©Todos los derechos compartidos

Emoción, memoria y vínculos
“La memoria es el producto final de un montón de procesos anteriores que hacen que me puedan acordar de las cosas”, afirma la licenciada Myrian Rodríguez, quien dictará el Taller de Memoria en el Centro Cultural de la Cooperativa Obrera durante los meses de junio y julio.

La
memoria es el producto final de un montón de procesos anteriores que hacen que
me puedan acordar de las cosas
”,
afirma la licenciada Myrian Rodríguez, quien dictará el Taller de Memoria en el
Centro Cultural de la Cooperativa Obrera durante los meses de junio y julio.

La entrega contará con ocho
encuentros
y se pretende «generar la conciencia de la prevención
continua, a que cuidar todos los procesos que implican la memoria. La memoria
es el producto final de un montón de procesos anteriores que hacen que me
puedan acordar de las cosas. Si no estoy atenta no me voy acordar de nada, la
atención es el primer proceso que se pone en marcha
” introduce la tallerista, que reconoce que hay olvidos malignos y olvidos benignos, todos tenemos olvidos
y es normal tenerlos
; el tema es qué olvido, cómo y quién se queja del olvido”.

Causas y efectos
Muchas personas llegan a la instancia del taller preocupados por su
capacidad para recordar o incluso para aprender a detectar fallas de memoria,
“la mayoría de la gente está tomando conciencia
que hay que prevenir, el ejercicio mental nos hace más ágil. Se dice que el Mal
de Alzheimer es la pandemia de esta época o tenés alguien conocido que ha
pasado por esto, el concepto es que vivimos en una ciudad y en un país
envejecido, tenemos muchos adultos mayores
”.
Un déficit de memoria puede estar marcado por la
falta de atención como también por estar pasando un duelo. «Por qué me
olvido las cosas, si estás duelando estás atento a tu dolor» apunta la
especialista.
La ejercitacion es la propuesta para quienes
concurran, sin embargo, el encuentro con otros termina aportando una gran cuota
de participación a la memoria. «No salgo porque me tengo que movilizar, no
tengo tantas ganas como antes, me resfrío, no me quiero enfermar, con estas
excusas me quedo en mi casa. Si me encierro, no propicio el encuentro con el
otro en alguna actividad relajada, linda y que nos haga trabajar, también reír
y compartir. Hay muchas palabras que dejamos de usar si estoy sola, hablo con
la perra o con el televisor, que no me contestan, en esta situación siempre
tengo la razón, no hay quien me diga lo contrario. No hay intercambio
”.
Según Rodríguez, hacer mandados, juntarse con
amigas, jugar a las cartas, salir al cine o salir a caminar me pone en
situación de realizar intercambios con otros humanos. «Aparece entonces el
fenómeno ´lo tengo en la punta de la lengua´, porque son palabras que cayeron
en desuso y entonces no me la
s acuerdo. Ahí aparece la angustia, ´me estoy olvidando
todo´. No tiene que ver el deterioro de la persona, sí hay uno esperable, esto
no quiere decir que todos los que se olviden cosas estén en las postrimerías de
una demencia».
La licenciada
recomienda una visita al médico neurólogo después de los 60 años,
«el cuerpo tiene un desgaste esperable, del uso de la
maquinaria». También es necesario contextualizar el tiempo en que
empezaron los olvidos, «por qué me estoy olvidando de las cosas». La
emoción mucho tiene que ver con el recuerdo, «interviene de una manera
directa».
Rodríguez recomienda
«cualquier taller es bueno si se da un encuentro con el
otro, cualquiera que me estimule para encontrarle una razón al día, compartir
una mesa con gente que no conozco y que voy a conocer a partir de esa actividad
. Quedarse no es un
buen amigo».

Juntarse a recordar
La característica principal deltaller
es que estimula el área neurocognitiva, «es preventivo desde lo primario,
no hay ningún tipo de patología, entonces ejercito estos mecanismos y procesos
que entran a caer en desuso. Tenemos la posibilidad de la neuroplasticidad, que
tiene que ver con que si yo pongo en marcha algunos procesos esto hace que algunas
neuronas que no estaban teniendo en ese momento conexión o no estaban en
actividad puedan concretarlo. Nos da la posibilidad de que nuestro cerebro se
active y se desplieguen otras posibilidades nuevas».
La tallerista asegura que los encuentros «alcanzan para saber de qué se
trata, lo importante es que quienes concurran tengan la cabeza abierta y vean
si esta actividad les gustó». En las primeras jornadas se realizan
explicaciones teóricas prácticas sobre la memoria, «después escucho cuáles
son las quejas qeu tienen cada uno, son las quejas mnémicas, jugamos, proque los
talleres de memoria tienen esta posibilidad. Los juegos desarrollan varias
áreas del cerebro», de paso se retoma la actividad lúdica, «que hemos
perdido, volver a realizarla nos devuelve recurso lingüístico mediante la
narración, traer recuerdos de otras épocas y compartir desde la risa, de mí
misma, del otro, nos reímos juntos, pasamos un momento agradable».

El objetivo es crear un espacio
cómodo,
agradable, accesible en cuanto a distancia. «Hacemos ejercicios de todo
tipo, son desafíos a resolver, tiene que tener este propósito, no importa si lo
hacés bien o mal. Si desafía tu naturaleza y procesos es porque algo estás
trabajando». Sopas de letras, palabras cruzadas, crucigramas, situaciones
problemáticas para hacer y pensar cómo lo hacemos. «Si no desafías en la
vida siempre te vas quedando en el mismo lugar».

RECORDAR
El martes 30 de mayo desde las 10 horas se realizarán las inscripciones
para el Taller de Memoria. El cupo asciende a 30 personas. Comienza el día
lunes 5 de junio y se dictará de 14 a 16 horas en Zelarrayán 560.

facebook
Twitter
Follow
2017-05-23 00:00:00
Etiquetas: Economía social.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp