SOLIDARIDAD Locales

Fecha: Miércoles, 2 Septiembre, 2020 - 00:00

Proyectan incrementar la ayuda social

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria, el Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas asiste todas las semanas a familias del asentamiento bahiense Los Sauces.

Todos los martes, ex combatientes se dirigen al barrio a entregar bolsones que contienen tanto alimentos no perecederos como productos pertinentes de limpieza e higiene. Cada miércoles, cocinan en el espacio del Centro y luego llevan la comida caliente a los vecinos y las vecinas. Para el Día de la Niñez recolectaron juguetes, golosinas y leche para preparar la chocolatada.
Lo que empezó como asistencia social una vez declarada la cuarentena, pretende con el tiempo constituirse en un trabajo territorial de mayor alcance, según explicó su presidente, Guillermo de La Fuente, el Centro de Veteranos ha asumido ese compromiso. “Con la gente de Usina de Ideas estamos viendo la posibilidad de más delante de poder dar apoyo escolar pero bueno ahora estamos resolviendo las necesidades básicas. Estamos con lo urgente y queremos ir por lo importante, quizás no tan asiduamente como ahora pero sí con una presencia que pueda ayudar a un impacto más fuerte en ese grupo social”, enunció.
Respecto a la realidad que viven vecinos y vecinas de Los Sauces, expresó que “la situación es mala porque es un asentamiento donde no solamente tiene las carencias lógicas de la pandemia sino que además tienen problemas estructurales. Vos por ahí vas a un barrio y tienen una sociedad de fomento o hay un grupo ya organizado, un comedor, un merendero que trabaja activamente. Acá no hay organización barrial”.
Además, comentó que hay un merendero pero no cuenta con las condiciones propicias para ayudar a la gente, “cocinamos acá y llevamos la comida porque no hay una forma apropiada. Entonces preparamos la comida en el Centro de Veteranos que si tiene buenas condiciones y la llevamos caliente para entregar al mediodía”.

Sumar en la realidad
Actualmente, están proyectando poder acercarles de alguna manera, el sistema sanitario a las familias del asentamiento debido a que la sala médica se ubica a más de 15 cuadras, tiene un horario reducido de atención y muchas personas no cuentan con un calendario completo de vacunación. “Hemos destinado fondos del Centro para comprar un termómetro digital entonces realizan un control primario de salud”, agregó.
Se trata de un trabajo conjunto donde ex combatientes también coordinan el esfuerzo de personas y organizaciones de la comunidad en pos de ampliar la asistencia social. En ese proceso, las cooperativas aportaron juguetes para el Día de la Niñez, Usina de Ideas con más de cien bolsas de papas, la Unión Industrial con abrigo, frazadas, colchones y bolsones; además del apoyo recibido de amistades, entre otras colaboraciones. “Hacemos en la medida de lo posible, una cosa es lo que uno quiere y después lo que puede. La idea es seguir porque esto no pasa sólo por llevar un plato de comida. Ahora es lo que necesitan pero la carencia en realidad es mucho más grande y estructural. Entonces es poder ver si se puede lograr un cambio que vaya más allá”, concluyó.

Autor: Redacción EcoDias