa Obrera y contó
con una buena cantidad de espectadores entre los que se encontraba el diputado
Marcelo Feliú, impulsor de la ley de procedimientos de adopción de la provincia
de Buenos Aires.
Quien también estuvo en la presentación del documental fue el director del
mismo, Mario Levit que luego conversó y debatió con los presentes.
Vale aclarar que integrantes de M.A.M.A, Movimiento de Ayuda a Matrimonios Adoptantes
de nuestra ciudad, realizaron un trabajo muy importante parra llevar a cabo el evento
y la visita de Levit a Bahía.
En el mencionado debate posterior a la película, se produjo un interesante
intercambio de ideas y conocimiento por parte de los referentes de M.A.M.A, de
Levit, del propio Feliú y de las diferentes personas que se acercaron al lugar.
Si nos basamos en las sinopsis que andan dando vueltas por Internet, “Ellos te
eligen” cuenta la historia de Laura Salvador y Laura Rubio, las “Lauris”, dos
madres que no se conocían cuando cada una de ellas decidió adoptar. Las
“Lauris” se encontraron al coincidir en la ayuda que empezaron a brindar a
otras personas que querían saber cómo funciona la adopción y temas relacionados
a las diferentes complejidades que existen en ese sistema. Las “Lauris” ponen
en práctica una vocación de servicio que es mostrada por el documental en un
trabajo de lucha contra la desinformación.
Pero si uno ve la película se enfrenta con que no es solo eso lo que dicen las
sinopsis ya que allí nos vamos a encontrar con diferentes historias, muy
diferentes por cierto las unas con las otras y en lugares bien distintos. Pero
lo más importante quizás es que nos vamos a encontrar con los chicos que no
pueden ser filmados pero están ahí y de alguna manera dicen lo suyo. Los chicos
son los que justamente eligen a su familia y de allí el título del trabajo.
Como no somos expertos ni críticos de cine lo mejor que podemos hacer es
preguntar y por eso entrevistamos al director de “Ellos te eligen”.
Mario Levit nació hace 55 años en Capital Federal y comenzó a filmar a los 15.
Levit deseaba estudiar Cine pero en esa época el único lugar era una escuela
dependiente del INCCA “cuyo director era un comodoro y había cátedras como
director que no había nadie y era muy estricta la forma de entrada. Así que
decidí hacer lo que creí que era mi otra segunda vocación aparte de filmar que
era la Química. Me metí a hacer Ingeniería Química y simultáneamente mientras
que cursaba, seguía filmando”.
Ese mismo camino no sólo fue elegido por Mario debido a que la misma situación
tuvo que vivir un director conocido como lo es Juan José Campanella: “Con lo
cual te imaginás que en las charlas, Integrales y Derivados pasaban a ser un
segundo término y hablar de cine era lo fundamental”.
Tras ser convocado para hacer un meritorio en un largometraje y después de
ganar premios con cortos producidos, Mario decidió dejar la carrera que estaba estudiando
y se dedicó a trabajar exclusivamente en cine.
Héctor Alterio y Ricardo Darín son algunos de los actores con los que trabajó
pero con el tiempo al no encontrar lugar para determinados proyectos, fundó su
productora llamada Cruz del Sur.

Ser útil en la vida
Hace algunos años, Mario Levit se cruzó con una amiga que no veía hace
mucho y que le comentó que había adoptado siendo madre soltera. Esta amiga
deseaba hacer una película sobre su historia en forma de comedia: “La verdad
que me pareció muy original para hacer una ficción pero la verdad es que intuía
que el tema de adopción era un poquito más profundo, un poco más desarrollado y
con muchos más vericuetos que lo que ella contaba de su propia historia”.
Allí Mario arrancó con una investigación que la centró en Mar del Plata por
tener gente conocida en esa ciudad: “Conforme iba avanzando, esto habrá sido en
el 2010, empecé a darme cuenta lo que era el equipo interdisciplinario,
palabras, gente, terminología procesal, la parte psicológica… era muy
complicado. Tan complicado era que yo ya estaba dispuesto desde Mar del Plata diciendo
que esto no era para mí”.
Sin embargo una última entrevista de la investigación le trastocó los planes.
La entrevista fue con un matrimonio joven que vivía en un barrio marginal de
Mar del Plata y que tenía a cinco hermanitos en guardia pre adoptiva. Al
momento de la adopción el menor de los cinco tenía siete meses y la mayor 12
años. “Una familia que no tenía casi nada de repente tenía un bebé y una pre
adolescente… Y hablando con los chicos, los chicos estaban felices, se les
notaba el agradecimiento a la vida del cambio que les había ocurrido a partir
de surgir la posibilidad de la adopción.
Entonces la madre me dice “menos mal que vas a hacer una película sobre esto”
sin saber que yo ya había decidido no hacerla”.
De vuelta a Capital y pasando por la localidad de El Peligro, Mario cambió de
opinión y contempló “conociendo las herramientas de lo que es el cine y lo que
son los medios, la posibilidad de ser útil en la vida por primera vez. Sentí
eso”.
El tema central del trabajo fue la adopción de chicos grandes. Es decir,
comúnmente suele ocurrir que se busquen bebés para adoptar pero lo cierto es
que hay muchos chicos llamados “grandes”, que en realidad pueden tener 3, 4 o 5
años, y que tienen derecho a una familia: “Terminó ese proyecto en lo que se
llama “Los chicos invisibles” que es el primer documental que de por sí ya
implicaba un desafío que era que los protagonistas de quienes se hablaba, no
podían aparecer en la película. El primer desafío que tenía era hacer hablar y
puntualizar quiénes eran los protagonistas sin que pudieran aparecer. Entonces
ahí conformé una forma de contarlo de lo que yo llamo más como un documental de
creación que de un documental pedagógico informativo”.
“Los chicos invisibles” fue presentado en un concurso y recibió premios que
fueron destinados a seguir investigando y a realizar “Ellos te eligen” debido a
que muchos temas del universo de la adopción habían quedado fuera del primer
documental
En cuanto a con qué nos encontramos si vamos a ver “Ellos te eligen”, su director
explicó: “La película empieza dando un contexto histórico de lo que es la
adopción en el imaginario social. Por un lado lo que es legalmente e históricamente
la adopción, y por otro lado de forma paralela que se nutre, la cantidad de
mitos, estigmatizaciones que hay sobre lo que es la adopción. Sobre todo en un
país que de por sí ha vivido el tema de la adopción como una cosa casi de forma
natural alejada de lo que es el sistema judicial. Y por otro lado es un país
donde ha habido muchos conflictos con la identidad y en un momento determinado
se confundía apropiación con adopción”.
En su curso, la película muestra los múltiples actores que intervienen en la
institución jurídica de la adopción: “Uno cree que la adopción es fácil, por lo
menos era mi prejuicio cuando yo comencé a estudiar: adultos que quieren chicos
y chicos que hay un montón que están en hogares, en institutos o están en la
calle o están descuidados. Es decir, estos pibes están necesitando una familia
y un afecto y hay un montón de gente que quiere (entonces) ¿qué pasa?, ¿por qué
no se da?
La película aclara eso y es que la institución de la adopción no está
motorizada, no está traccionada a partir del deseo del adulto sino a partir del
derecho que tiene el chico a tener una familia. Esto es muy reciente, de
declarar al chico como sujeto de Derecho implica que sus derechos sean
respetados y desde el Estado promover para que esto sea así”.
La Convención Internacional de los Derechos del Niño declara que el chico
tiene, insistimos, el derecho a tener una familia.

Grupos autogestionados nacionales
Las causas que pueden llevar a diferentes personas a tomar la decisión de
adoptar pueden ser bien diversas pero es cierto que hay una que es muy
frecuente y que tiene que ver con que muchas parejas se ven imposibilitadas de
tener un hijo.
La infertilidad, comentó Levit, es uno de los duelos previos que muchas parejas
traen cuando se enfrentan a la institución de la adopción y quizás desconozcan
cuál es la noción de adoptar. Es decir, la noción que habla de la prioridad del
derecho del chico por encima de los deseos de los postulantes: “El otro duelo podría
llegar a ser la cantidad de procesos de fertilización asistida que pudo haber
pasado que sabemos que son complicados, y recién como tercera opción entra la
adopción. O sea que cuando llegan no tienen por qué saber lo que anteriormente
dijimos. Y ahí sí también hay una gran falla por parte del Estado de informar,
de educar a la comunidad en general porque la adopción no toca solo al chico y
a la familia sino a todo su ambiente”.
En su investigación, Mario se encontró con los Grupos Autogestionados
Nacionales: “En diferentes provincias y a veces en una misma provincia,
diferentes grupos sin estar conectados unos con otros, se habían conformado
grupos de adultos que estaban queriendo adoptar o que ya habían adoptado y que
se daban cuenta que eran destratados por parte del Estado al no informarlos. Entonces
me importaba que la película diera cuenta de esos grupos que de forma
espontánea social se habían generado y estaban moviéndose”.
Ahí es cuando aparece la historia de las “Lauris” “que yo digo que son como dos
angelitos, son personas sin ningún tipo de apoyo, sin ningún tipo de ayuda ni
económica privada ni estatal. Son dos personas, cada una por diferentes motivos
que fueron adoptando una hace quince años, la otra hace veinte años, o sea que
ya habían pasado todo ese proceso. Y ahí terminaron armando una asociación
civil que se llama Ser Familia por Adopción. Y ellas empezaron a propiciar para
que se den orígenes a estos grupos en diferentes lados del país”.
En Bahía Blanca existe el mencionado Movimiento de Ayuda a Matrimonios
Adoptantes que forma parte de Ser Familia por Adopción: “Con “Los chicos invisibles”
fui recorriendo todo el país y ahí fui escuchando lo que venía ocurriendo en
cada una de las situaciones. SI bien es un país federal, ahí te das cuenta que
a veces en cada provincia y a veces en cada jurisdicción, los criterios con
respecto a la adopción son diferentes. Todo esto conformó la idea de hacer esta
película con estos puntos que yo espero que cuando la gente vaya a ver “Ellos
te eligen” es por un lado entender cómo funciona, para qué es y dentro de lo
que yo llamo una película con cierta vertiente sensible”.

Un niño y una cámara
Como ya se dijo, los niños no pueden ser filmados y por eso en la película,
la postura de la cámara tiene un determinado significado: “La cámara interviene
como un ángel invisible pero como compañero. Y por otro lado cuando hacen los
testimonios, aparecen detrás de un vidrio y van apareciendo y desapareciendo
porque tiene que ver un poquito con la idea más perceptiva que racional de que
hay toda una cadena en lo que significa la adopción donde está por un lado el
chico, cuando lo declaran en estado de vulnerabilidad de sus derechos pasa a
una institución y por ahí de esa institución quizás vuelva a su familia
biológica que es lo que primero hay que intentar hacer. Pero quizás va y
vuelve, después va a una guardia pre adoptiva que también puede ir y volver, lo
que se llaman adopciones fallidas que hay un montón y todavía no está
registrado”.
El final de esa cadena puede derivar en la adopción y ese proceso es visto
desde afuera por parte de organismos, efectores judiciales y operadores del
sistema administrativo “que van siguiendo o supuestamente deberían hacer un
seguimiento para intentar que ese chico se vincule lo más rápidamente con una
familia.
Mientras que por otro lado tenés a los postulantes que también hacen
evaluaciones al mismo sistema administrativo y judicial. Entonces vos ves cómo
diferentes lugares estancos y me gustó esa idea de armar la propuesta como que
la cámara está viviendo esa situación de no poder intervenir directamente sobre
la necesidad de ese chico”.
El estreno de la película coincidió con la reforma del Código Civil que trae
cambios en la materia de adopción: “Uno que le da un tiempo para que ese chico
esté institucionalizado. Antes, los jueces que son los únicos que pueden dar
una sentencia de adopción, los únicos que dan lo que se llama el Estado de
Adoptabilidad de un chico, hay una confusión sobre que todos los chicos que
están en los hogares pueden ser adoptados, no es así, casi te diría que la minoría
de esos chicos que están ahí tienen el estado de adoptabilidad. Recién cuando
el juez lo declara, empieza a trabajarse la posibilidad de conseguir una
familia que lo acoja pero antes no había un tiempo. Ahora el nuevo Código Civil
les impone un tiempo”.
Declarado el Estado de Adoptabilidad, también hay un plazo de seis meses para
darle al nene la posibilidad de tener una familia: “Muchos de estos
inconvenientes que veníamos viendo hasta antes de agosto de este año, quizás
ahora se van a revertir”.
Ya concluyendo la charla, le preguntamos a Mario cuándo se dio cuenta que
ellos, los chicos, son los que eligen a sus papás, lo cual finalmente dio un título
al documental: “El primer título que iba a tener la película porque era algo
que me repetían mucho, es que cuando les preguntás a los adultos por qué querés
adoptar, y a los que ya han adoptado, responden: “porque yo tengo mucho amor
para dar”. Y te das cuenta que si bien es loable y digno no es suficiente, es
más muchas de las veces es la primera puerta de un camino al fracaso de una
posibilidad de adopción.
Por otro lado quienes pasaban por situaciones de vinculaciones, en un momento
todos decían cuando ya habían adoptado “ellos son los que te eligen”. Y me
pareció mejor poner ese título que tiene que ver con que el concepto de la
película apunta que es la adopción mirada desde los niños y no desde el deseo
de los adultos”.

Más allá de Bahía Blanca
Daniela Adúriz Hernán Lucich son los coordinadores de no solo en cines
Bahía Blanca desde donde amablemente y de manera muy rápida, nos gestionaron la
entrevista con Levit. EcoDias habló unos minutos con Daniela acerca de cómo
vienen trabajando a nivel local con este circuito alternativo de exhibición de
cine argentino: “No solo en cines Bahía Blanca forma parte del circuito de
cines alternativos que se inicia en Buenos Aires ya hace dos años. Se trata de
brindar un espacios, salas ya sea de cine, centros culturales, teatros o el
espacio que pueda tener el lugar suficiente como para abarcar un público y proyectar
una película. Trabajamos trayendo a los directores, pasando películas de cine
independiente, argentinas normalmente. Nosotros acá en Bahía traemos
documentales pero circula todo tipo de películas, desde ficciones hasta
comedias, dramas y todo tipo de géneros”.
Daniela comentó que se intenta, como en el caso de “Ellos te eligen”, de contar
con la visita del director de cada película o hasta de alguno de sus
protagonistas: “La verdad que estamos muy contentos, ya este es el segundo año
acá en Bahía, este año empezamos a traer a los directores, nos jugamos, dimos
un paso más y trajimos a los directores. Incluso a los protagonistas porque
incluso los mismos directores nos sugieren de que traigamos a los
protagonistas. Y el público la verdad que lo recibe muy bien, solemos hacer una
charla debate luego de cada proyección y hasta el momento todos se han quedado
contentos. La gente puede ver otro tipo de cine que no vería en el cine
comercial”.
Daniela anunció que en diciembre se hará un obligado receso en el ciclo que
tiene lugar en el auditorio de la Cooperativa Obrera: “Retomamos en marzo con
todo el resto de las actividades. No solo en cines está los jueves a las 19,
tratamos de que sea los segundos jueves de cada mes”.

facebook
Twitter
Follow
2015-12-22 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp