EN MOVIMIENTO Cultura

Fecha: Miércoles, 30 Septiembre, 2020 - 00:00

Producen experiencias y conocimientos

Los museos municipales de Ingeniero White están abocados a proyectos generadores de saberes familiares y escolares.

El Museo del Puerto y Ferrowhite llevan adelante propuestas educativas que suman conocimientos construidos de manera colectiva, formas de encarar las fases de aislamiento que la pandemia imponen. El Museo Taller lleva adelante la iniciativa de huertas familiares, mientras que el Museo del Puerto reúne testimonios desde el área educativa.

Cuarenhuertas
“Este año teníamos pensado armar una huerta en el parque del Museo Taller con las familias del Prende”, cuenta Silvia Gattari, integrante de Ferrowhite. El proyecto había surgido gracias al contacto con una nutricionista del área de Salud del municipio, Ximena, quien también es promotora de INTA. La propuesta fue apoyada por la directora del Jardín de Infantes del Bulevar, Graciela Pettinari, quien se encargó de propiciar la distribución de semillas de la temporada otoño- invierno. “Participan 40 familias, están muy entusiasmadas”, destaca.
Las situaciones son diversas, algunas contaban con patio y otras no, “entonces aparecieron los cajones de plástico de pescado y de madera, tierra que alguien sumaba a esos posibles espacios para sembrar”. Desde la siembra comenzaron los cruces de saberes, “una mamá y su hijo explicaron cómo hacer compostaje a través de un video, era algo que venían haciendo desde hace tiempo. Y así mostraron cómo mejorar la tierra donde se realizan las huertas”. El proyecto constituyó una forma más de acompañarse durante la fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Mientras tanto
Las experiencias previas, los conocimientos de padres, abuelos y toda la familia fueron esenciales para sostener los encuentros de manera virtual. “Todos los sábados a las 11 de la mañana nos conectamos al grupo de wsp, sala de Facebook o videollamada. Y durante la semana intercambiamos imágenes y videos”.
Las actividades fueron variando desde armar cajones, sembrar, regar, mejorar las condiciones de los cultivos o realizar la cosecha. “Hay muchos tiempos de espera, que aprovechamos para realizar juegos vinculados a estas tareas, creamos personajes vegetarianos que fueron parte de ejercicios de memoria o se convirtieron en tutores con rostros, rompecabezas y laberintos, creamos un universo completo de plantas y animales”, sintetiza.
También se creó un grupo que participa de Plantineras Solidarias, iniciativa de INTA, para potenciar la huerta, “armaron plantines de tomate, morrón y albahaca que se sumarán a la siembra de la estación primavera-verano”.

Una oreja en el teléfono
Las preguntas son el punto de partida del área educativa del Museo del Puerto para encarar las nuevas adecuaciones por la pandemia: cómo pensar la relación del museo y las escuelas en estos momentos o cómo se construye la relación entre docentes y estudiantes hoy.
Dicen por ahí, que para construir vínculos es necesario saber escuchar. Por eso, el museo en esta cuarentena sigue poniendo la oreja muy cerca del teléfono ¡y de White! haciendo entrevistas a docentes y directivas de las escuelas primarias. Esa escucha es posible gracias a los lazos comunitarios construidos con los años”, cuenta Julieta Rausch, encargada de llevar adelante estas tareas.
La Oreja en el Teléfono Escuelas va sumando testimonios de docentes de las escuelas primarias comunes y de adultos. “En principio queremos saber cómo estaban transitando este tiempo las instituciones educativas primarias de niños y de adultos”, detalló Rausch. De esta forma, cuentan cómo construyen vínculos con chicas, chicos y familias, como el relato de María Graciela Rau, quien asume la dirección de la Escuela Nº 15 en plena cuarentena. La directora de la Escuela Nº 13, Alejandra Faia, contó cómo acercan virtualmente las tareas al alumnado.

Formativa
Con los Jardines de Infantes se compartieron sonidos y recorridos a través de la plataforma Zoom. Niñas y niños de las salas Cerecitas probaron la experiencia y pudieron conocer las salas de muestras de manera virtual.
Respecto a lo realizado para las carreras universitarias y terciarias, destacó la continua consulta de docentes y la invitación sostenida para dar charlas al alumnado, “se abordan temas centrales como la historia y la cultura material, desde lo conceptual y global que desde el propio museo seguimos asumiendo e investigando”. En este camino, participaron de un encuentro virtual con estudiantes de los profesorados de Educación Inicial y Primaria, pertenecientes a la Escuela Normal Superior, organizado por las docentes Ana Inés Seitz, Marcela Torres Gallardo y Gabriela Andreozzi. De esta forma, las experiencias, interrogantes y respuestas del Museo del Puerto son parte de la formación docente y mantiene vigencia desde los contactos virtuales.

¡FELIZ CUMPLE MUSEO DEL PUERTO!
El 26 de septiembre en coincidencia con la fecha celebratoria de Ingeniero White, el museo municipal cumplió 33 años.
La Asociación Amigas del Museo del Puerto hace un sorteo aniversario, es posible participar a través del facebook. El premio consistirá en porciones de paella preparada por la familia Marzocca, realizada con saberes de varias generaciones de cocineras de pescado, cantantes de canzonettas, navegantes y pescadores. Hay tiempo de participar hasta el 10 de octubre.

Autor: Redacción EcoDias