En las escuelas Educación

Fecha: Lunes, 9 Diciembre, 2013 - 20:18

Flor de Feria

Con exposición y venta de publicaciones, lectura de textos, exhibición de cuadros, shows musicales y mates se realizó la Feria del Libro de la Escuela de Educación Especial N° 505. Artistas y docentes unieron voluntades en una tarde de encuentros.

Una tarde cultural y amena para toda la familia se vivió el sábado 16 de noviembre. Con el aporte de Miriam Pastorcich, Alejandro Di Valentín, Susana Schreiner, Claudia Winkler y Angélica Barrenechea el salón se llenó de colores y figuras en pinturas. Las necesidades de la institución siempre son muchas, pero el objetivo de esta actividad era clarísimo: los festejos de cumpleaños de 15 de las alumnas. Esta celebración se realiza una vez por año, ya que si no lo hace la escuela, son niñas que se quedan sin el festejo. Las condiciones materiales de sus familias distan mucho de la posibilidad de financiar la fecha, tradicionalmente impuesta como ritual.

Verso a verso
Iniciaron la tarde calurosa a pura palma el Dúo Resolana con música folclórica de lujo. En el recorrido se pudieron apreciar y comprar las publicaciones de CILPA de Punta Alta, Poetas de la Bahía, Bichofilocuentos, Cuentos a Rolete de Mayor Buratovich, Lilith libros y Serendipidad, como así también, la obra viajera de Abel Armani, las obras de Teresa Prost, Zulma Fedrizzi, Gonzalo Castellón, Guillermo Álvarez y Cecilia Rarima.
Se expusieron dos proyectos pedagógicos vinculados con el libro y los hábitos de lectura. “Cuentos por una sonrisa” dijo presente, el mismo “surge de un trabajo de los adolescentes de la Escuela Laboral N°1, en uno de los talleres propusimos cuentos y la idea era modificar su final, de esta forma, lo acercábamos a los chicos y a las familias. Una de las jóvenes dijo por qué en lugar de llevarlo a la casa no se los llevábamos a los hospitales, para que se entretengan y de paso, le acercamos algo distinto. Todos quisieron participar. Según la funcionalidad de cada uno de los chicos y el trabajo en cada uno de los talleres se fue adaptando: cambiábamos los personajes, modificábamos las características de los mismos o el título, el final. Fue un proyecto de todo el año. Armamos algunos cuentos, algunos lo lograron solos y otros en grupo, en el taller de armado hicieron las tapas de los libros, ya que habían trabajado textura en otro espacio, logramos sumar esa técnica en este momento”. Los materiales se acercarán a los hospitales Municipal, Penna e Italiano, quienes tienen atención hospitalaria domiciliaria, donde se leerán y se dejarán para que los pacientes los disfruten. “Acompañaremos la jornada de entrega con videos relatados”, dramatizaciones surgidas desde la oralidad y la alfabetización. “Los propios jóvenes de la Escuela Laboral seleccionaron imágenes, fotografías y música para el material filmado”, cuenta la docente Rosana Conget, encargada de la orientación pedagógica del proyecto.
A medida que avanzaba la jornada, la gente se sumó para ver y para escuchar. Con toda la voz conmovieron Coloratura lírica, que tuvieron que ampliar su repertorio por los “bis” pedidos por los asistentes. Parte sustancial del evento estuvo coronado por la lectura de textos, los autores participantes de los stands leyeron sus producciones. En tres momentos, el cuento, el relato oral, los dichos populares y la poesía se mezclaron en las voces de Pedro Videla, Anabela Acuña, Héctor Mattos, Lidia Di Nardo, Natalia Schnaider, Susana Moreno, María Cecilia Ramírez, Emma Acha, Carmen Barrionuevo, a los que se sumaron Armani, Di Valentín, Barrenechea, el refranero Álvarez y Prost. “La oportunidad de dar a conocer mis libros, explicar el origen de los refranes y los dichos populares es impagable, lo hice a nivel internacional y ésta es la primera vez que lo puedo hacer a nivel local” reflexionó Guillermo Álvarez.

Ritmos
Con toda la música y su coreografía hicieron su entrada los integrantes de la Fundación Lazos. Baile, canto y ronda sumergieron la alegría de un público que se dispuso a sumarse. La organización atiende la inserción e integración de los jóvenes con capacidades diferentes, dictan talleres y organizan actividades de recreación para los adolescentes.
Además, las docentes de la Escuela presentaron su proyecto anual del libro. “El Mago de Oz” dio su aprobación en el frente, hecho de chapa y decorado por los chicos. “En el proyecto anual de la escuela 505, también, trabajamos con relatos para que los chicos puedan elegir uno. El seleccionado fue El Mago de Oz” relata Conget. La actividad propuesta simultáneamente en cada aula del primer ciclo comprometió a Aldana Bernardi, Gabriela Dietrich, Florencia Otranto y Marisol Paniagua. “Nosotras les contamos el primer capítulo del libro, con materiales y vestimenta, se disfrazaron y volvieron a construir el recorrido de lo leído. Dramatizaron algunas escenas. Caracterizamos los personajes más importantes y una vez por semana nos reuníamos para seguir con la lectura. Elegimos diferentes técnicas y consignas con cada capítulo. Con lo elaborado logramos distintas miradas, con atención y memoria, dábamos paso a la imaginación con mínimas modificaciones”. Los chicos participantes se están iniciando en la escritura, con dificultades para expresar y comprender algunas consignas, por eso, la selección por grupos respondió a dar pasos sobre la oralidad y la lectoescritura.
En los poemas susurrados, la tarde caía fresca por obra de la cantina, en bebidas y caseritos. Sobre el cierre, Delmo Díaz realizó un repertorio a pedido del público. “Agradecemos el esfuerzo y el compromiso de artistas, autores, colaboradores, docentes, el logro de esta jornada es gratificante” dijo Daniela Saporito, directora del establecimiento. Las rifas, entradas voluntarias, el pago de los stands, el trabajo de la cantina sumó el dinero necesario para concretar la fiesta quinceañera a 11 alumnas, la misma se realizó el día 30 de noviembre. Y a la buena noticia se rumorea otra, debido a la repercusión de este día, la feria podría repetirse el año próximo.

Autor: Redacción EcoDias