©Todos los derechos compartidos

Latinoamérica cooperativa
El doctor Dante Cracogna, miembro del Grupo Asesor Jurídico de la Alianza Cooperativa Internacional, estuvo en Bahía Blanca para brindar una clase como cierre de la Cátedra Libre de Derecho Cooperativo. Antes de ello habló con EcoDias sobre importantes temas que hacen a la temática.

El doctor Dante Cracogna, miembro del Grupo Asesor Jurídico de la Alianza
Cooperativa Internacional, estuvo en Bahía Blanca para brindar una clase como
cierre de la Cátedra Libre de Derecho Cooperativo. Antes de ello habló con
EcoDias sobre importantes temas que hacen a la temática.

El currículum del doctor Dante Cracgona es amplísimo pero para tener una
idea de la importancia de su persona dentro del movimiento cooperativo, podemos
decir que Cracgona es miembro del Grupo Asesor Jurídico de la Alianza
Cooperativa Internacional. También podemos agregar que es coordinador de la Comisión
Jurídica de la Reunión Especializada de Cooperativas del Mercosur; y por si
fuera poco es bueno destacar su papel coordinador dentro de la Comisión que
elaboró el proyecto de Ley Marco para las Cooperativas de América Latina de la
Organización de las Cooperativas de América y de la Comisión designada por la
ACI Américas para su actualización. Elegimos esos aspectos de la destacada
labor de Cracogna debido a los temas que él mismo va a desarrollar en estas
páginas y que refieren a la cita que lo trajo una vez más a Bahía Blanca.
Cracogna se presentó en la Universidad Nacional del Sur para dar una clase
magistral sobre “Derecho Cooperativo en General; y Ley Marco para las
Cooperativas de América Latina y el Estatuto de las Cooperativas del Mercosur”.
Antes de ello, EcoDias entrevistó a Cracogna en las instalaciones que la
Cooperativa Obrera de Bahía Blanca tiene en calle Paraguay al 300: “Es
simplemente una clase más, solo que es la clase de cierre del ciclo que
organiza aquí en la Universidad Nacional del Sur, el Departamento de Derecho,
la Cátedra Libre de Derecho Cooperativo. Los organizadores han tenido la
gentileza de invitarme para que, culminando el ciclo que ellos han llevado a
cabo con todo éxito durante todo este período, yo haga una exposición con una
mirada un poco más amplia sobre el derecho cooperativo en perspectiva
internacional y comparada. Hasta ahora la cátedra se ha dedicado
fundamentalmente y con mucha eficacia al análisis del derecho cooperativo
nacional que es el que directamente interesa a los colegas que se han inscripto
en este ciclo. Pero ahora para terminarlo les pareció conveniente, oportuno, hacer
una mirada al panorama del derecho cooperativo en la región, en el continente y
en el mundo”.
Justamente y a la hora de ampliar detalles sobre los temas, Cracgona se refirió
al derecho cooperativo en América Latina: “América Latina tiene una perspectiva
del derecho cooperativo que de alguna manera se singulariza porque
prácticamente todos los países de la región del subcontinente tienen
legislación cooperativa y además tienen una legislación cooperativa que en
rasgos generales está caracterizada por una firme adhesión a los lineamientos
doctrinarios del cooperativismo. Dentro de ese andarivel hay por supuesto
diferencias que corresponden a los derechos nacionales propios de cada país y a
la época de sanción de cada una de las leyes. Si bien es cierto que en los
últimos años se ha producido en el continente latinoamericano un proceso de
actualización de la legislación cooperativa que prácticamente ha puesto ha
todas las legislaciones en un meridiano de bastante actualidad, salvo la ley de
la República Dominicana que es del año 64, las demás son mucho más recientes”.
La más antigua, continuó Cracogna, es la ley boliviana del año 1958 la cual fue
actualizada hace un par de años: “De manera que estamos con una legislación
bastante homogénea dentro de la cual sí se advierten algunas líneas de cierta
diferencia. Por ejemplo, algunos países que incluyen dentro de un tema
legislativo general de economía social o solidaria o solidaria y popular, a las
cooperativas también. Esa es una cosa relativamente novedosa pero en términos
generales existen leyes específicas sobre cooperativas en cada uno de los
países y existe también una ley marco que es un proyecto, un documento que ha
elaborado la Alianza Cooperativa Internacional de las Américas como orientación
para que los parlamentos de la región y los movimientos cooperativos tengan una
pauta a la cual referirse a la hora de actualizar su legislación”.

Un documento orientativo
Otro de los puntos a hablar fue el de la Ley Marco para las Cooperativas de
América Latina y al respecto Cracgona explicó que si bien se la llama ley, no
lo es propiamente sino que tiene la forma: “Está redactada con una estructura
de artículos, como normas y además cada uno de esos artículos acompañado de una
fundamentación de lo que podríamos llamar una exposición de motivos como para
darle su razón de ser.
Esto es nada más que un documento de orientación, no es una ley en el sentido
estricto pero sirve para que los que tienen que legislar puedan remitirse a
ella no para copiarla como un modelo porque definitivamente no es ese su
objetivo, sino para tener elementos que a la hora de tener que decidir ciertos
temas, puedan ser consultados y en todo caso tenidos en cuenta para la
redacción de las leyes nacionales. Cosa que ya ha venido ocurriendo porque son
varios los países que han sancionado leyes que toman algunos aspectos de la ley
marco. Por otra parte, a fines del año 2012, el parlamento latinoamericano, se
llama así pese a que no es un parlamento en el sentido de que emita leyes sino
que reúne a los parlamentarios, a representantes de los parlamentos de la
región, para tratar temas que luego sirven de orientación al trabajo de los
parlamentos nacionales. Este parlamento latinoamericano que tiene su sede en
Panamá, prácticamente ha hecho suya la ley marco que elaboró la Alianza
Cooperativa Internacional de las Américas”.
Lo que hizo ese parlamento, señaló Cracogna, son algunos ajustes lo cual es
razonable ya que los parlamentarios al efectuar un análisis, tienen la
intención de dejar su impronta en algún tema “pero básicamente es lo mismo que
la ley marco. Y eso ahora tiene la sanción del parlamento latinoamericano, es
decir de los propios representantes de los parlamentos nacionales que lo
recomiendan a este documento como una orientación para actualizar la
legislación cooperativa del continente”.
La tercera cuestión por la que EcoDias consultó a Cracogna, es por el llamado
Estatuto de las Cooperativas del Mercosur que, como su nombre así lo indica,
está circunscripto a los países o Estados parte del acuerdo de Asunción que al
momento de elaborarse eran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay: “Hoy el
Mercosur está en un proceso de expansión y se han ido incorporando otros países
como estados parte y otros en categoría de adherentes. Este estatuto de las
cooperativas del Mercosur apunta a que se puedan crear cooperativas
transnacionales dentro del espacio común mercosureño”.
Una cooperativa transnacional, expresó Cracogna, significa una cooperativa que
pueda tener asociados en más de un país de la región: “Esto permitiría una
ampliación geográfica del ámbito de actuación de las cooperativas y por cierto
permitiría impulsar el proceso de integración regional a través de este
expediente.
Tiene de alguna manera el precedente de lo que se hizo en la Unión Europea en
el año 2003 con el estatuto de las cooperativas europeas que tiene el mismo
propósito: cooperativas transnacionales dentro del ámbito de la unión con la
importante diferencia de que en la Unión Europea ese estatuto es legislación
que está ubicada en un nivel superior a la nacional, es legislación
supranacional”.
A diferencia de esa situación, en el Mercosur no hay una legislación
supranacional: “Lo que se acuerda en el Mercosur tiene que luego ser ratificado
por cada uno de los países y si no, no entra en vigencia. De manera que con
este estatuto de las cooperativas del Mercosur que fue aprobado en abril de
2009, estamos todavía con que los países no han decidido su incorporación al
derecho nacional con excepción del Uruguay que sí lo hizo hace ya varios años”.
En el caso de Argentina, hay un proyecto de ley en el Congreso que no muestra
avances y algo similar ocurre en otros países: “De manera que está la
herramienta, la herramienta fue aprobada por el parlamento del Mercosur reunido
en Asunción del Paraguay en una de sus primerísimas sesiones. El parlamento fue
creado por un protocolo de Montevideo en el año 2005. Se constituye, empieza a
funcionar y la primera norma que sanciona en el año 2009, fue justamente el
estatuto de las cooperativas del Mercosur.
Esto fue en 2009, estamos en 2015 y los parlamentos nacionales, excepto,
repito, Uruguay, no han tomado nota de lo que sus propios representantes han
aprobado por unanimidad en el parlamento del Mercosur”.

El cooperativismo bahiense
Antes de finalizar la charla, EcoDias le pidió al doctor Cracgona, una
opinión sobre el movimiento cooperativo de Bahía Blanca: “En Bahía Blanca
ustedes tienen la fortuna de contar con un movimiento cooperativo desarrollado
e integrado. Un movimiento cooperativo que se reconoce en las distintas
organizaciones que lo integran. Por eso tienen una Asociación Intercooperativa
Regional que vincula las cooperativas de distinta actividad dentro de los
partidos vecinos. Esto es una novedad que aportó el movimiento cooperativo de
la región hace muchos años y que es un modelo que ya en aquel tiempo era
novedoso en el país y que se ha ido consolidando con el tiempo. Pero además
tienen una cooperativa de primer grado que se ha constituido en una cooperativa
señera en un ámbito que trasciende mucho Bahía Blanca y sus partidos vecinos,
que es la Cooperativa Obrera”.
La Cooperativa Obrera, dijo Cracgona, es una muestra de la capacidad de
realización del movimiento cooperativo aún en contextos que han tenido
dificultad: “La Cooperativa Obrera ya ha superado los 90 años y sigue
funcionando y desarrollándose con todas las contingencias que a lo largo de su
período le ha tocado vivir. Esta es una muestra de la posibilidad que brinda el
movimiento cooperativo a dar respuesta a necesidad y la primera necesidad es el
abastecimiento de los artículos de consumo y a esto apunta la acción de la
Cooperativa Obrera aún en un ámbito tan competitivo como es la distribución
minorista en el país y a escala mundial porque esto no es exclusivo por cierto
de la Argentina. Sin embargo dentro de ese contexto ha mostrado que la
organización de los propios consumidores democráticamente estructurada y
eficientemente gestionada, que es el otro aspecto, es capaz de dar una
respuesta positiva”.

facebook
Twitter
Follow
2015-07-28 00:00:00
Etiquetas: Economía social.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp