RECURSOS NATURALES Ecología

Fecha: Martes, 24 Octubre, 2017 - 00:00

Una ría sin basura

La organización no gubernamental HAPIC y la Fundación Aquamarina organizaron una jornada de censo y limpieza de la costa de la ría. Una buena manera de concientizarse con nuestro espacio, de cara al mar.

La propuesta de un censo provincial de las costas aunó esfuerzos y convocatoria ciudadana. “Nos sumamos al evento organizado por la Fundación Mundo Marino, para saber y conocer qué tipo de basura y cuánta basura hay en la costa bonaerense”, comentó Mariana González, integrante de HAPIC, en charla con EcoDias.
“Hacemos limpieza con participación de la comunidad en forma regular, pero son simplemente limpiezas aunque tenemos la precaución de pesar, hacemos pesaje para saber si en cada limpieza va en aumento o en disminución. Desgraciadamente, comprobamos que los desperdicios van en aumento”, reflexionó.
La Fundación Mundo Marino lanzó la campaña “Playas Limpias” en 2016, un proyecto de diversas aristas con el propósito de prevenir la muerte de animales costeros. Bajo el lema “nuestra basura daña a los animales” se repartieron 100 mil bolsas de papel para los turistas que veranean en la costa Atlántica. La producción de basura en las playas y zonas costeras es de sumo peligro para los animales, porque es confundida como alimento, la ingieren y esto les provoca trastornos, en muchas ocasiones la muerte. Por lo tanto, es fundamental desalojar sogas, plásticos y nylon, que se enredan en cuellos, aletas, patas o picos, lastiman, inmovilizan, dificultan el movimiento en los animales. La basura que destaca en las costas de Arroyo Pareja, Pehuen Có y Monte Hermoso es el plástico, sobretodo las botellas pet y en menor medida, vidrios y otros desechos. “El plástico es lo que más se recolecta”, agrega González.
Este censo ha sido considerado fuera de lo común, “el año pasado también se hizo, Arroyo Pareja en comparación con Monte Hermoso y Pehuen Có fue la zona donde más basura se juntó” lamentó. Cada año el Centro Provincial de Rescate asiste a cientos de animales afectados por la basura, en el mismo son atendidos, rehabilitados y curados, posteriormente son regresados a sus ambientes.
En esta campaña “Playas Limpias” se intenta lograr una conservación y una convivencia entre humanos y animales, sin embargo, se hace urgente que las personas no arrojen sus residuos en la playa. “Desde nuestro lugar trabajamos para la concientización porque es fundamental para cambiar esta situación, el hecho de no reutilizar nada, pensar que es fácil, rápido y descartable. Estas actitudes hacen que la basura aumente”. El fuerte compromiso con la conservación de los sectores naturales de la región hace que HAPIC y Aquamarina realicen una convocatoria abierta a todo público.
Las organizaciones que preservan el medio ambiente a nivel local y regional afirman que la participación ciudadana en campañas favorece la concientización. Con la esperanza puesta en esta meta, las entidades cuentan con sus miembros y, “el año pasado contamos con la ayuda de los grupos scouts, también, el Centro de Apoyo Infantil, ellos participan del conteo de los residuos y la verdad que trabajamos muy bien con ellos. Este año contamos nuevamente con ellos y esperamos a todo aquel que se quiera acercar, más somos mejor vamos hacer el trabajo, genera convertirse en un agente multiplicador. Cada persona que participa lo comenta y se va sumando más gente, la actividad y el espacio se van haciendo más conocidos”.
Este censo es muy importante porque se hace toda la costa bonaerense y además, “todos los datos que cada agrupación va recolectando de su lugar se elevan a la Fundación Mundo Marino. Ellos con esas estadísticas buscan estrategias y otras políticas para el manejo de basura, que ayudarán a mitigar el impacto sobre la costa bonaerense”.

HABITATS NUESTROS
El estuario de Bahía Blanca cuenta con el reconocimiento de la Red Hemisférica de Reservas de Aves Playeras, por gestión del Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional del Sur. El área de humedal está dividida en 6 subsitios, Arroyo Pareja es uno de ellos. La Red preserva 90 sitios en 14 países, son más de 13 millones de hectáreas vitales para aves. Bahía Blanca, Coronel Rosales y Villarino constituyen 260 mil héctareas.
Arroyo Pareja es un hábitat conocido como marisma, las plantas herbáceas son naturales del lugar, su crecimiento es en el agua y esto permite que haya diversidad de algas planctónicas. Las aves que llegan al humedal son cerca de 400. “Hay una plataforma hecha de madera y troncos, que es un observatorio de aves, se puede hacer avistaje desde allí. Hay aves que están de manera permanente, como son los flamencos, tan vistosos y también en septiembre y octubre llegan aves migratorias. Es muy bueno aprovechar esta época del año donde nos empiezan a visitar las aves, que paren, reponen fuerzas y siguen su viaje hasta la parte más austral de nuestro país”.

Autor: Redacción EcoDias