©Todos los derechos compartidos

Revolución y religión
Alberto Padrón, director y productor de cine cubano, presentó en la ciudad en los últimos días del 2016, "La Fe más allá de lo imposible" y "Milicianas del Tiempo", películas que reflejan la historia y la cultura de la isla.
Categoría: Cultura

Alberto Padrón, director y productor de cine cubano, presentó en la ciudad en
los últimos días del 2016, «La Fe más allá de lo imposible» y
«Milicianas del Tiempo», películas que reflejan la historia y la
cultura de la isla.

«Gracias por venir a conversar
un poco frente a esta pequeña ventanita que intentamos abrir acá», abrió
la charla Padrón. «Lo que más importa de un país es su cultura y su salud,
por eso agradecemos la invitación». Los filmes son producto del trabajo de
dirección y producción de Padrón junto a Bárbaro Cabezas. «La Fe más allá
de lo imposible» se filmó en el año 2015 en la población El Rincón, lugar
de fe inquebrantable asiduamente visitada por los creyentes. «Milicianas
del tiempo» es un audiovisual que recopila los testimonios y las acciones
de jóvenes mujeres que se sumaron a la Revolución Cubana.

Sincretismo

«La Fe más allá de lo Imposible tiene que ver con las creencias y
fundamentalmente con el sincretismo religioso. La peregrinación empieza el 16
de diciembre y se extiende por tres días», apuntó el cineasta; a la misma
concurren alrededor de 15 mil personas por año. La película es «una
apuesta cultural para la construcción de tejido social, parte de un compromiso
secreto con una voluntad sin límites, sufrir por amor, donde la ofrenda es ser
agradecido. Son formas de expresión y devoción, es una tradición antigua de
nuestra cultura, es lo más genuino de la religiosidad popular».
El personaje central de esta veneración es Babalú Aye, pa
ra los creyentes cubanos es un dios muy puro, y se
destaca sobre todo en su amor hacia las plantas y los animales así como su
conocimiento sobre sus poderes curativos. Es considerado un ser pleno de
sabiduría. Su panteón se encuentra en El Rincón, al norte de la isla. «En relato de los
creyentes, quienes explican la devoción y el sufrimiento de Babalú Aye, por eso
es un ser comprensivo con sus propios dolores». En la imagen de la Iglesia
Católica, Babalú Aye es San Lázaro, quien fue salvado por Jesucristo, también
su imagen se mezcla con otro Lázaro nombrado en las parábolas como el leproso.
Según la tradición popular, «San Lázaro es el santo que oficializa la
Iglesia Católica, pero Babalú Aye es la deidad yoruba», además representa
las afecciones de la piel, las enfermedades contagiosas, especialmente las
venéreas y las epidemias en el ser humano, por eso su culto está asociado a
pedidos por la cura de enfermedades dermatológicas, aunque se extiende a otros
padecimientos físicos.
La película muestra la peregrinación religiosa que data de siglos y que está
muy arraigada a la religión del sincretismo traída del continente africano.
«Tratamos de mostrar que es una devoción popular y un ejemplo de
sincretismo religioso». Los orígenes y las explicaciones alrededor de Babalú
Aye pueden ser confusas, incluso muchas veces son nombrados indistintamente,
esto se explica por la impronta cultural del sincretismo. La religión es un
factor impactante en la cosmovisión de las personas, por lo tanto, de difícil
transformación, a pesar de la colonización española y su imposición del
catolicismo a los esclavos africanos y a los habitantes originarios de la isla.
El sincretismo permite la convivencia de ambos aportes, la cultura africana y
la cultura española.
Las peregrinaciones surgen de «promesas que suelen ser muy dolorosas y
solo la fe puede hacer lo imposible para cumplirlas, es muy desgarrador y
reflejan lo que es capaz de hacer un ser humano por sus creencias, es una
lección de fe. Yo no puedo verla porque me trae malos recuerdos, es impresionante.
Ahí hay personas que no beben ni comen, el documental empezó con el día y
terminó por la noche. Hay un sistema de un pequeño hospital con paramédicos,
médicos, ambulancia porque ahí han tenido descompensaciones. Se podía ver en
varias escenas que estaba una mujer con una niña, cuando llegaron estaban
prácticamente desfallecidas. Hay muchos que vienen arrastrándose kilómetros y
kilómetros o caminando kilómetros y kilómetros. Nosotros respetamos la
privacidad de cada uno y no le preguntamos por qué lo hacían. En el documental
lo que les mostramos es la fe del ser humano, unos por una cosa y otros por
otra. Les puede parecer brutal o no brutal, ser creyentes o no creyentes, pero
eso no es importante, lo importante es lo que es capaz de hacer un ser humano».
Según Alberto Padrón, «saber de los santos es descubrir el secreto de sus
milagros, es recorrer el don de su espiritualidad, es beber de la magia que los
rodea y es simplemente hallar el tesoro ineludible de su sabiduría». El
filme está disponible en las redes sociales y está dedicado «a los que
llevan en sus espaldas mochilas repletas de fe, los que no se agotan, los que
buscan una luz de esperanza al final del túnel».

Mujeres

Niñas con 15 años decidieron combatir y se incorporaron a las milicias en los
años 1959 y 1960. «Milicianas del tiempo es una película que cuenta la
historia, del principio de la Revolución, es una película homenaje que hicimos
hace tiempo a las mujeres que se incorporaron a la milicia en los años ´59 y
´60, momento muy difícil de la revolución donde estábamos recibiendo muchas
agresiones y muchos sabotajes, de aquellas niñas que tenían 15 o 16 años que
habían nacido en los años ´40, decidieron contrariar a sus padres y estar en la
primera línea de combate. Fueron alrededor de 500 mujeres que habitaban en
Cienfuegos, una ciudad que está en el centro sur de Cuba. Esas mujeres hoy en
día tienen entre 80 y 90 años”.
El documental revela la convicción y valentía de esas mujeres que combatieron
durante la Revolución Cubana, «la obra recoge testimonios de las
fundadoras del Batallón Femenino de Milicias fundado en Cienfuegos en marzo de
1959 y que tuvo desde finales de ese año a Lutgarda Balboa Egües como jefa de
batallón», está acompañado por imágenes fotográficas y fílmicas de la época.
El audiovisual se estrenó en el mes de septiembre del año pasado y fue
transmitido por la televisión cubana en 6 capítulos. En la primera exhibición
estuvieron presentes varias de las milicianas cienfuegueras que protagonizaron
el filme, los combatientes del Alzamiento Popular de Cienfuegos en 1957 así
como Eugenio Suárez Pérez, y Jorge Luis Aneiros, director y subdirector de la
Oficina de Asuntos Históricos de la isla y familiares de las protagonistas, que
se emocionaron frente al relato. En el mes de diciembre llegó a Buenos Aires de
la mano de Bárbaro Cabezas, quien lo compartió con Madres de Plaza de Mayo,
después de su paso por nuestra ciudad, se está promocionando esta semana en un
claustro universitario chileno.
«El mayor de los logros de estas muchachas es que lograron desprenderse de
los tabúes, de sus padres -“mi hija no va”, decían y eso era todo-, esa era la
autoridad de los padres, y combatieron la propaganda contrarrevolucionaria, y
se convertían en milicianas al triunfo de la revolución», valoró Padrón.
Atendieron a los heridos, educaron y cuidaron niñas y niños y lucharon junto a
otros hombres. Teté Puebla, general de brigada, rescata uno de los mayores
aprendizajes, «aprendí de la mano del Comandante Fidel la importancia de
atender a los heridos de los guardias con la misma entrega con que atendían a
los revolucionarios».

facebook
Twitter
Follow
2017-01-31 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp