©Todos los derechos compartidos

Diamante de sangre
Categoría: Cine

Dirección: Edgard Zwick
Guión: Charles Leavit
Música: James Newton Howard
Fotografía: Eduardo Serra
Calificación: Sólo apta para mayores de 16 años
Intérpretes: Leonardo Di Caprio, Djimon Hounsou, Jennifer Connelly, Arnold Vosloo

En el cine de gran difusión o comercial, tradicionalmente el continente africano se ha destinado a argumentos de exotismo y aventura.
Vegetación exuberante, animales salvajes, tribus nativas amistosas o temibles según el caso, safaris, exploradores de riguroso sombrero de corcho, y de tanto en tanto Tarzán descolgándose de las lianas.
Pero a partir de las guerras independentistas, revolucionarias o étnicas que se han sucedido desde finales del siglo XX, las tramas africanas ralearon o se dedicaron a sucesos tan trágicos como puntuales.
Últimamente varios filmes han tenido a África como telón de fondo o tema central: El jardinero fiel (Fernando Meirelles; 2005), sobre los grandes laboratorios que usan pueblos enteros como cobayos; El señor de la guerra (Andrew Nicol; 2005), sobre el contrabando de armas; Hotel Rwanda (Terry George; 2004), sobre el sangriento conflicto entre hutus y tutsis; y esta Diamante de Sangre, sobre el tráfico millonario de esas piedras preciosas.
Danny Archer es un mercenario de Zimbawe (Di Caprio hablando con el acento que corresponde a su procedencia), que luego de luchar en todas las guerras de los noventa se ha dedicado al contrabando de armas y diamantes.
Casualmente conoce en Sierra Leona a Solomon Bo (Hounsou), un hombre que ha huido de la esclavitud de un campo diamantífero, y de quien se dice tiene escondido un raro y valiosísimo diamante rosado.
Un encuentro que los lleva a una interesada alianza: Solomon desconfía de Archer pero necesita de su experiencia y contactos para recuperar a su familia perdida, y el mercenario lo ve como al negocio de su vida. Pero el camino es largo y lleno de mortales peligros.
El norteamericano Edward Zwick difícilmente cuadra en la categoría de director-autor, pero su gran oficio en diferentes géneros lo han ayudado a plasmar “una de acción” atractiva. Con mucho de melodrama -Djimon Hounsou sufriendo las penas del infierno por su familia- y moraleja incluida.
Una moraleja que se exhibe claramente antes de los créditos finales, y da cuenta de los millones de refugiados en África; las fortunas que mueve el mercado de diamantes; la tragedia de los “niños soldados”; y le pide al público occidental que se asegure de no comprar “diamantes en conflicto”.
Al frente del proyecto estuvo el propio Di Caprio, llevado por sus aparentes intereses humanitarios y ambientalistas, y a pesar de que la denuncia está bastante perdida en medio de la aventura trepidante, la producción recibió varias amenazas de quienes no quieren perder sus ganancias.

facebook
Twitter
Follow
2007-03-10 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp