Educación

Fecha: Miércoles, 30 Enero, 2019 - 00:00

Ya van por los 26

Con un nuevo aniversario cumplido, el Museo de Ciencias continúa con sus actividades en el mes de enero. Dos talleres para niñas y niños marcan el camino de la temporada de verano en el Museo de la calle Castelli al 3700, la renovación ha sido la marca que dejó su cumpleaños número 26. Hace mucho tiempo que la entidad municipal trabaja en varios proyectos y la jornada de cumpleaños fue la fecha ideal para compartirlos con la comunidad. “Empezamos nuestro aniversario con la inauguración del Jardín de Nativas, una forma de conservar los caldenes con los que cuenta desde siempre el predio del Parque de la Ciudad”, reflexiona Liliana Dascanio, directora de la institución municipal. El Museo comenzó su tarea educativa y de divulgación científica el 15 de diciembre de 1992. Largo recorrido “Lo primero era darse cuenta que en este parque, los González Martínez, sus ex dueños, habían realizado una hermosa plantación de árboles exóticos, incluyendo un espacio de plantas nativas con caldenes, chañares y algarrobos. El reconocer esto y tratarlo dentro de la municipalidad constituyó un paso más en el reconocimiento del espacio natural”, afirmó Dascanio en la descripción del proyecto. La apertura del lugar fue acompañada por Norman Dicek, ingeniero agrónomo, quien explicó la necesidad de conservar el caldenal. En el tiempo de preparación, se contó con la colaboración del arquitecto Horacio Miglierina, con quien Dicek intercambió pareceres respecto al valor del espacio. “Llegó la idea de protegerlo de alguna forma, y se logró una resolución de la ordenanza que lo indica como patrimonio verde urbano de la ciudad de Bahía Blanca”. La búsqueda de la aplicación de esta medida fue un trabajo que comprometió a los integrantes del Museo de Ciencias, “había un mal uso del lugar, porque se extraía leña y también porque a la hora de los cortes de pastos se barría con renovales u otras plantas herbáceas y arbustivas que acompañan al caldén”. El apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires fue fundamental para la construcción y puesta en valor del sitio. “Consideraron interesante el proyecto que presentamos desde el Museo de Ciencias y por eso nos otorgaron un subsidio para realizarlo, así le dimos nacimiento a este jardín que había sido soñado ya por otros directores del Museo y nunca se había podido concretar”. El acceso a esta contribución, en su tercera entrega, marcó una decisión entre proteger el bosquecito de caldenes haciendo un alambrado perimetral alto o construir la cartelería educativa, “teníamos que optar y nos pareció que nuestro punto focal tenía que estar en la cartelería y en educar, seguimos insistiendo que es la mejor manera de trabajar con el medio ambiente”. El Jardín de Nativas fue recorrido por primera vez, el grupo de asistentes pudo observar la señalética que destaca cada una de las especies que se encuentran en el lugar. “Hicimos una actividad con chicos y grandes debajo de un algarrobo donde rendimos tributo a un dios del habitante primitivo, que hablaba al algarrobo y le pedían permiso para estar en su sector y cobijarse bajo su sombra”. La leyenda remontó a los participantes a otros tiempos y otras prácticas que supieron vincular la vida humana y la naturaleza de forma más directa de la que vivimos hoy. El momento fue propicio para colgar cintas rojas en el árbol, como una forma de rendir tributo a los antiguos pobladores y su cultura. Y más El Dr. Aníbal Prina se sumó al cumpleaños y habló de la importancia ecológica del bosque de caldenes y todas las especies nativas que forman parte de este. El bosque de caldenes pampeanos constituyó el centro de la temática, la arboleda local es un “relicto”, supervivientes en menor medida de aquellas provenientes del sur. “Cumplen la misma consigna ecológicamente, por eso es destacable y necesaria su protección”, insistió la directora. Posteriormente, Abuelos Relatores para la Memoria y Abuelas y Abuelos Cuenta Cuentos del PAMI hicieron la delicia en el público con narraciones orales. “Fue muy destacable para nosotros la participación de escuelas en estos festejos, son quienes suelen visitarnos con frecuencia”, afirmó en relación con las muestras organizadas por las escuelas primarias N° 7 y 22, stands montados para la Feria de Ciencias, con una llegada a la instancia regional. “Los hicieron en alguna medida en función a la temática del Museo, vinculada a la sala Orígenes, el universo”. La Escuela Primaria N° 48 organizó un repertorio musical, alegrando con voces dulces. “Vinieron acompañados de sus padres y además, como estaba diagramado que cuando oscureciera íbamos a contar con los telescopios traídos por la agrupación Bahienses aficionados a la Astronomía, entonces los invitamos a hacer un picnic para que extendieran su estadía y llegaran a las horas de la noche para compartir el avistaje de la luna”. Al aniversario asistieron el intendente municipal Héctor Gay, Ricardo Margo, titular del área de Cultura y la coordinadora de museos, Marina Fuentes. “Fueron muchas actividades, mucha gente en el parque, estuvo muy colorido”, agregó Dascanio. Una de las incontables ayudas para la concreción de proyectos llegó desde Greenpeace, la entidad internacional insistió y apoyó la inauguración del Jardín de Nativas, lo cual habla de la apertura del Museo para recepcionar las preocupaciones de organizaciones dedicadas al cuidado del medio ambiente. “Esto también marcó una revisión de ciertas prácticas comunes dentro del barrio, como era el uso de los árboles para leña, ahora hay una referencia histórica que indica un replanteo de esta actitud y nos invita a pensar en su valor”. El Museo de Ciencias renovó su sala Orígenes, “el 22 de diciembre continuamos con el festejo, reinauguramos la sala”. Ante un año difícil, la institución pudo concretar varios sueños. “Hemos logrado muchas cosas, nuestro proyecto ha sido la remodelación de todas las salas y fuimos concretando un montón de materiales y financiamiento para poder acceder a esto”. Un plantel comprometido con la entidad, que contó con mayor cantidad de empleados a lo largo del 2018, “llegamos a tener un equipo multidisciplinario, con muchas ganas de trabajar, concreté mi anhelo de siempre, por eso el balance es más que positivo”.

Autor: Redacción EcoDias