Calle tomada Bahía Blanca

Fecha: Domingo, 6 Marzo, 2011 - 00:00

Una muerte evitable

Allá por el año 2005 nos preguntábamos en EcoDias cuánto valía la seguridad de una comunidad. Hoy lamentablemente, con indignación, nos preguntamos: ¿Cuánto vale la vida de una persona para una empresa?
Parece que vale poco.

Las empresas del Polo Petroquímico están acostumbradas a ser sancionadas por sus transgresiones. Esta vez la trasgresión le costó la vida a una persona que circulaba en moto por la calle pública, avenida San Martín, de Ing. White. Jorge Bravo, a la altura de la empresa PBB Polisur, se topó con cadenas en el medio de la calle. Las ruedas de su moto se enredaron en las cadenas, perdió el control, se cayó y se mató en el impacto.

Cadenas cortando la calle
Como si fuera un terreno propio, en la Av. San Martín de Ing. White se delimitó con cadenas y mojones una suerte de sector de estacionamiento.
No es la primera vez que esta zona es usurpada por la empresa PBB Polisur. Ya en el año 2005 denunciábamos en estas páginas que se había puesto un portón (sí, un portón metálico) que “cerraba” el paso por esa calle que, como todas las calles de la ciudad, es pública. No conformes con la toma de la calle, avanzaron desde la empresa responsable con “la seguridad” para la calle y zona usurpada, plantando una garita de esas que se ubican a la entrada de los predios para control.
Sorprendentemente, en los mapas de la ciudad de Bahía Blanca y localidades aledañas, se puede ver que si se tomara la Av. San Martín desde la filial whitense del Banco Provincia en el sentido hacia las plantas del Polo, esta arteria comunica directamente con otra avenida (Av. 18 de Julio). Pero eso parece existir únicamente en los mapas: en la realidad ya no existe.
Años atrás, la Av. San Martín estaba abierta, se comunicaba con la Av. 18 de Julio y era transitada por los vecinos. Pero dejó de existir como paso vehicular para transformarse en un espacio de acceso a los diferentes sectores de las empresas del Polo. El  enorme alambrado olímpico que delimita el sector deja entrever que lo que existe allí no es espacio público y la falta de cuidado -¿intencional?- de la calle San Martín por parte de la Delegación, y en última instancia del municipio, parecería poner en evidencia la vista gorda que desde hace años se viene sosteniendo con este sector tan deseado por las empresas del polo.
Hoy, las ansias territoriales y las transgresiones a lo que es público le costaron la vida a una persona.

Más calle y más tierra
Por aquel año -2005- se hablaba de la propuesta “no formal” de la empresa de querer comprar, por decirlo de una manera simple, la avenida San Martín, desde el ingreso a PBB Polisur hasta la Av. 18 de Julio. La delegada de ese entonces, Amelia Ess, lo confirmaba.
Y ese deseo de cercarse sobre sus tierras y expandirse sobre espacios que le pertenecen al municipio no terminaría en la calle San Martín, ya que al parecer  la empresa estaría queriendo implementar un “canje” de terrenos propios en la zona del Parque Industrial, por terrenos que le pertenecerían al municipio de Bahía Blanca. Otra bicoca.
Esperemos que este tipo de empresas dejen caer las cadenas, las garitas y los portones, como también se ubiquen y entiendan que sus intereses económicos no están por encima de los intereses del Estado, ni mucho menos de la vida de la población.

Autor: Redacción EcoDias