ETAPAS VITALES Salud

Fecha: Martes, 18 Septiembre, 2018 - 00:00

Poner en palabras

Miedos, ansiedades y temores que surgen alrededor del embarazo fueron tratados en una charla que invita a tener una mirada más integral.

“El embarazo antes, durante y después del embarazo” fue la temática central de la charla dada por las licenciadas Daniela Gastaldi y Mariana Bustos. El acompañamiento psicológico antes, durante y después del embarazo aborda las preocupaciones, temores y perspectivas de vida que surgen en este momento familiar y personal.

Instalar el tema
“Queremos transmitir y visibilizar de qué se trata la Psicología perinatal, qué implicaciones tiene, y cómo está orientada a la prevención, al cuidado, al apoyo que involucra el diagnóstico y la salud mental durante todo el proceso, incluso aquellos que precede al nacimiento del bebé: concepción, embarazo, parto, puerperio y con una especial atención en la modalidad y el vínculo que se establece entre la mamá y el niño”, explicó Mariana Bustos en diálogo con EcoDias. La profesional define este período como muy sensible, “nos interesa que el desarrollo psíquico se pueda dar en las mejores condiciones para poder actuar a modo de prevención de salud mental”, el establecimiento de los vínculos en este momento inicial constituye una base fundamental para la vinculación posterior. “Estamos atentos para prevenir situaciones, por eso, recalcamos la contención emocional de la mamá”, rescató la profesional.
“Desde el comisión perinatal que pertenece al Colegio de Psicólogos, ya hace un tiempo estamos diagramando distintas actividades”. En el mes de julio junto al Departamento de Extensión Académica del Instituto Superior Juan XXIII invitaron a una de las pioneras de la Psicología perinatal, la licenciada Mirta Videla, la jornada apuntó a tener contacto con los profesionales médicos involucrados en el embarazo. “Empezamos  a sensibilizar a los profesionales del área perinatal, tanto ginecólogo como pediatras, neonatólogos, enfermeros, porque creemos que es importante hacer un abordaje integral de todo lo que tenga que ver con lo perinatal”. El año pasado se realizaron dos encuentros, en función de las respuestas y el interés de los profesionales se impulsaron más actividades para el 2018. “Quienes integran el equipo de salud perinatal enfrentan situaciones estresantes, sobre todo, al momento de darle categoría a la palabra, entendemos que la palabra es el vehículo para liberar la angustia, la ansiedad, ayuda a los integrantes de ese proceso a lograr superar esta situación”.

Nombrar
Las dificultades, las novedades y las contingencias durante el embarazo despiertan ansiedades y temores, “y por eso, se hace necesario contener, poner palabra”. Esta propuesta supera la concepción física del embarazo, “hay que tener una mirada integral, trabajar con otros profesionales de otras disciplinas, esto permite trabajar trasdisciplinariamente”. En la tradicional mirada,  el embarazo representa un cambio físico y hormonal,  sin embargo, desde la mirada de la Psicología perinatal, las implicaciones son mayores y “también es una crisis vital, se plantea en la familia, y esto incluye las nuevas formaciones familiares que acontecen, no pensamos solamente en una pareja masculina sino también en las distintas variables que se plantean a la hora de formar familia”. Fomentar la reflexión sobre las diferentes funciones también es parte del trabajo, “sabemos que esto excede al hecho biológico de un hijo, lo importante es que haya adultos que garanticen ese vínculo, la protección y contención de este bebé”. En la promoción y prevención de la salud, se reconoce la necesidad de desarrollar servicios asistenciales que encaren su labor no solo con la madre sino también con el grupo familiar. Este nuevo paradigma suma a quienes conforman y son parte de los lazos de la embarazada y del bebé. “Nos parece importante darles un rol activo a los padres, sea compañero o compañera, que está involucrado en este embarazo, los tenemos en cuenta porque es parte integrante y sobre todo, una persona que puede contener a esa madre”, apuntó.
La charla que se dio en el Centro Cultural de la Cooperativa Obrera persigue el fin de acercarse a la comunidad para informar, “de alguna manera, involucrarlos para que conozcan la situación y el impacto emocional que el embarazo provoca en los vínculos familiares”, reconoció la especialista a la hora de explicar la importancia de visibilizar la cuestión en lo social, y transgredir el espacio de lo individual. “Es una manera de que las mujeres que se encuentran en el proceso puedan preguntar y consultar, más allá de la preparación física, la búsqueda de contención emocional, este es nuestro mayor interés”. La Psicología perinatal está implicada en los procesos de adopción, en los procedimientos de fertilización asistida, “tiene una amplia cobertura y la mirada que aporta es multicultural, donde se atienden otros aspectos”. El ámbito de la reflexión y la palabra se hace extensivo a las constelaciones familiares diversas, también atiende a aquellas mujeres que llevan adelante la decisión de un embarazo sin pareja, “muchas veces es una elección de conformar una familia monoparental, entonces, justamente la idea es dar información, contención y que cuanto más saber se aporte a la comunidad en función de los distintos intereses más visibilidad va haber respecto de este tema”.
El embarazo marca procesos que se pondrán en marcha y lejos de ser “naturales” contiene una categoría propia, “es una crisis vital, que implica movimientos en el sistema familiar, en lo personal, en lo individual, hay un cambio de estatus, de roles, cómo juega la personalidad de la mamá en ese momento, cómo juegan los vínculos de la pareja, donde no es lo mismo la pareja antes que después de la llegada de un bebé”. El debate sobre la temática aporta abordajes que atienden las individualidades, “no hay  un manual, sino que consiste en acompañar y respetar lo que cada mujer puede hacer con esta etapa, dar lugar a que puedan desplegarse las angustias, los temores, los miedos. No es lo mismo que aquella que se queda sin una respuesta a quien le da lugar a estas situaciones y emociones puestas en palabras, esto permite la elaboración e ir poniendo en orden las emociones que surgen, compartir con otras mujeres, y esto provoca el armado una red que las ayuda a sostenerse, incluyendo a las parejas”.

Autor: Redacción EcoDias