©Todos los derechos compartidos

El camino hacia la ley
Próximo a iniciarse el debate en el Congreso Nacional acerca de la Ley de Identidad de Género, la filial local de la Asociación Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina realizó nuevas actividades para generar más conciencia social sobre el tema.
Categoría: Derechos Humanos

Próximo a iniciarse el
debate en el Congreso Nacional acerca de la Ley de Identidad de Género, la
filial local de la Asociación Travestis, Transexuales y Transgéneros de la
Argentina realizó nuevas actividades para generar más conciencia social sobre
el tema.

Tal como viene sucediendo desde hace un tiempo, las actividades que se realizan
a nivel nacional para que se establezca la tan necesaria Ley de Identidad de
Género, van dando sus frutos y se ven en el trabajo cotidiano para lograr una
mayor concientización en la comunidad y luchar por los derechos de las personas
con elección u orientación sexual diferente a la que se impone socialmente.
En los últimos días, la Asociación Travestis, Transexuales y Transgéneros (ATTTA),
desarrolló en la ciudad el Primer Encuentro de Masculinos Trans y el segundo de
Planificación Estratégica de ATTTA Red de Provincia de Buenos Aires. Para ello
se contó con la presencia de la coordinadora de la mencionada red provincial
Claudia Pía Baudracco, Daniela Andrade de ATTTA Chubut, Alejandro Iglesias -ex
participante del programa Gran Hermano- y de integrantes del Equipo de
Diversidad Sexual del Ministerio de Salud de la Nación.
Alejandro Iglesias fue muy conocido en los medios de comunicación debido a que
ingresó a la casa de Gran Hermano y allí se conoció su historia. El objetivo de
esa exposición televisiva era lograr la operación que necesitaba para la
reasignación de sexo y obtener su DNI que lo reconociera como varón, lo cual
finalmente sucedió. El caso de Alejandro sirvió además para que otras personas
en una situación similar se animen a luchar por sus derechos. Este joven apoya
la sanción de la Ley de Identidad de Género y por ese motivo estuvo en Bahía
Blanca para acompañar y colaborar con el trabajo de ATTTA: “Ahora estoy como
acelerado, entusiasmado con todo esto y poniéndole pilas porque yo he recibido
el documento, pero no es una satisfacción al cien por cien. El día que se pueda
festejar en la puerta del Congreso como se festejó el matrimonio igualitario,
ahí sí va a valer la pena todo lo que yo sufrí durante 27 años hasta llegar a
la ‘Casa’, va a valer la pena la exposición, exponer toda mi vida, toda mi intimidad,
va a valer la pena recién cuando salga la Ley de Identidad”, señaló Alejandro
ante la prensa local al tiempo que reconoció el trabajo de ATTTA durante todos
estos años.
Al respecto, Claudia Baudracco explicó que ya son 18 años de lucha y que
actualmente se encuentran presentes en 19 provincias argentinas: “Trabajamos
conjuntamente con nuestras referentes en cada una de las provincias para que
esta minoría dentro de las minorías sea escuchada, y que las voces hagan eco en
diferentes lugares del país. Que se entienda que los proyectos de ley 7.643 de
acceso a la salud integral, con estado parlamentario en 2010, y 7.644, hablan
de la salud integral y del reconocimiento a la identidad de género. La
identidad de género ya no debería ser un trámite judicial sino un trámite
administrativo. No portar la identidad tiene que ver con cierto grado de
impunidad sobre nuestros cuerpos. Quienes no tenemos la identidad reflejada en
el DNI, no accedemos al sistema educativo, somos expulsadas del sistema
educativo, nos deja afuera del acceso al derecho humano que es la salud”.

Construcción casera de la identidad
Cuando Claudia habla de no tener acceso a la salud, no se debe imaginar
solamente no poder hacer una simple consulta médica sino que la dimensión del
problema va más allá. Tiene que ver con recurrir a opciones caseras por quedarse
afuera del sistema, lo cual perjudica el estado de salud de las personas:
“Nuestra construcción de la identidad hoy es paupérrima, de manera casera,
caemos en la autoingesta en el caso de ellos de testosterona y en el caso de
nosotras de estrógenos. En el caso nuestro aún peor porque este modelo de mujer
que hoy nos muestra la televisión nos obliga a caer en la infiltración de
aceites industriales para que el espejo nos devuelva lo que queremos realmente
reflejar en la sociedad”. Una de las razones la señalaba Claudia anteriormente
y refiere al no acceso a la salud, pero existe otra que tiene que ver con una
ley aún vigente de la dictadura de Onganía: “Es la ley que prohíbe el cambio de
genitales en Argentina. Una ley que automáticamente sería derogada con la
aprobación del proyecto 7.643 de acceso a salud integral”.
Sobre esa nueva ley se comenzará a debatir el próximo 18 de agosto en la Cámara
de Diputados de la Nación y de allí la importancia de las actividades en torno
a la temática y de la conciencia social que se está generando al respecto:
“Tenemos hoy mucha más llegada a la población trans, que es nuestro objetivo.
Mejorar la calidad de vida tanto de mujeres como de varones trans, y sobre todo
que la sociedad comprenda que muchas veces la falta de acceso a la educación
nos conlleva a una exclusión que nos deja paradas en una esquina, y que no
podemos elegir en qué trabajar porque si no podemos estudiar, no podemos
calificar para las demandas laborales que hoy tiene nuestra sociedad.
Realmente la sociedad tiene que entender que ese lugar es el lugar que la sociedad
por años nos dio, y hoy tenemos que comprender que las personas trans tenemos
un envase diferente. Por dentro somos seres humanos y tenemos que tener las
mismas oportunidades y el mismo alcance a lo que es la materia de derechos
humanos, que es la salud, la educación, el trabajo y una justicia digna: cuando
el cuerpo no tiene identidad se presume culpable hasta que se puede demostrar
lo contrario, y en el resto de la ciudadanía es al revés”.

Educación para dejar ser
Siguiendo la misma tónica que Claudia, Alejandro brindó su punto de vista,
señalando el problema de educación que se sufre socialmente lo cual repercute
en las personas que luchan por su identidad: “En mi caso hasta que no tuve este
cartoncito que diga mi verdadera identidad, no me pude anotar en una facultad,
me decidí a entrar con mi anterior documento justo un día antes de que me
llamaran para los castings para entrar a la casa, con mucho esfuerzo de mi
parte para seguir mi carrera, mi vocación. Me gustaría estudiar abogacía y la
verdad es que eso te frena muchísimo. Teniendo tu identidad tenés acceso a la
educación, a un tratamiento seguro. Estaba hablando recién con un chico que se
automedica, eso puede tener consecuencias graves al hígado, a un montón de
cosas, aparte de lo que es la situación anímica, psicológica. Yo estuve dos
años muy deprimido, sin trabajo”.
Si bien cumplió su objetivo, Alejandro pidió por los derechos de todos y todas
para que no sufran situaciones humillantes como las que él padeció: “Obtuve mi
documento, creo que no se murió nadie, a nadie le faltó un peso del bolsillo ni
nada, y me parece que el derecho que tuve yo de obtenerlo con la felicidad con
la que lo obtuve, lo tienen todos los chicos y chicas. No sé como pedirle ya a
la gente, a los diputados que tengan esto en mente, que no es algo que va a
hacer mal a nadie sino que va a traer mucha más educación”.

Capacitar a los profesionales de la salud
Las licenciadas Luciana Betti y Cecilia Santamaría forman parte del Equipo
de Diversidad Sexual del Ministerio de Salud de la Nación y de la Dirección de
SIDA e ITS. También estuvieron en Bahía apoyando y trabajando junto a ATTTA en
sus actividades y dialogaron con EcoDias acerca de su labor a nivel nacional:
“Tenemos varias líneas de acción -explicó Cecilia-, hay diferentes proyectos
dando vueltas, uno se está dando en cinco ciudades de la Argentina. La idea es
hacer centros amigables de atención con horarios y con circunstancias más
favorables para la población de diversidad sexual. Es un proyecto piloto, la
idea es ver cómo funciona, aprender de la experiencia y eventualmente
multiplicarla. Se hace junto con Naciones Unidas y con alguna ONG local de cada
una de las cinco ciudades”.
Otras estrategias tienen que ver con la distribución de preservativos, la
impresión de diferentes publicaciones así como también el asesoramiento a
profesionales de la salud: “Lo que estamos buscando es que el sistema de salud
se acerque a esta población y que esta población pueda acercarse al sistema de
salud. Sabemos por diferentes estudios que es una situación que les cuesta
mucho, retrasa mucho la llegada del sistema de salud y cuando llegan, llegan en
condiciones desfavorables, difíciles de revertir. Por eso estamos tratando, a
través de las organizaciones que trabajan con esta población, que puedan
acceder al preservativo, al test de VIH y a la información básica sobre
cuidados”, señaló Luciana.
Acerca de la relación con los profesionales de la salud, la capacitación es
importante debido a que a veces se viven situaciones de discriminación derivadas
de la ignorancia y no de una intención verdadera. Incluso, el asesoramiento al
profesional, destacó Cecilia, se hace necesario en la misma formación
universitaria: “Hay prácticas específicas de discriminación, pero además de eso
hay muchas cosas que tienen que ver con el desconocimiento, gente que por ahí
no tiene la intención de discriminar pero no sabe cómo manejar la situación. La
formación profesional de la gran mayoría de los equipos de salud no abarcó
nunca este tipo de cosas, no saben nada sobre la diversidad sexual, no saben
cómo manejarse, se ponen nerviosos y eso lleva a dificultades en el acceso y en
la comunicación. Ese tipo de cosas nos llevó a hacer capacitaciones que estamos
llevando a diferentes puntos del país”.

facebook
Twitter
Follow
2011-08-08 16:53:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp