PARA VER Y CONSIDERAR Cine

Fecha: Miércoles, 11 Julio, 2018 - 00:00

Vení, votá

La Academia de Hollywood ha convocado a casi un millar de nuevos miembros de todo el mundo.

Hace años que la industria cinematográfica estadounidense recibe quejas y críticas por falta de equidad salarial y falta de inclusión racial y de género, pero tomaron mucha fuerza después de las denuncias de abusos sexuales y acoso en general y el caso del productor Harvey Weinstein en particular.
Entre los intentos de mejorar la situación -al menos en apariencia ya que los resultados se verán a largo plazo- y limpiar en lo posible su imagen pública, el 25 de junio la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood anunció que ha cursado invitaciones a posibles nuevos miembros que propiciarían la diversidad en sus filas y en las votaciones a futuro.
El número exacto es de 928 candidatos, que podrían sumarse -habrá quien no acepte el convite como en su momento hizo la directora argentina Lucrecia Martel- a los 6700 que ya están en funciones y fueron parte de producciones nominadas previamente a los Premios Oscar.
En cambio esta nueva tanda no se limita a nominados o ganadores de la estatuilla e incluye a una cantidad considerable de nombres iberoamericanos reconocibles.
Entre los españoles, Carlos Bardem -guionista hermano de Javier-; chicos y chicas Almodóvar como Javier Cámara, Carmen Maura, Rossy De Palma y Ángela Molina; además de Daniel Giménez Cacho, Jordi Mollà y Eduardo Noriega.
Latinoamericanos -en su mayoría mexicanos- como los interpretes Diana Bracho, Marina Rojo; Jaime Camil; el comediante Eugenio Derbez; Elpidia Carrillo y la escritora y guionista Laura Esquivel.
Y como para honrar la creencia popular de que en todos lados hay argentinos aparecen Ricardo Darín y Mía Maestro como interpretes; los directores Andy Muschietti y Pino Solanas -como Fernando E. Solanas-; Bárbara Muschietti entre los productores y Emilio Kauderer entre los compositores.
Repasando la lista completa en el sitio www.oscars.org/ puede verse que hay candidatos de diferentes latitudes y muchos nombres femeninos -entre ellos impacta que recién ahora se incluya el de J.K. Rowling que debe haber dado millones a la industria con su saga de Harry Potter- y esperemos que esta especie de acto de contrición de la rumbosa Academia no sea pour la galerie y profundice en los cambios.

Autor: Silvana Angelicchio