Reconocimiento Educación

Fecha: Lunes, 7 Abril, 2014 - 08:16

Como ganar un mundial

La bioquímica bahiense Cecilia Bouzat recibió una distinción como una de las cinco mejores científicas del mundo por su trayectoria. EcoDias entrevistó a Bouzat que recientemente fue recibida por la presidenta de la nación.

Si escuchamos que alguien de la ciudad ganó un premio a nivel internacional por su trabajo en ciencia, tal vez lo primero que pensamos es que esa persona está desarrollando su tarea en algún país de Europa o en los Estados Unidos.
Pero en la realidad no es así, ya que en Argentina se trabaja mucho en lo que respecta a las actividades científicas, existen excelentes profesionales y muchos eligen quedarse acá para seguir con sus investigaciones.
Un ejemplo de ello lo tenemos acá nomás, en nuestra ciudad de Bahía Blanca. Es el caso de Cecilia Bouzat quien recientemente recibió un reconocimiento como una de las cinco mejores científicas de todo el mundo. Bahiense que estudió en Bahía Blanca y que sigue trabajando aquí, Bouzat fue galardonada con el premio L'Oréal Unesco "For Woman in Science” por ser una de las cinco mejores científicas del mundo durante el pasado año 2013.
Para la ocasión, Bouzat viajó a la ceremonia que se realizó en la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (ANCEFN), en París.
A la vuelta al país, Bouzat fue recibida por la presidente Cristína Fernández de Kirchner en un acto que se desarrolló en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada. Pero antes de ello, EcoDias pudo entrevistar a Bouzat quien atendió el teléfono sin intermediarios ni secretarias de por medio, una humildad que deberían imitar algunas personas que para dar una nota abundan en filtros.

De la ciudad
Al dialogar con EcoDias, Bouzat ensayó una breve reseña de su biografía: “Soy bahiense, hice toda mi carrera no solo en Argentina sino en Bahía Blanca, salvo un año y unos meses que estuve trabajando afuera y luego visitas cortas de investigación pero desarrollé toda mi carrera, estudié en la Universidad Nacional del Sur, hice el doctorado en la universidad, trabajo en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de CONICET y de la universidad, doy clases en la universidad así que para mí también es un orgullo representar a la ciudad y me siento realmente orgullosa de que se puede hacer buena ciencia en Bahía Banca”.
Acerca del premio explicó que éste es otorgado por la Fundación L'Oréal junto con la UNESCO para fomentar a la mujer que trabaja en ciencia: “Se llama Premio L'Oréal - UNESCO “For Women in Science”. Es un programa que ya tiene 16 años y se premia todos los años a cinco mujeres que se han destacado en sus actividades científicas pero divididas por regiones. Es decir, América Latina es una región en la que competí yo, otra es Estados Unidos y Canadá, otra región es Europa, otra es Asia y Pacífico y otra es África. De cada una de esas regiones eligen una mujer y un año es para ciencias de la vida que es en la que a mi me presentaron y al año siguiente es de ciencias físicas y de la tierra. No hay autonomizaciones, es decir que alguien te tiene que presentar y son investigadores que están autorizados por L'Oréal y UNESCO para hacerlo. O sea que ya hay una preselección en cuanto a quién presenta y a quiénes se presentan”.
Si bien en las presentaciones se muestran los principales trabajos de cada científica, el premio es a la trayectoria y no a una investigación concreta en sí.
Para saber más acerca de lo que son las llamadas ciencias de la vida, Bouzat detalló: “Es todo lo que son ciencias médicas, todo lo que son ciencias biomédicas, biología. Por ejemplo, de las mujeres que ganaron, la de Estados Unidos y la de Japón en inmunología, la de Europa trabajaba en receptores de sistema nervioso, opioides, y la de África es bióloga y trabaja en plantas”.

Su línea de investigación
Anteriormente, Bouzat describía los trabajos principales de sus colegas también galardonadas, respecto a su propia línea de investigación, relató: “La mía son receptores del sistema nervioso, en particular el receptor nicotínico y otros semejantes que intervienen en la contracción muscular porque son los que comienzan el proceso de contracción muscular cuando la neurona le dice al músculo que tiene que contraerse. Y también están en sistema nervioso central y están relacionados en alguna medida con adicción y con enfermedades como Alzheimer y esquizofrenia. Todavía eso no está muy claro bien cuál es el rol de los receptores y qué fármacos podrían utilizarse para favorecer la sintomatología de esas patologías”.
Dichos receptores están alterados, explicó la científica aunque, insistió, todavía es bastante nuevo todo lo que se está conociendo: “Así que no son muy claros los fármacos que podrían utilizarse y nosotros estamos estudiando cómo funcionan estos receptores bien a nivel molecular, cómo funcionan, cómo funcionan mal en algunas patologías, qué fármacos podrían utilizarse para cambiar el funcionamiento. Y esto va a sentar bases para el desarrollo de fármacos justamente para esas patologías”.
Lo destacado aquí es la comprensión y el conocimiento de la manera en que esos receptores funcionan.

La ciencia en Argentina
Más allá de las dificultades que puedan presentarse, el trabajo de Bouzat demuestra que se puede hacer ciencia en nuestro país y de manera destacada: “Siempre es difícil hacer ciencia en Argentina pero es posible, hay muy buenos recurso humanos, yo creo que hay investigadores muy reconocidos internacionalmente. En los últimos años hubo políticas de apoyo a la ciencia, mayor ingreso de becarios, de investigadores pero como en todo nos faltan recursos todavía y hay que seguir trabajando para aumentar los recursos y para seguir apoyando a la investigación porque para estar siempre a nivel del primer mundo tenemos que tener tecnología actualizada, necesitamos nuevos equipos y todo eso insume costos elevados. Por eso necesitamos apoyo y también para recursos humanos por supuesto que es lo más importante”.
El galardón otorgado a Bouzat brinda aportes económicos para ayudar en el desarrollo de su carrera: “Este premio da algo, sí, por ejemplo podés disponer de fondos para asistir a congresos o para ir a hacer unas pasantías de investigación a otros lados, es decir que dispones de fondos y por lo tanto facilita mucho porque con los subsidios nacionales ahora es difícil viajar y participar de congresos”.

Quedarse en Bahía
Si a alguien le dan un premio por su trayectoria quiere decir que esa persona es muy buena en lo que hace y por lo tanto podría estar trabajando en cualquier país del mundo. Sin embargo, Bouzat eligió no solo quedarse en Argentina sino continuar trabajando en la ciudad en la que se formó, Bahía Blanca: “Yo hice un pos doctorado y elegí volver porque me gusta vivir en mi país y Bahía Blanca es mi ciudad y a mi me parece que tiene mucha potencialidad y que si bien hay una diferencia con Buenos Aires donde están todos los recursos humanos y económicos concentrados, creo que nuestro país tiene que ser más federal y trato de trabajar para que se puedan distribuir recursos humanos y económicos a lo largo de todo el país, por supuesto en mi ciudad”.
Bouzat también da clases en la universidad y por ese motivo aprovechamos para preguntarles sobre el interés de los más jóvenes por la ciencia: “Yo creo que hay muy buenos estudiantes, hay muchos interesados. Como hubo más aperturas de becas, hay más becas, la universidad también da becas para investigación y creo que sí que realmente tenemos que seguir trabajando Y es un esfuerzo de todos, no solo de autoridades sino de todos nosotros, investigadores, profesores para seguir incorporando a chicos al sistema científico para hacerles mostrar desde jovencitos lo que es la investigación, que no vean que investigar es solo para gente rara que se aburre sino que uno puede hacer investigación, tener una familia y sobre todo para mujeres que es lo que más nos cuesta tener hijos y tener una carrera demandante pero es posible. Así que es interesante mostrar ya en jóvenes o en chicos que están empezando a pensar qué estudiar, que se puede hacer ciencia en Bahía Blanca”.
En el año del mundial de futbol híper mediatizado, una científica bahiense logró un premio justamente a nivel mundial. Si comprendiéramos por dónde debería ir la cuestión a la hora de poner el acento en uno u otro tema respecto a su difusión, entenderíamos que entrevistar a una científica tan destacada es como entrevistar a Messi o Agüero.

La mujer en la ciencia
“La mujer cada vez está ocupando un lugar de mayor importancia pero personalmente creo que todavía no está equiparado con el hombre por aspectos biológicos de que la mujer tiene que dedicarse tiempo la que quiere tener hijos y además quiere estar con sus hijos y necesita un tiempo y un esfuerzo adicional para eso. Pero de a poco creo que va logrando tener las mismas posibilidades que los hombres pero sí me parece que son importantes programas que apoyen a la mujer porque si o si se requiere un esfuerzo adicional en este mundo tan competitivo”.

Autor: Redacción EcoDias