Sociedad de Fomento Barrio Stella Maris Instituciones

Fecha: Sábado, 19 Agosto, 2006 - 00:00

Ganas de crecer

Hace aproximadamente 22 años se fundaba el barrio Stella Maris, que debe su denominación a uno de los primeros moradores que le puso ese nombre debido a que así se llamaba su esposa. 16 manzanas con unas 400 familias ocupan este sector que se encuentra entre las calles Estación Algarrobo, Jaime De Nevares, Necochea y Misioneros. En la década del 80 comenzaron los primeros asentamientos cuando todavía no había nada, mientras que la Sociedad de Fomento comenzó a construir su sede en Cristo Redentor 2359 durante mediados de los 90.

El crecimiento
Héctor Méndez, presidente de la Sociedad de Fomento, cuenta que desde su fundación el crecimiento de Stella Maris ha sido notorio: “Tenemos un barrio con agua, luz, teléfono, televisión por cable y estamos próximos a tener instalación domiciliaria de gas, la red ya está hecha. También estamos luchando por las cloacas, pienso que eso se va a solucionar -no creo que en este año pero sí que entre en el presupuesto del 2007-, faltan solamente los recursos para poner todo en marcha”. Además Méndez recuerda que “en el barrio no había absolutamente nada, se empezó a luchar por los servicios. El agua se puso por un esfuerzo tremendo de los vecinos. De unas casitas de chapas que había antes, hoy gracias a Dios, el 99% de las construcciones son de material, quiere decir que se ha avanzado bastante”.

Vaivenes políticos
Cuenta Méndez que las crisis vividas en la ciudad han repercutido en la institución de Stella Maris en lo que respecta a lo que se le puede ofrecer al asociado. Hoy la entidad está intentando volver con sus actividades y cursos pero fuera de la esfera municipal: “Esperamos poder arrancar con todos los servicios y actividades que teníamos antes, ya que cuando se hizo este cambio de gobierno se borró alfabetización y apoyo escolar. Pensamos que con algunos colaboradores se va a volver a dar folklore, apoyo escolar, alfabetización, etc., pero siempre fuera del ámbito municipal porque no queremos seguir dentro de esos vaivenes políticos. No podemos estar sujetos a encarar algo y que quede trunco en la mitad. Estamos tratando de darle al vecino dentro de su casa que es la institución, un lugar donde estar, una contención para los niños”.
Y si se habla de contención, más que necesaria se hace la guardería que funcionaba en la entidad y que hoy permanece cerrada debido a las mismas causas: “
Estamos tratando de buscar un padrino para tratar de ponerla en marcha. Se llama ‘El bebé dormilón’ y funcionaba desde hace seis años con una contención social que al municipio siempre le salió demasiado barata, por eso nunca tuvo apoyo logístico de nadie, quiere decir que la responsabilidad siempre recayó tanto en los anteriores presidentes como en mí. Es una contención social importante para más de 20 chicos y por estos vaivenes quedó trunca”.

Necesidad de juntarse
Héctor Méndez también se refirió al Consejo Vecinal Las Villas y a lo necesario de una unión entre todas las Sociedades de Fomento: “Creo que el Consejo recién ahora se está consolidando como se tiene que consolidar. Las entidades de fomento han comprendido que si no nos nucleamos, si no hacemos un bloque compacto y que entre todos juntos vayamos a pedir algo, la cosa no va a funcionar. No vamos a conseguir todo en un solo día pero al menos mejoras primero en un barrio y luego en otro, aunque sea paulatinamente pero decir ‘tenemos la fuerza necesaria para tener voz y voto en algo’ ”.

Proyectos de la institución
En Stella Maris están por presentar un proyecto para el año 2007 para la creación de una unidad sanitaria debido a que si bien el barrio se encuentra próximo al Hospital Penna, este no alcanza a cubrir las necesidades: “Uno puede decir que estamos a un paso del Penna, y no es así porque el Penna no tiene ambulancia para cubrirnos, hay que ir a sacar turno a las 6 de la mañana. Vivimos a diez cuadras del Penna pero no absorbe a los barrios altos como tendría que ser”.
Méndez dice que Stella Maris es un barrio de clase trabajadora y con los problemas de cualquier barrio, pero que el avance ha sido mucho y es visible, por eso van por más: “Queremos terminar con todo lo que tenemos pensado como el tema de iluminación, las pérdidas de agua que son impresionantes, darle a los espacios públicos la forestación y el confort que se merecen para que sean aprovechados por nuestros chicos. Recién terminamos de elaborar el proyecto de cloacas y para el año que viene, la unidad sanitaria. Tenemos ganas de crecer”.

Autor: Redacción EcoDias