Opinión

Fecha: Martes, 15 Mayo, 2018 - 00:00

Urbanización

Hoy la arquitectura de las ciudades es dejada al libre albedrío de quien tiene dinero y compra un terreno, se apropia de una ciudad o de todo un país. Eso es lo que estamos viendo en el mundo que nos tocó vivir.
Se calcula que la población rural disminuirá en un 30% y que irán a las ciudades. ¿No es eso lo que hacen los refugiados por guerras o por hambre?
Retrocedamos en el tiempo. Marx nos habla del reencuentro del hombre consigo mismo y con la naturaleza.
Borges en sus últimos años comenzó a estudiar el idioma celta. ¿Qué es lo que podría motivarlo?
Llegó a descubrir que los celtas poseían una estructura urbanística superior a las de otros pueblos. Cuando una ciudad sobrepasaba una determinada cantidad de habitantes, se la dividía y aquellos que quisieran ir, formaban un ejército de niños, mujeres, jóvenes, etc., recorriendo determinados kilómetros (no lunas de distancia: Borges), y allí se instalaban.
No puede ser verdad que ejércitos vencieran a los celtas, ellos no constituían un ejército militar, a lo sumo un ejército civil y sin armas.
De la historia también se aprende, como nuestras futuras generaciones tendrán que comprender y entender que en la tierra ya “habemos” 7.500 millones sólo de nuestra especie. Y tenemos más de mil millones que no alcanzan ni a tocar el índice de la pobreza.
Si pensamos que para el 2050 es posible que lleguemos a 9 o 10 mil millones, deberemos cambiar de sistema mundial (capitalista), por otro más progresista y humano.
Una transición que por unas décadas asegure la continuidad del proceso evolutivo humano.
Mezcla rara de capitalismo con socialismo y comunismo, mientras la ciencia deberá buscar en el espacio cómo encontrar otros planetas donde existan condiciones de vida similares a los de la tierra (fantasioso pero cierto).
Viendo por R.T. (canal ruso en español) el gigantesco telescopio más grande que tenemos, y lo están haciendo los chinos, me hago a la idea de que algo intuyen de todo esto. ¿Cuál es la razón por las que quieran observar de 2 a 3 millones de estrellas?
¿Tuvo o no razón el arquitecto Niemeyer al crear Brasilia? Al terminarla dijo: “Aquí no cabe una casa más”.
Necesitamos otro hombre para este nuevo mundo. Somos nosotros mismos quienes tenemos que hacerlo.
Los pueblos que habitamos en cada país, fuimos artificialmente divididos.
El sistema capitalista llamado de producción económica, bajo la propiedad privada que dio origen al capitalismo, ha quedado demostrado que fracasó. Las burguesías nacionales -fieles aliados del capitalismo moderno que pasó a imperio- culminan su ciclo histórico. También, la división de clases sociales (ricos y pobres).
El precipicio cada vez más profundo de desigualdades sociales acelerará esta transfiguración pues crece la rebelión de las masas (los pueblos), y son ellos los que deberán decidir gobernarse a sí mismos a través de “gobiernos populares” que, forzosa e inevitablemente, tendrán que aprender a dirigirse.
Por más que las burguesías no lo quieran y el capitalismo pretenda vivir eternamente en guerras, no podrán impedirlo.
Repito lo que muchas veces he dicho: todo lo que hoy haga el hombre para lograr vida y supervivencia es parte del proceso del mismo hombre hacia formas superiores de vida.

Autor: Por Aron Berstein