Opinión

Fecha: Martes, 31 Julio, 2018 - 00:00

Vaca Muerta

Vaca Muerta resucitó. De ella habló el 17 de julio el presidente Macri. Dijo que Vaca Muerta podía dar hasta 500 mil barriles diarios de petróleo, que podríamos exportar.
Hasta donde sé la exploración y explotación de Vaca Muerta está en manos de Repsol. Cuando la presidenta Cristina la nacionalizó se habló de 30 mil kilómetros cuadrados -de los cuales Repsol retuvo la mayor parte- y el resto pasó a YPF.
Circuló una versión en la que se afirmaba que la extracción debía hacerse por vía “no convencional” debido a que el petróleo estaba adherido a capas arcillosas, y para extraerlo se debía inyectar agua para que se desprenda.
En términos financieros eso significaba que los costos serían más altos que sacándolo en forma convencional.
En una entrevista que tuve con el intendente del anterior gobierno (hace un tiempo) éste me preguntó si sabía por qué le pedían espacio en el Puerto, porque para exportarlo -además de su extracción- se necesitaba un ferrocarril y un puerto.
Hace unos pocos días Maduro dijo en la reunión de Partidos Comunista y de Izquierda que la existencia de petróleo es tan real en Venezuela que preguntó al Ministro de Energía o Consejero petrolero y le contestó que el petróleo está en algunos lugares a 30 metros de profundidad como dando o afirmando la existencia de ser la reserva más grande del mundo.
Me gustaría saber si en Comodoro Rivadavia tenemos aún petróleo y cuántos barriles se extraen. Dijo Maduro que dentro de 100 años el petróleo se extinguiera en varios países y que en Venezuela seguirá habiendo petróleo por cien años más.
El petróleo como productor de energía tiene carácter mundial.
La luz que proviene del sol es inextinguible, se sostiene que la energía eléctrica es mejor y menos contaminante.
En el mundo que suplantará al modelo capitalista, los hombres como raza humana tendrán que disponer de fuentes de energía alternativas, con utilización a gran escala de molinos de viento y planchas solares. Las vi por televisión en China, así como también vi la estructura semiarmada del telescopio más potente del mundo con el que piensan observar y detectar a más de dos millones de estrellas, además de buscar vida inteligente.

Autor: Por Aron Berstein