NUEVOS DEBATES Educación

Fecha: Martes, 4 Junio, 2019 - 00:00

Hablemos de sexualidad

Por primera vez se organizaron las jornadas de Sexología y Educación Sexual, una actualización con abordaje integral.

“Hablar de sexualidad ha sido y sigue siendo un tema tabú, porque la sexualidad humana ha sido entregada al poder de la sombra en términos de la Psicología Analítica. Cuesta mucho hablar sobre ella, ante la posibilidad de una charla, un taller, hay resistencias por parte de algunas personas, existe miedo al abordar el tema”, introduce la licenciada Elizabeth Schultz, coordinadora de la Asociación de Educación Sexual y Sexología de Bahía Blanca, las charlas se realizaron en el Centro Cultural de la Cooperativa Obrera y participaron profesionales de la Federación Sexológica Argentina (FESEA).
El miedo y el desconocimiento priman y hacen que la sexualidad quede relegada o asumida desde estas posturas. “A las mujeres nos han enseñado la sexualidad desde el miedo, teñida de este sentimiento. Si estabas de novia, nos decían, tené cuidado que pájaro que comió voló, por eso se pregonaba la pérdida de la virginidad después del matrimonio”. La oscuridad, el pecado, lo que no se debe fueron los discursos reproducidos, generación tras generación, sin gran intervención del conocimiento. El miedo a quedar embarazada, el miedo a perder la virginidad, el miedo a decir si tenías menstruación, “primaba el silencio, lo oscuro, vinculado a la sexualidad, esto sigue en el inconsciente colectivo, circula aún. La sexualidad es vista como un problema”.

Cien veces sí debo
El abordaje de las charlas y los talleres apuntó a instalar debates sobre la temática con una mirada acorde a los tiempos, donde la Educación Sexual Integral es ley y se debaten cuestiones relacionadas con la sexualidad tanto en las aulas, como en las calles y en el Congreso. “A la gente le preocupa qué se va a decir respecto a la sexualidad, en esto de tener miedo, teme que se le impongan ideas. Esto se ve en los discursos cotidianos y en las redes sociales. No se trata de eso, los niños y las niñas son, nadie les puede decir qué ser. Es probable que se piense que los chicos no han escuchado sobre el tema, esto es erróneo, de alguna forma ya lo han oído”, argumentó. A pesar de las resistencias, la Educación Sexual es ejercida por las familias, en el mejor de los casos, y se discute en la escuela y en otros ámbitos, como los medios de comunicación. La multiplicidad de debates giraron en torno a la prevención de la pedofilia, la salud sexual de las personas con HIV y la de los adultos mayores, cómo abordar la pareja en los tiempos de este siglo, la monogamia y el “poliamor”, las diversidad de géneros y las nuevas identidades, la importancia de crear y compartir herramientas para la Educación Sexual Integral.
“El conocimiento sobre Sexualidad es un saber para toda la vida, para vos, para tus hijos, para tus amigas”, rescató. En muchas ocasiones, la familia se adjudica el rol como única voz posible, sin embargo, la profesional rescata que se educa para tener precauciones con los extraños y no con los conocidos, “lamentablemente, en la consulta, aparecen muchas pacientes abusadas por parientes, padres, hermanos, abuelos, no hay que desconocer que esto sucede. El abuso no está dado únicamente por el toque de los genitales, la violación no es solo un caso grave de abuso. Hay menores que han visto o percibido frente a ellos la masturbación de adultos, esto es también abuso”.
Las jornadas impulsaron el diálogo entre profesionales y la comunidad, “en primer lugar para facilitar conocimientos actualizados acerca del concepto Sexualidad, que es un concepto complejo y está atravesado por múltiples dimensiones”. Aún persisten mitos al respecto, quedando reducida a la genitalidad y el coito, “la sexualidad está atravesada por la dimensión biológica, psicológica, espiritual, social, cultural, económica, histórica, antropológica; entonces cuando hablamos de ella debemos tener en cuenta estas cuestiones”. El modelo biomédico ha sido una postura que no alcanza para explicar los alcances que tiene para la vida humana, “en los primeros momentos solamente era estudiada la sexualidad en el cuerpo del varón, la de la mujer es muy nueva, el ámbito académico no ha tenido interés en hacerlo hasta hace poco tiempo”.
Gestionar el tiempo y el espacio es fundamental para que circule el conocimiento, el saber y “es la oportunidad para pensar todos los aspectos y dimensiones que la atraviesan”. Diálogo y pensamiento crítico generan la caída de los mitos y también de las frustraciones, las vivencias que vinculan a la sexualidad con el placer, como una de las características propiamente humanas.

PALABRA AUTORIZADA
“La psicóloga Mirta Granero, que inauguró la jornada, es la presidenta de FESEA. Fundó la Asociación Rosarina Sexológica (ARESS) en el año 1976, en plena dictadura. Trabaja e investiga sobre el tema desde hace muchos años”, aporta Schulz a la hora de hablar de la experiencia de una de las disertantes. También participaron el licenciado Osvaldo Macri, las licenciadas Gloria Fernández, Gloria Loresi, Isabel Boschi, Estela Achucarro y la doctora Rita Laguna.

Autor: Redacción EcoDias