Opinión

Fecha: Martes, 19 Junio, 2018 - 00:00

El pasado y su retorno

No todo lo que escribo se ajusta a lo que leí (cuando podía, puesto que quedé casi ciego).
Acudo a mi memoria, los achaques de la avanzada edad (92 años), golpean más en lo físico que en mi mente.
Démosle a esta nota forma de historia (real), contada como novela.
Un libro de los años 1300 a 1400 relata que Colón, antes de emprender su viaje a las América (no a la India), vivió muy cercano a la comunidad judía.
En otra parte recuerdo que cuentan sus frecuentes viajes a Italia, para ver a cartógrafos y navegantes (algunos de origen judío), cosa que me extrañó pues por lo que pude leer, los judíos de la antigüedad no eran marinos.
Descubrí que el astrolabio y otro aparato que aún hoy se utiliza fueron creados por judíos. ¿Cómo desentrañar este misterio?
No sé si entre la tripulación que contrató Colón había judíos.
Lo que sí sé es que los primeros judíos que se sabe llegaron a América fueron a parar a Brasil.
Estoy en el mes de junio del 2018, trato de estar al día en cuanto a información (todo me interesa).
La palabra sefardí (castellana) si se lo preguntas a tu celular, te responde “judío español”.
En 1492 la Iglesia Católica desplaza a negros y judíos de España, se exiliaron, mantuvieron su condición como judíos, a los que se quedaron se los llamo “conversos”. Aceptaron al catolicismo, pero en su interior seguían siendo judíos.
Hay un dicho que lo sintetiza (lo oí por 1930) “Aid in Stub, a mench in gas”, que traducido es “judío en casa, hombre en la calle”.
En tu mismo celular (inteligencia artificial), encontrarás una extensa nota en la que publican los países adonde fueron a parar millones de sefardíes, con apellidos distintos (muchos de los apellidos que conocemos) que terminan con la letra s, podrían tener origen sefardí.
Hay una lista de países donde fueron a parar estas personas, me atrevería a afirmar que llegaron a casi todo el mundo.
Esta mezcolanza que hago desconcertará a muchos.
Judíos que no viven del mar, crean aparatos que están en cada barco.
Hoy China pasó a ser la primera economía del mundo y es el país más poblado de la tierra, cuentan entre 1300 a 1400 millones de habitantes.
Muchas veces me pregunté: ¿Hay judíos en China? ¿Son chinos, mantienen sus costumbres, sus tradiciones? No sabría decirlo.
Sí sé que en los siglos VI y VII de la era cristiana, mercaderes judíos fletaban barcos que llegaban a puertos y ciudades chinas.
Había cuatro formas de llegar a China por tierra y una por mar. Y de las cuatro por tierra, dos eran muy riesgosas.
La política económica que hoy predica China (que tiene su parte comunista y su parte comercial, que se rige por las normas capitalistas) ha lanzado al mundo su proyecto de volver a la “ruta de la seda”, que es la misma que utilizaron los mercaderes judíos para llegar a China.
Podríamos disponer de estadísticas verdaderas, podríamos encontrarnos que los judíos de origen sefardí podían sumar millones.
Cuenta la nota que en los siglos VI y VII, los judíos ya hablaban el hebreo.
Y remato estas reflexiones con las palabras del marxista italiano Antonio Gramsci -parece que tenía familiares judíos-, quien en su libro “Lettere di cárcel” (Cartas desde la cárcel) da término a una discusión con las siguientes palabras: “Los católicos de hoy son los judíos de ayer”.
La primacía de la economía china es hoy reconocida mundialmente. China es el acreedor más grande que tiene Estados Unidos. ¿Qué hará con tanto dinero acumulado?
China participa de la Organización Mundial de Comercio, falta saber en que los invertirá
Estoy seguro que el capitalismo hoy ya no domina al mundo.
¡Cómo me gustaría vivir unos 5 años ante un capitalismo en plena decadencia y un mundo nuevo que nace!

Autor: Por Aron Berstein