©Todos los derechos compartidos

Acerca de ciertas expresiones
En pleno alegato de la defensa oficial, Walter Larrea, abogado querellante por la APDH, brindó a EcoDias algunas consideraciones sobre lo escuchado y se refirió a la posible sentencia que se espera para fines de noviembre de este año.
Categoría: Derechos Humanos

En la mañana del martes 27 de octubre de 2015, se realizó una nueva audiencia del tercer juicio a los represores que se está desarrollando en Bahía Blanca.

En la audiencia se repitió otra jornada en este caso correspondiente a la defensa oficial. Vale recordar que esta parte del juicio referente a los alegatos tuvo en primer lugar al del Ministerio Público Fiscal, luego al de las respectivas querellas y ahora los que tienen que ver con las defensas particulares y oficiales. Una vez que termine esta etapa, será el momento de la sentencia con las condenas o en su defecto las absoluciones.

Durante la audiencia del martes 27, uno de los defensores llevaba a cabo una férrea defensa del imputado José Luis Rippa a quien desligó de los diferentes hechos a los que en ese momento del juicio, el abogado estaba haciendo mención.

Entretanto, el tribunal encabezado por el doctor José Triputti, dictó un cuarto intermedio y en esa pausa aprovechamos para entrevistar a Walter Larrea, abogado querellante en representación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca.

Como ya se dijo, Larrea concluyó su alegato hace algunas semanas y que adhirió al desarrollado por la fiscalía. El trabajo de Larrea y su compromiso, fue destacado por Eduardo Hidalgo, secretario general de la APDH local en estas mismas páginas.

En el cuarto intermedio, Larrea tuvo palabras de sorpresa respecto a ciertas expresiones utilizadas por la defensa oficial teniendo en cuenta que ésta es parte del Estado.

Este tercer juicio a los represores que tiene lugar en nuestra ciudad, está juzgando crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar e inició el 8 de julio del año 2014. Se menciona como fecha posible para la sentencia el día 25 de noviembre. Un año y cuatro meses de un proceso lento, entrecortado y con algunas bajas por la llamada impunidad biológica. Hace unas semanas apenas, murió impune uno de los represores, quien fuera jefe de la Base Aeronaval Comandante Espora Domingo Ramón Negrete.

Procesado en la causa «Armada», habían pedido para él 17 años de prisión.

La causa es la número 1103, conocida como “Armada Argentina” que investiga los delitos de lesa humanidad ejecutados justamente en el ámbito de la Armada, específicamente en la Base Naval Puerto Belgrano y sus dependencias.

Retomando el diálogo establecido entre Larrea y EcoDias y la actuación de la defensa oficial, preguntamos a Larrea al respecto: “La verdad que escuchando el alegato y especialmente de la defensa oficial, particularmente llama la atención más allá del ejercicio del Derecho constitucional de defensa que asiste a los imputados, la terminología empleada. La defensa oficial es un organismo del Estado de Derecho y hablar de “lugar de reunión de detenidos” para referirse a los centros clandestinos de detención o hablar permanentemente de la “lucha contra la subversión” para referirse al Terrorismo de Estado y al plan sistemático de exterminio, son cosas muy llamativas insisto, más allá del ejercicio de la garantía de defensa en juicio”.

Por otra parte, Larrea opinó sobre el papel de la defensa en cuanto a destacar una presunta y profunda inocencia de cada acusado: “Escuchando al menos este párrafo del defensor oficial pareciera ser que nos encontramos ante una situación donde está absolutamente probado un plan de exterminio y donde todos estos imputados y todos los oficiales de la Armada, son por poco niños de jardín de infantes. Hasta se está poniendo en tela de discusión la existencia del Terrorismo de Estado y los hechos. Me parece que la intentona de referirse o de justificar el accionar de sus defendidos en base al Placintara que es el plan de capacidades que la Armada dictó en el año75, es un esfuerzo vano, inútil porque lo que se trata es de determinar y establecer cómo ya se establecieron en los dos juicios anteriores, es que pese a una aparente normalidad, legalidad y normatividad, las Fuerzas Armadas cometieron un plan clandestino, criminal, ilícito obviamente que tuvo como consecuencia en nuestra zona, la existencia de todas las víctimas cuyos casos se están ventilando en estos juicios”.


Una sentencia coherente

Tras lo dicho por Larrea, EcoDias lo consultó sobre si en los dos primeros juicios, los defensores oficiales utilizaron las mismas expresiones o similares: “Los defensores oficiales al menos, creo que se cuidaron, si cabe la expresión, de utilizar ese tipo de expresiones. Sí es común, algunos defensores particulares, algunos de ellos digamos retirados de las Fuerzas Armadas, concretamente del Ejército, referirse en los juicios anteriores a los “lugares de reunión de detenidos”. Hasta sonaba como una provocación cuando socialmente ya está instalada la expresión como centro clandestino de detención y tortura”.

Para Larrea, lo que causa inquietudes desde lo simbólico es que funcionarios del Estado de Derecho se refieran a centros clandestinos de esa manera: “Es la terminología usada por los reglamentos castrenses. Como no podían admitir centros clandestinos de detención, le llamaban lugares de reunión de detenidos.

Por caso, lugar de reunión de detenidos para La Escuelita, sería el Buque 9 de Julio, sería Baterías, serían los distintos lugares donde se alojaban a las personas que habían sido detenidas de manera clandestina. Por eso me parece que no es un tema menor la carga simbólica que tiene en boca de un funcionario del Estado de Derecho, insisto como es el defensor oficial, la expresión de tales términos. A lo mejor en el ejercicio de la profesión, estos funcionarios han asimilado su concepción del momento que estamos juzgando, del mismo modo que lo habrán hecho los militares”.

Pasando a otro tema, Larrea recordó su alegato y explicó las causas que lo llevaron a adherir al de la fiscalía: “Mi alegato adhirió al de la fiscalía con algunas particularidades y poniendo énfasis en todo caso en esto que nos pareció tanto a los organismos que represento como a mí, que es la publicación de la sentencia y la publicación de los considerandos en el diario local La Nueva Provincia”.

Ante un alegato del Ministerio Público Fiscal al cual consideró impecable y riguroso, Larrea señaló que era sobreabundante volver sobre los mismos temas en el suyo “pero sí poner énfasis en esto del diario porque no hay que olvidar y es una cosa que todos los bahienses lo conocemos, los bahienses, los puntaltenses y la gente de la región, la influencia desde todo punto de vista que la Armada ha tenido en Bahía y en la zona mediante el diario La Nueva Provincia. Y además porque La Nueva Provincia, y tenía mucha razón la fiscalía cuando decía que estigmatizó a los detenidos desaparecidos como delincuentes y es hora digamos de que tal vez suene como simbólico pero es hora de que en el único diario de la ciudad se publique en letras de molde que quienes en su oportunidad fueron sindicados como delincuentes subversivos apátridas y ofensores del ser nacional, hoy sean reivindicados como lo que realmente fueron: víctimas de un plan de exterminio, víctimas de un Terrorismo de Estado como no conoció otro la República Argentina y que es el Estado de Derecho que hoy permite juzgarlo”.

Por otro lado, Larrea transmitió sus sensaciones sobre la futura sentencia por parte del tribunal: “Creo que en algunos casos, concretamente Fogelman, me parece que el tribunal no va a fijar una sentencia acorde a la que se ha pedido. En el resto de los casos, creo que el pedido de perpetuas está suficientemente acreditado por los debates y por la prueba incorporada, la responsabilidad penal de los autores y que esa es la sanción que se merecen. Por lo tanto me parece que va a ser, como los dos juicios anteriores, un veredicto con condenas no sé si ejemplificadoras es la palabra correcta pero sí que tengan coherencia con la crueldad y con la entidad de los delitos cometidos. Yo espero una sentencia obviamente condenatoria en todos los casos y en la mayoría de ellos con el máximo rigor previsto por el Código Penal”.

Las causas que investigan crímenes de lesa humanidad no finalizan con el juicio en curso y a razón de ello, EcoDias preguntó a Larrea por los posibles juicios que surjan de dichas causas. En ese sentido manifestó que se encuentra pendiente lo que se denomina “Ejército 3” y el segundo tramo de “Armada Argentina”: “Después está en etapa de instrucción todo el tema de la investigación por los crímenes cometidos por el Terrorismo Paraestatal previo al 24 de marzo que tiene relación con estos juicios porque para nosotros y para la fiscalía también, así lo hemos manifestado en varias oportunidades, es como una especie de comienzo del plan criminal que luego a partir del 24 de marzo se institucionaliza y se estatiza de manera total pero que tiene una vinculación directa con estos juicios”.

A todo eso, el abogado sumó las causas referidas a las actuaciones civiles: “Es de esperar que además de las patotas de la Triple A, podamos en algún momento avanzar con la investigación y juzgamiento de responsabilidades civiles que aún quedan pendientes. De más está decir el caso de Massot de La Nueva Provincia, el caso del clero, el caso de funcionarios judiciales y demás y aún en aquellos casos que no se pueda llegar a procesos penales yo creo que deberíamos continuar con esto para que la sociedad bahiense pueda conocer y quitarse el velo sobre muchas complicidades, muchas responsabilidades que sin constituir categorías ilícitas encuadrables en el Código Penal, también fueron necesarias para que la dictadura hiciera lo que hizo”.

Autor: Redacción Ecodías

facebook
Twitter
Follow
2015-11-03 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp