©Todos los derechos compartidos

Desde mi cielo
Categoría: Cine

Dirección: Peter Jackson
Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson
Fotografía: Andrew Lesnie
Música: Brian Eno
Origen: USA | UK | Nueva Zelandia – 2009
Calificación: Sólo apta para mayores de 13 años
Intérpretes: Saoirse Ronan, Rachel Weisz, Mark Wahlberg, Stanley Tucci, Susan Sarandon, Michael Imperioli

Este film del neozelandés Peter Jackon engrosa la lista de los que lucen atractivos en el trailer -una especialidad publicitaria y casi un arte- y luego no valen el precio de una entrada con descuento.
Tanto el film como la novela de Alice Sebold en que se basa, están contados “desde la tumba”, con la protagonista describiendo las circunstancias que rodearon su asesinato.
Susie Salmon -notable interpretación de la adolescente Saoirse Ronan-, es una chica de 14 años que una tarde no vuelve de la escuela.
Mientras su familia desespera y la policía la busca, se da cuenta…de que está muerta. Y luego, se debate entre el deseo de “quedarse” junto a su familia, de vengarse de su asesino o perderse en la paz celestial.
Hasta aquí pinta interesante y relativamente novedoso, aunque hay varios filmes narrados desde “el otro lado”, como el premiadísimo American Beauty (Sam Mendes, 1999).
Comienza como un policial con toques esotéricos, pero pronto se convierte en un melodrama lacrimoso sólo interrumpido por soporíferas “postales desde el limbo”, en las que Susie se pasea por bellos paisajes surrealistas y algunas escenas tensas relacionadas con el asesino -un acertado Stanley Tucci-, que son las mejores del film.
La novela captó la atención del público adolescente y son las chicas las que suelen gritar y lloriquear en las salas de cine, pero los espectadores adultos que no muerdan el anzuelo del esteticismo y el mensaje casi new age, probablemente sientan una cierta incomodidad viendo el film. Hasta que la identifican como banalidad, se banaliza una muerte violenta, una pérdida irreparable, un delito impune, una desaparición y se los diluye en un final que exalta superficialmente el aprendizaje por el dolor y el consuelo del perdón.
No se puede culpar sólo a Jackson, porque esa falla está en la novela -su morboso título original “Huesos encantadores” la adelanta- y no la remedian ni el elenco estelar, ni las buenas actuaciones, ni la música inspirada de Brian Eno, ni la factura visual perfecta.
Un fiasco, poco común.

facebook
Twitter
Follow
2010-03-04 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp