©Todos los derechos compartidos

Despedida
Cerró sus presentaciones “La Patria Fría”, obra del primer semestre de la Comedia Municipal. Martina Fontanella, asistente de dirección, contó a EcoDias sobre los recorridos, el crecimiento del grupo y el aprendizaje después de 38 funciones.
Categoría: Cultura

Cerró sus presentaciones “La Patria Fría”, obra del primer semestre de la
Comedia Municipal. Martina
Fontanella, asistente de dirección, contó a EcoDias sobre los recorridos, el crecimiento del grupo y
el aprendizaje después de 38 funciones.


“La Patria Fría” fue
escrita por Andrés
Binetti y Mariano Sabba, se puso en escena en el mes de abril y a lo largo de seis meses rodó
por los escenarios de barrios, sociedades de fomento, varios teatros y la carpa
del
Microcirco. Fue dirigida por uno de sus autores, Andrés Binetti, que actualmente reside en la ciudad de Buenos
Aires, por lo tanto, el rol de asistencia de dirección se tornó fundamental
para el trabajo escénico, la seleccionada para el rol fue
Fontanella, quien lo realizó por primera vez en esta
instancia municipal.


Itinerarios
¿Cómo fueron las presentaciones de “La Patria Fría”?
Martina Fontanella (M.F): Los espacios por los que ha pasado la Comedia
Municipal no son iguales, además no están preparados para un espectáculo
teatral, adaptar la puesta a esos lugares genera una cierta necesidad de tomar
decisiones. Si bien el director no estaba, conté con el apoyo de Virginia
Aparicio que fue la asistente técnica, muy experimentada y es de resolver
bastante rápido las situaciones, tuvimos muy buena onda, que es esencial para
trabajar y nos entendimos enseguida. Esto facilitó mucho el trabajo, ella se
ocupaba de orientar las luces y demás y yo tenía que tomar la decisión de cuál
iba a ser el espacio escénico y ella después acomodaba rápido las luces. Eso es
el equipo. El ritmo de la Comedia te da una posibilidad de analizar este
proceso, cuando uno trabaja de manera independiente si bien tiene la
posibilidad de hacer muchas funciones, en la Comedia son muchas en poco tiempo.
Hicimos 38 funciones en 6 meses, dobles en las escuelas, turno mañana y turno
tarde, los fines de semana, eso te da un ritmo donde se puede ver de manera
increíble como se da la curva de crecimiento de la obra y que en este caso fue
una curva de crecimiento, en otros casos pasa que la obra se desgasta de tanto
hacerla. Las últimas funciones fueron las mejores porque había mucha presencia
de los personajes, los sentimientos de esos personajes afloraron de una manera
mágica, y tiene que ver creo que con todo el proceso de trabajo desde los meses
de ensayo hasta este recorrido y esta experiencia, continuidad que te da,
adaptarse a los diferentes lugares y a los diferentes públicos, no es lo mismo
hacer una función en el centro de jubilados que en la escuela secundaria,
también el público te condiciona.

Frente a tan diverso público, ¿qué devoluciones recibieron?
M.F: Hemos tenido
excelentes devoluciones. Después de hacer la función, sobre todo en las
escuelas, abríamos el espacio de debate, no solamente para hablar de la obra,
sino que salían estas cosas, había muchos chicos que era la primera vez que
veían teatro, muchos chicos que les picaba el bichito del teatro a partir de
haber visto la obra, incluso nos llegaban muchos mensajes al
facebook: lo vimos en tal escuela, nos gustó tanto que los
volvimos a ver. Sentís que lo que
hacés tiene sentido y después de las funciones también,
la gente se acercaba a los actores, los felicitaba y eso y el aplauso para un
actor es muy valioso.


Teniendo en cuenta, la diversidad de escenarios y recorridos con los que
está comprometida la Comedia, ¿cómo se resolvieron los armados de las puestas
en escena?

M.F: Andrés (Binetti) siempre tuvo claro que era lo que quería, desde
el texto está también eso resuelto, entonces no tuvimos que resolver cuestiones
que ya estaban claras, lo cual nos dio un avance, distinto hubiera sido si nos
encontrábamos con un texto que esas cuestiones no hubieran estado marcadas o el
director no hubiera tenido mucha idea y lo hubiera dejado librado a
improvisación de los actores. En este caso, el texto ya marca que sucede en una
trastienda de un circo, es decir, en el camarín, y ya marca estos dos lugares
externos, por un lado la carpa del circo donde está el público y ocurre la
función y por el otro lado, el afuera, el campo o por donde pasa el tren.


¿Cuáles fueron las sensaciones entre el público y el elenco a medida que
avanzaron las presentaciones?

M. F: Función a función,
el propio público puede ver los progresos. Sí, cuando los chicos la veían y
querían volverla a ver nosotros recomendábamos que lo hiciesen, aprovechando
que la Comedia es gratuita. Como las primeras funciones dan un cierto molde y a
partir de las funciones que van pasando los actores se van sintiendo más
cómodos, se empieza a naturalizar el personaje, se permiten jugar más entre
ellos, no solo con el texto, sin desviarse del eje, con las expresiones, con
los movimientos.


¿Qué dificultades presenta la representación del género grotesco?
M.F: Es un género que si
te
pasás de la línea, del límite y se genera la burla, que
no es la intención del grotesco. Hay que saberlo trabajar bien desde la
dirección y de los actores, para dosificar como trabajo previo. “Mustafá”, que
la anterior puesta y la actual “La Tinaja”, también son grotescos, con
dramaturgias diferentes están sostenidas por el grotesco, encaradas con
contextos históricos diferentes.


Experiencias
¿Es tu primer trabajo en la Comedia Municipal?
M.F: La primera vez que
entré a la Comedia y fue de asistente. De hecho conocía por lo que va
escuchando lo que es. Sabía que era un trabajo intenso en cuanto a que todos
los fines de semana hay funciones, en diferentes lugares, no me imaginé nunca
que la primera vez que trabajase en ella fuera de asistente, sí esperaba que
fuera como actriz, de hecho, era la primera vez que audicionaba para asistente
del primer semestre. Decidí hacerlo, y cuando me enteré que quedé me dije
‘ahora hay que ponerse las pilas’.


¿Cómo fue la construcción de la puesta con el director?
M.F: A Andrés (Binetti) ya lo conocía, porque la primera obra que hice en
la Escuela de Teatro fue “Llanto de perro”, una obra de él que dirigía Paula
López y él estaba un poco en la dirección. Y después, fui asistente de
dirección de Andrea
Borrello en “La Piojera”, que también fue escrita por él. En algún momento
decidimos invitarlo para que diera un taller Dramaturgia del actor y vio unos
ensayos. Pensé que no se acordaba de mí porque hacía muchos años que no nos
veíamos, me animé por eso, si tiene que ser que tengo que trabajar con alguien
al menos que sea alguien a quien le conozco la cabeza. Es difícil, creo,
trabajar con un director que en dos meses te tiene que pasar todas sus ideas
para que las puedas continuar. El director estuvo 60 días en la ciudad, se
instaló, la dirección la hizo él. Cuando quedé seleccionada hablamos muy claro,
un director generoso que me abrió el espacio para que pudiera dar mis
opiniones, y eso también es importante, trabajar con alguien que te abra las
puertas.

¿Sos alumna egresada de la Escuela de Teatro de Bahía Blanca?
MF: Sí, egresé en el año
2009 con la Tecnicatura y en 2010 como profesora. Trato de ejercer de ambas
especialidades.


¿Qué aprendizajes te dejó el trabajo en la Comedia?
M.F: Primero la
posibilidad de resolver cuestiones en forma rápida, tomar decisiones y a la
vez, analizar las posibilidades que tenés, por ejemplo, en cuanto a lo
espacial, qué gano y qué pierdo si la hago en un espacio o en parte de él. El
tema de la gestión, era una bisagra entre el elenco y el Instituto Cultural,
entonces, me pasaban las fechas, yo lo hacía con el elenco para ver si alguien
no podía. También el trato y el ejercicio del rol con el elenco, teniendo en
cuenta, que la mayoría de los actores tenían más experiencia que yo, y dejaron
que les marcara ajustes y cuestiones que ya estaban habladas con Andrés.
También tuve la posibilidad de observar cómo se preparaban para salir a escena,
cada cual con su método y forma. Nos llevamos tan bien, que no tenemos ganas de
perdernos, la excusa es la obra, y queremos seguir haciéndola.

facebook
Twitter
Follow
2015-08-18 15:39:01
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp