PROYECTOS LOCALES Educación

Fecha: Martes, 7 Mayo, 2019 - 00:00

Robots en las escuelas

Pequeños y grandes competidores de sumo, jugadores de fútbol y corredores, deportes aptos para robots construidos en la ciudad.

La Escuela Secundaria N°2 fue uno de los escenarios elegidos para realizar una muestra de robótica, una visita del Grupo de Robótica y Simulación (GRS) perteneciente a la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Bahía Blanca. “Se necesita una placa, sensores de acuerdo a la función o una unidad de control, cables, una fuente de energía, esos son los materiales básicos para construir un robot”, apuntó uno de los alumnos de la institución durante la exhibición. Esto más la programación, dan como resultante un deportista robótico.
El año pasado la ciudad se constituyó en la sede de para la 16° edición internacional de Robótica, asimismo se jugó la final de la Liga Nacional, “la robótica aplicada a los deportes es una forma de entretenimiento, también de investigación y aprendizaje, es un campo de los desafíos donde tenemos que lograr cumplir con las normas de cada deporte, las condiciones específicas que tiene que tener cada participante en cuanto a peso y forma y lograr construir al gran campeón de la competencia”, fundamentó Florencia, una de las integrantes de GRS, estudiante universitaria.

Atracción
“Pichicho” es uno de los robots más simpáticos, realiza una rutina de paseo, camina, se acuesta, mueve la cola, mira hacia un lado y hacia otro, si se lo tiene en la mano saluda. Una placa controladora específica, servos y programación informática son las producciones que hacen de este perro simpático un producto creativo. “Realiza un ciclo de acciones, que una vez que se cumplen vuelven a empezar, a eso le llamamos rutina”, apunto Sergio, egresado de la UTN. “Pichicho” obtuvo su nombre en honor al número π, un guiño a la ciencia aplicada. Algunos de los presentes se mostraron interesados en indagar en el área de programación, uno de los sostenes de la robótica, “hoy son totalmente accesibles las aplicaciones por lo tanto no es tan difícil tener contacto con el tema”. Arduino es una empresa que produce controladores, y son utilizados para el desarrollo de hardware, que permite construir dispositivos digitales y dispositivos interactivos que puedan detectar y controlar objetos del mundo real.
Los peleadores de sumo tienen su origen en el famoso deporte japonés, en el “tatami” se encuentran dos robots de equipos distintos, este es el territorio de combate. Los jugadores lucen como dos cajas de diverso tamaño según la categoría y cuentan con una pala, para simular la acción de subir y tirar al contrincante fuera de la superficie. En un ritmo rápido de confrontación, los dos robots contienen sensores de línea blanca, por lo cual al detectar el sector pintado en este color se detienen automáticamente. “Los robots tendrán unas dimensiones tales que quepan dentro de un cuadrado de 20cm de lado sin límite en altura y teniendo un peso máximo de 3000 gramos incluyendo todas sus partes. En cualquier caso deben ser completamente autónomos. Ganará el combate el robot que obtenga dos puntos Yuhkoh. Los puntos se otorgan cuando el robot contrario toca el suelo fuera del ring o por acumulación de dos violaciones del equipo contrario en el mismo combate”. Las categorías son: mini sumo, mega sumo y micro sumo. “En el caso de mega sumo, muy difundido en Japón, los competidores humanos se colocan unos protectores sobre las piernas porque los robots suelen estar construidos hacia arriba, y cuando ganan altura y velocidad pueden lastimar con esa especie de pala, que es muy filosa”.

Estudio y creación
Las ingenieras están asociadas al avance de la robótica, la electrónica, la mecánica, por supuesto que la informática se suma a este dúo. Actualmente, la UTN está brindando un taller de robótica, abierto para adolescentes a partir de los 14 años. “Si sos docente y querés incorporar esta temática a tu programa, si sos estudiantes y te gusta la robótica y la tecnología o simplemente si sos aficionado y querés dar tus primeros pasos en la programación”. La invitación está relacionada con una aproximación al campo, cuatro clases para interiorizarse de la dinámica y armar con un kit alguna propuesta divertida.
“Existen otras posibilidades de juegos y competencias, el fútbol permite la participación de dos equipos conformados por dos robots dirigidos a radio control por jugadores que se desafían en un partido”. El control de los robots pasó de mano en mano, haciendo posible que alumnas y alumnos probaran la experiencia. Armados con cajas de luz, los competidores tienen el logo universitario y miden fuerzas contra arcos con red en una cancha construida con caños de desagote. “Es muy importante para el grupo aprovechar los materiales, reciclar como en este caso y también reutilizar objetos que fueron construidos con otra función para aprovecharlos con nuestro propio fin, de esta forma, ahorramos dinero, ya que no contamos con una financiación y de paso reusamos cosas”. Las carreras convierten a las competencias nacionales e internacionales en una de las superficies más pobladas, los robots corren encima de un circuito preestablecido, siguiendo una línea blanca sobre un fondo negro y lograr llegar antes que un adversario que recorre un circuito de iguales características en el mismo momento. Esta competencia tiene su origen en las pistas eléctricas de los autitos de carrera pero con la complejidad de la robótica. “En este caso, es fundamental la programación de los robots, porque corren solos y si no lo logran salen de la pista y pierden”, comentan mientras un video exhibe la competencia en la pantalla. En esta misma modalidad se encuentra el laberinto, los robots de manera autónoma deben resolver un laberinto en el menor tiempo posible.
“Nos interesa que más gente se sume al grupo, la idea es seguir difundiendo la robótica en diversos espacios, por eso queremos que se acerquen a GRS”.
La mañana fría del lunes, se transformó en un cálido encuentro, donde el saber, la tecnología y nuevos aspirantes a participar del grupo lograron acercarse desde la recreación, el tiempo libre y el aprendizaje de la ciencia.

Autor: Redacción EcoDias