Escuela especial 508 Locales

Fecha: Domingo, 15 Mayo, 2011 - 16:44

Peligros

Una casa no apta para funcionar como escuela alberga cada semana a niños y niñas con discapacidad. La escuela está ubicada en el barrio Patagonia lo cual, debido a la distancia, es difícil el traslado.

Las familias de los niños y niñas que concurren a la Escuela Especial 508 están cansadas. El peligro que sufren sus hijos al concurrir a una escuela que se encuentra en pésimo estado provocó en los padres indignación. La falta de respuestas por una solución hizo que salieran a la calle a hacer sentir sus voces.
Cuando hablamos del pésimo estado de la Escuela 508 nos referimos a que su edificio, una casa alquilada del barrio Patagonia, no es apto para funcionar como establecimiento educativo para chicos especiales: sus dos pisos y una escalera es prueba de ello. Pero ese es sólo un ejemplo al que hay que sumarle roturas, problemas eléctricos, inundaciones, falta de gas, de luz y de agua en el verano, entre otros inconvenientes. Estos problemas se vienen sufriendo desde hace años. También desde hace años los padres piden por un edificio adecuado y no se les brinda respuesta.
Según explicó a EcoDias, Marcela Moreno, presidenta de la cooperadora de la escuela, hace más de tres años que habitan esa casa: “Con respecto a infraestructura está deteriorada totalmente. Tiene dos pisos, no deberíamos funcionar en dos plantas pero funcionamos así, la parte superior está sin gas cuando en esta época no tener gas es complicado; por donde sea que pases se cae mampostería, encima de todo tampoco es cómoda, dos por tres se inunda porque las cloacas se rebalsan. Las chicas viven permanentemente llamando a infraestructura de Educación para que le vayan a solucionar, porque esto es todos los días, todos los días algo diferente”.
No se debe dejar de lado, señala Moreno, la incomodidad que resulta la ubicación de la escuela: “Está muy alejada. El papá que lleva a su chico tiene que tomarse dos colectivos para llevarlo allá y hay papás que están pagando combis para que los chicos vayan dos veces a la semana porque viven muy lejos. Estamos bastante complicados y pedimos que nos den una solución”.
Anteriormente, la escuela funcionó en otro edificio del cual fue desalojada porque no se pagaba el alquiler correspondiente: “La inspectora trajo esta casa como propuesta que supuestamente iba a ser la gran escuela. Ha funcionado como una escuela privada durante un tiempo, pero es una casa. Estuvo mucho tiempo cerrada, cuando nosotros llegamos, el primer tiempo, tuvimos que hacer fumigación de ratas porque se nos comían las cosas de los chicos… Realmente no puede funcionar una escuela ahí. Estamos hablando de chicos con discapacidad”.
Todos los inconvenientes descriptos han hecho que la escuela perdiera una buena cantidad de chicos y chicas que concurrían, además de docentes que por la lejanía decidieron cambiar de lugar de trabajo: “La escuela se empezó a deteriorar en todos los aspectos no sólo con la infraestructura. Hubo un tiempo en el que tuvimos un gran problema de electricidad, también teníamos un paredón a punto de caerse, se los llamó y nos colocaron un alambre y recuerdo que un chico se lastimó jugando con el alambre”.
Esto da cuenta de que la integridad física de los chicos y de todo el personal que trabaja en la escuela, corre serios peligros.

Políticos ausentes
Explica Moreno que la parte superior de la escuela no solamente carece de gas sino que para acceder a ella, se debe subir por una escalera que, a la vez, se encuentra por fuera del establecimiento. “Si llueve, los chicos tienen que subir y bajar por esa escalera que no está cubierta por nada. Supuestamente nosotros no podemos funcionar en casas que tengan escaleras ya que estamos hablando de chicos con problemas motrices”.
Moreno señaló que la escuela tiene una sede propia que fue donada años atrás por el Sindicato de Luz y Fuerza. Como la edificación se encontraba deteriorada, se prometió que se haría una escuela nueva, sin embargó eso nunca pasó: “El terreno nuestro está en Moreno al 100, podríamos tener una escuela ahí donde todos los colectivos te dejan en la plaza y habría que caminar una cuadra. Ya nos han dicho mil veces que ahí no podemos edificar, siempre tienen un problema, o que el lugar es chico o que el cono de luz… No sabemos cuál es la razón pero nunca nos edificaron ahí. Pero tampoco nos dejan hacer nada porque como pasaron 20 años, el terreno pasó a ser del Ministerio de Educación, dejó de ser de la escuela y entonces no nos dejan hacer absolutamente nada”.
Adicionalmente, la casa actual que ocupa la escuela es alquilada y se encuentra a la venta: si aparece un comprador, los chicos quedan en la calle. “Tampoco podemos salir a buscar casas porque tenemos el problema de que nadie le quiere alquilar al Estado. Ya hemos tenido la experiencia de que nos han desalojado, entonces nadie quiere alquilar una casa para que no le paguen el alquiler”.
Moreno destacó que han hecho infinidad de reclamos a través de cartas y notas pero no han recibido nada concreto: “Ha habido notas para cuanta gente ha pasado, hemos hecho notas para políticos, nos hemos reunido con cuanto político hemos podido pero no hay manera. Tenemos una promesa de hace unos dos años y medio de que nos iban a edificar la escuela en Falcón y Piedrabuena. Supuestamente hace diez años que estamos en prioridad para edificar la escuela, sea donde sea, tenemos prioridad por todo esto que nos pasa, pero acá estamos”.
Por otro lado, Moreno opinó que el Consejo Escolar podría buscar un lugar donde los chicos puedan asistir y que sea el adecuado. Las responsabilidades son varias y compartidas: “Generalmente no tenemos respuesta, a nivel político tampoco, a ningún nivel y de ningún color político, hemos pasado por todos ya. No hay manera de conseguir que alguien nos escuche. Por eso está pasando esto de que los padres salgan a la calle, están pidiendo por sus hijos y la única respuesta que hemos tenido es del Consejo Escolar de decirnos que veamos qué podemos ver nosotros de una casa donde ir a alquilar. A mí me parece que esa no es la manera, los papás tienen demasiada carga como para encima salir a buscar un edificio para la escuela cuando me parece que ese es problema del Ministerio, no es problema nuestro”.

Autor: Redacción EcoDias