©Todos los derechos compartidos

La familia Suricata
Categoría: Cine

Título original: The Meerkats
Guión y dirección: James Honeyborne
Fotografía: Barrie Britton, Tony Miller
Montaje: Justin Krish
Música: Sarah Class
Origen: UK – 2008
Calificación: Apta para todo público

Pleno desierto de Kalahari -“La tierra de la sed sin límites”- en una mañana soleada. El pequeño Kolo se tambalea fuera de la oscura cueva familiar, donde ha permanecido desde su nacimiento y ve lo que lo rodea por primera vez.
Es un suricato o suricata, un animalito carnívoro que se ha adaptado al ambiente inhóspito, se alimenta principalmente de insectos y tiene como armas de supervivencia su astucia y la colaboración entre los miembros de su clan. Una colaboración que los reparte entre cazadores, vigías -la imagen que despierta más simpatía en los humanos los muestra parados en dos patas para otear el horizonte- y encargados del cuidado y educación de las frágiles crías.
El documental se centra en el bebé Kolo, que a cargo de su hermano mayor aprenderá a cuidarse de sus enemigos naturales: el águila y la cobra -villanos del film junto con la sequía- y a no separarse del grupo, sin importar lo tentadores que sean los juegos y las travesuras.
La trama evita la monotonía del discurso meramente informativo, personificando a los animales e involucra al espectador infantil a la que está dirigida principalmente.
El interés por estos bichitos parientes de la mangosta, surgió cuando uno de ellos tuvo un rol protagónico en la exitosa animación de Disney El Rey León (Roger Allers, Rob Minkoff; 1994). Luego se rodaron numerosos -quizás demasiados- programas televisivos, cortos y largometrajes cinematográficos sobre ellos. Como este en particular, que fue producido por BBC Wildlife, división dedicada a documentar la vida salvaje.
Se rodó completamente en locaciones de la sabana al sudeste de África, en las que se camuflaron gran cantidad de cámaras -varias infrarrojas y en miniatura para las tomas dentro de los túneles y cuevas- por más de seis meses.
Un trabajo muy meticuloso cuyo héroe casi desconocido -siempre pasa en este tipo de film- es el montajista o editor, que ha debido ver miles de horas filmadas, detectar las mejores tomas y armar el rompecabezas de manera que fluya en forma coherente. Justin Krish lo logra, a pesar del uso repetido del time-lapse como metáfora del paso del tiempo y logrando hallazgos espeluznantes en las escenas de persecución en las cuevas.
Las imágenes están acompañadas por una narración en off que permite que el espectador identifique al protagonista y siga sus aventuras, con bastante suspenso y esa crueldad “darviniana” propia del la vida salvaje.
La versión argentina estuvo a cargo de Pancho Ibáñez -siempre solvente-, pero la original tiene un plus nostálgico: la voz del recordadísimo Paul Newman en uno de sus últimos trabajos.
Un film familiar bien realizado, con su infaltable advertencia sobre el cambio climático.

facebook
Twitter
Follow
2009-10-24 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp