Barrio Pedro Pico Instituciones

Fecha: Sábado, 26 Agosto, 2006 - 00:00

Medio siglo fomentista

La historia de la entidad vecinalista de Pedro Pico arranca con la inquietud de un grupo de vecinos que compraron el terreno de la escuela barrial, la por entonces 109, hoy EGB 67. Con la comisión directiva conformada el 2 de setiembre de 1956 comenzaron a trabajar por el desarrollo del sector que tenía infinitas necesidades.
50 años después, con otra realidad a la vista, la institución es presidida por Néstor Genniti y cuenta con 900 asociados. “No había asfalto, no había luminarias en las calles, eran prácticamente todos baldíos, terrenos del ferrocarril que después se fueron vendiendo...”, aseguran los fomentistas y reconocen que allá por 1948 fue cuando el barrio tomó impulso y creció considerablemente con la instalación de muchas familias bahienses, entre las cuales se destacaban las de origen italiano.
Si bien el área en cuestión es conocida por todos nosotros como “barrio Pedro Pico”, en la Sociedad de Fomento afirman que en los papeles municipales están inscriptos como macrocentro, con una jurisdicción que comprende desde las vías del ferrocarril de calle Río Negro hasta Villarino y desde Chile hasta Saavedra.

La sede
En la sede vecinal de Pedro Pico 754, sobresale la importante labor que realiza la sala médica, con profesionales municipales, a los que se les suman particulares contratados por los fomentistas que atienden a socios y no socios por igual “con un arancel muy bajo”. Según las autoridades el servicio se presta de esta manera porque “el municipio no cubre todas las especialidades y hay necesidades en el barrio que tienen que ser cubiertas por la Sociedad de Fomento”. Como si esto fuera poco, la Municipalidad pone piedras al esfuerzo vecinal dando de baja, por ejemplo, el Plan Remediar aduciendo que la institución tiene profesionales particulares.
En detalle, la sala, que atiende anualmente entre 4.000 y 5.000 personas, cuenta con enfermeras, pediatras, médico clínico, odontólogos, psicólogas, fonoaudióloga, ginecóloga y psicopedagoga, ésta última muy solicitada por las derivaciones de jóvenes que hacen los docentes de las EGB 67 y 5.
Hoy por hoy, el vecino que se acerque puede anotarse, además, en las clases de gimnasia, yoga, pilates, karate, corte y confección, pintura sobre madera o tela, e inglés para adultos y chicos. En el caso de los adultos, las clases de idioma son gratuitas.

50 años
Por otra parte, todos los años los fomentistas organizan acontecimientos especiales para acercar a la gente, pero en este 2006, en el marco de las Bodas de Oro, ya estuvo la Comedia Municipal -tiene fecha para octubre con nueva obra-, se presentó el grupo La Puñalada, participaron en Abuelos Bonaerenses, hubo charlas de médicos y, hace unas semanas, competencia atlética con más de 200 participantes, premios y banda municipal incluida. Todo a pulmón y “para tratar de acercar la cultura al barrio”.
Los eventos prometen extenderse hasta fin de año pero en Pedro Pico ya se trabaja para la fiesta central de 50 años de servicio y solidaridad fomentista. De hecho, el próximo 2 de setiembre habrá cena, baile y reconocimientos a aquellas personas “que si bien en este momento no están” brindaron tiempo y esfuerzo al progreso del barrio. También se subrayará la participación de los ex presidentes, la socia más antigua y vecinos en general.
“Siempre decimos que en este momento nos toca a nosotros y encontramos prácticamente todo hecho, pero estuvieron otros... acá no había nada. El primer teléfono lo tuvo el vecino Topini, ya fallecido, y lo puso a disposición de la Sociedad de Fomento. El edificio de la sede lo fue haciendo la gente los domingos, los feriados. Nosotros encontramos todo armado y ahora tenemos que cuidarlo y brindar más servicios al barrio”, comentan los directivos actuales.

Autor: Redacción EcoDias