INMUNIZACIÓN Salud

Fecha: Viernes, 3 Mayo, 2019 - 00:00

Contra la rabia

La vacuna antirrábica es una inmunización accesible, gratuita y obligatoria, una medida en beneficio de la salud de mascotas y humanos.

“La rabia es una zoonosis, una enfermedad que se transmite del animal hacia el hombre, es posible prevenirla”, dijo Cecilia Martinangeli, médica veterinaria referente de Zoonosis Urbanas, a EcoDias.
El virus de la rabia en un murciélago afecta el sistema nervioso central, por lo tanto, sus conductas varían, y ya no se corresponden a sus comportamientos habituales. “Los murciélagos suelen andar a determinada hora de la noche, el afectado por rabia va a andar de día, en lugar de volar va a caminar y aletear. A un gato o a un perro le va a llamar la atención, lo van a querer atrapar, cazar y en ese momento puede sufrir la mordedura, y el virus que se encuentra en el sistema nervioso central del murciélago se desplazará a las glándulas salivales, cuando muerde inocula el virus a la mascota. Si el perro o el gato están vacunados tienen inmunidad, si no lo están tenemos un problema”. Las consecuencias para las mascotas afectadas son definitivas, “confirmado el diagnóstico de rabia, las medidas a tomar con los perros y los gatos son muy tristes”.
Si el humano es mordido por su mascota, el médico que lo atienda evaluará la necesidad de colocarle la vacuna para evitar el riesgo de enfermedad, “si bien es una enfermedad que ha disminuido mucho, también es considerada una enfermedad emergente, ha vuelto aparecer con diferentes genotipos virales, es decir, va mutando, cambiando, entonces hay que evaluar si es necesaria la inmunización”. Para hacerlo tendrá en cuenta los antecedentes médicos del paciente y el lugar donde ha sido mordido, la profundidad de la herida, “cuanto más cerca al sistema nervioso central es distinto el protocolo de acción”. En general, se piensa en la mordedura de la mascota, sin embargo, un rasguño de un gato o de otro mamífero silvestre, como el zorro, el coatí o el mono pensando en otras regiones del país, “donde la rabia está muy distribuida y por eso hay que tener precaución”.

Cifras que hablan
En el mundo anualmente mueren 59.000 mil humanos afectados por este virus, la existencia de la vacuna es una opción de prevención a alto nivel, “no se ha dejado de vacunar nunca, esto mantiene controlada la enfermedad”. La misma es de declaración obligatoria, esto quiere decir que el médico o el veterinario sospecha que su paciente, humano o animal, puede tener la enfermedad debe informarlo a las autoridades sanitarias, ante esta denuncia se activa el protocolo de acción desde Zoonosis Urbanas. Ante el hallazgo de murciélagos que dan positivo a la enfermedad, se activa el protocolo de acción, habilitándose un anillo de acción, que incluyen un radio de cuadras donde se encontró el animal afectado. “Se va puerta por puerta vacunando para cubrir ese anillo sanitario, porque obviamente el murciélago ha volado cierta cantidad de metros y ha podido ingresar a domicilios”. La profesional distinguió entre el plan de vacunación de las mascotas, que está relacionado con la inmunización de enfermedades infectocontagiosa partir de los 45 días de vida del animal y la vacuna de la rabia, que se coloca a partir de los 3 meses, de única dosis, y se debe reanudar de manera anual. “Es lo que dura la inmunidad de la vacuna en el animal, porque pasado ese tiempo la defensa creada empieza a declinar, al revacunar la curva de anticuerpos vuelve a subir”. Ante la mordedura de una mascota, el dueño debe presentar el certificado de vacunación antirrábica para garantizar la inmunidad del animal.
“Hoy la vacunación es totalmente accesible porque desde el Ministerio de Salud Región Sanitaria I repartimos los frascos multidosis en los 15 municipios que la componen. Se colocan en cada una de las localidades. También, proveemos al municipio de Bahía Blanca las dosis para que coloquen en el móvil de castración y en sus campañas de vacunación en días determinados. Desde el área de Zoonosis Urbana tenemos un cronograma de vacunación antirrábica en diferentes barrios en Bahía Blanca y en los otros municipios, que actualizamos desde nuestras redes sociales”. En esta dinámica y compromiso, asegura la veterinaria que “hacemos llegar la vacuna a todos, al que puede y al que no puede, el que lleva la mascota a vacunar y también hemos ido a vacunar casa por casa; atendemos casos de personas que tienen muchas mascotas como fue el caso de una señora de Villa Bordeu que tiene 17 perros, nos acercamos y vacunamos a todos los animales”.
Según la Organización Mundial de la Salud, se está trabajando para el año 2030 no se produzca ninguna muerte por rabia. Una de las medidas de prevención más accesible es la tenencia responsable de mascotas, una actitud que ayuda a percibir a nuestros animales como seres vivos, que requieren cuidados específicos, y que debe atenderse su espacio y sus necesidades. Ellos no constituyen juguetes para los niños ni entretenimiento para los grandes, “merecen respeto, cuidado y normas de higiene al estar en contacto con ellos, que los preserve a ellos y a nosotros”.

¡ATENCIÓN!
Si se encuentra un murciélago próximo a vivienda o a humanos, la medida a tomar debe consistir en colocarle un balde con peso encima, luego informar a las autoridades sobre el descubrimiento. “Nunca hay que entrar en contacto con el animal, porque es potencialmente peligroso, personas idóneas analizarán si está o no infectado con rabia”. Frente a mordedura o rasguños, dirigirse inmediatamente a un hospital o unidad sanitaria.

DÓNDE VACUNAR A LAS MASCOTAS
Se puede concurrir con la mascota a la oficina de Zoonosis, en el Parque Independencia, todos los días martes y jueves de 11 a 15 horas, es un punto fijo de vacunación. Para conocer los sitios semanales es posible realizar la consulta en las delegaciones barriales o en la página web del municipio.

Autor: Redacción EcoDias