VINCULACIONES Economía social

Fecha: Martes, 3 Octubre, 2017 - 00:00

El movimiento cooperativo y las universidades

Se desarrolló la 13° jornada universitaria de Entidades de la Economía Social, evento organizado por el Departamento de Ciencias de la Administración y la Asociación Intercooperativa Regional Limitada. Con presencia de representantes cooperativos locales y de la región se abordaron las experiencias del movimiento y la vinculación entre universidades y entidades cooperativas.

El 7 de septiembre se concretó en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Sur el encuentro también auspiciado por la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo (FACC), donde expusieron el contador Gualberto Di Camillo, gerente Institucional de Agricultores Federados Argentinos SCL, sobre “Un caso de éxito del cooperativismo argentino”, experiencia santafesina y la contadora Noelia Zapata de Jacob, representante de la Agrícola Regional, ejemplo de cooperativismo multirrubros.
Se sumaron las disertaciones de la licenciada Paola Bohorquez, asociada del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de Argentina, quien expuso sobre “El desafío de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y el rol del movimiento cooperativo” y de la licenciada María Estela Lauritto, quien se refirió a las “Experiencias concretas de la vinculación entre las universidades y las Cooperativas”.

Imprescindibles
Entrevistada en el programa Mundo Solidario, que se emite por Radio Universidad; María Estela Lauritto, coordinadora del Programa en Cooperativismo y Economía Social en la Universidad, declaró que “las cooperativas y mutuales son imprescindibles para el desarrollo del país, para la generación de empleo y la Universidad no puede estar ajena a todo lo que tenga que ver con producir conocimiento y apoyar el desarrollo de un país”.
“Detectamos que había muy poca consideración en el contexto de las funciones universitarias: docencia, investigación y extensión”, diagnosticó Lauritto. En consecuencia se impulsó la incorporación de contenidos en carreras universitarias “en función de la docencia, qué puede hacer el Estado para que en las universidades se enseñara o no se dejara de hablar de aquello que sí hay que hablar. Por ejemplo, en las carreras de Contador y Abogacía se incorporaron contenidos obligatorios, el Estado no puede intervenir porque la Universidad es autónoma, excepto en este mecanismo de las carreras de interés público, es ahí que desde el Programa solicitamos la incorporación de contenidos mínimos en estas carreras, que se estaban tratando en ese momento, y lo conseguimos. Todas las carreras de Contador y Abogacía en la Argentina, a partir de que se inicie el nuevo proceso de acreditación deberán tener en sus planes de estudio contenidos sobre cooperativismo, economía social y mutualismo”. La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CoNEAU), organismo descentralizado que funciona en jurisdicción del Ministerio de Educación de la Nación, verifica los contenidos mínimos en todos los planes de estudio, en la próxima convocatoria realizará la acreditación de los planes de estudio que incluirán conceptos y visiones del cooperativismo y mutualismo.
“La Universidad Nacional del Sur es pionera en la enseñanza de la economía social, eso demuestra que lo que estamos haciendo es la dirección correcta, uno puede ver el desarrollo cooperativo en Bahía Blanca y no es ajeno a la existencia de un gabinete de cooperativismo en la Universidad, si nosotros pudiéramos reproducir este ejemplo a todas las universidades del país y con la importancia a lo que se le ha dado a la región, creo que la verdad que el Estado podría decir que se acabó la política porque logramos el objetivo” describió la licenciada.
En cuanto a las relaciones de la Universidad Nacional del Sur con entidades cooperativas locales, se destaca la historia compartida, “fue una de las primeras universidades que presentó proyectos en la primera convocatoria, de la mano Cooperativa Obrera, y una de las acciones que después generó la central de compras deviene de uno de los proyectos que financiamos. Uno siente parte del afecto y reconocimiento por aquella primera intervención, siente que es un lugar amigo, al que uno puede venir y saber que no tiene que ir a evangelizar como nos pasa en otro lado”.

Diversificación clave
Bajo el lema “con convicción y coraje, somos parte de tu historia”, la Agrícola Regional desarrolla actividades desde 1910 en la provincia de Entre Ríos. “La principal característica que hizo crecer La Agrícola Regional, creo que fue su diversificación, desde su fundación en 1910 la Cooperativa no solo trató de atender las necesidades de los productores agropecuarios, de todos los insumos que necesitaran para desarrollar la actividad agrícola sino que inmediatamente empezó a preocuparse qué le pasaba a la familia, qué demandas tenía, cómo podía atender esas demandas, y en esa mirada no solo de lo productivo sino de las necesidades familiares”, dijo la contadora Noelia Zapata de Jacob, gerenta general de la entidad.
Desde este punto, comenzó actividades en el rubro de consumo, después sumó el servicio eléctrico, “que hace más de 50 años se brinda, teniendo en cuenta la importancia del tendido eléctrico rural, así que comprometió todo lo que tuvo que comprometer en su momento para llevar adelante ese desarrollo de la energía. No solamente tenemos el desarrollo de la energía rural en todo el radio de acción, 50 kilómetros alrededor de Crespo, la ciudad donde se encuentra la cooperativa, sino que también tenemos la prestación de servicio en localidades conocidas como Libertador General San Martín, que hay una universidad importantísima y un centro de salud, y otras localidades pequeñas donde prestamos el servicio de energía eléctrica, donde la provincia nos permite toda la concesión”.
La Agrícola Regional es parte de la Asociación de Cooperativas Argentinas, “estamos trabajando con mucha fuerza y hace muchos años con la Cooperativa Obrera, para nosotros es importantísimo porque la trayectoria y experiencia que tiene en cuanto a cómo manejar la parte consumo es sumamente valioso”. La diversificación que los ocupa atiende a la preocupación por los pequeños y medianos productores, “hemos llevado adelante emprendimientos hortícolas, donde fomentamos, impulsamos el desarrollo de los productores hortícolas, les compramos su producción de calidad, también los productores de yerbas aromáticas y condimentarias, que la Agrícola es proveedora a través de Primer Precio”.
La cooperativa cuenta con 12 sucursales, “estamos involucrados en acciones que tengan que ver con el medio ambiente, con lo social, con lo cultural, con lo que tenga que ver con divulgar el movimiento cooperativo y fomentar algunas prácticas. Creería que esa es la razón fundamental: el compromiso con la comunidad, ese compromiso traducido en recursos de primera calidad, la capacitación permanente de los recursos humanos, a la juventud y mujeres cooperativistas, la educación en las escuelas rurales”.
Además, participan activamente en convenios con universidades, forman parte las cámaras cooperativas existentes, “eso nos genera compromisos, es la manera que tenemos y entendemos que la participación del movimiento cooperativo puede ayudar a cambiar la cultura y rescatar los valores del trabajo, que con la producción se puede llevar adelante un país”. Con una extensa trayectoria cooperativa, la representante asegura que “tener la posibilidad de participar en una cooperativa con la mirada de consumo tiene una valorización especial, cuando estudiaba Licenciatura en Cooperativismo, todas esas miradas de sistemas cooperativos me motivaban mucho y creo que es un honor visitarlos hoy”. Valoró el espacio de encuentro, y agregó que “el sistema cooperativo tiene que valorizarse a sí mismo, no buscando diferencias con los demás sino fomentamos lo que hacemos”.

Autor: Redacción EcoDias