PARA VER Y CONSIDERAR Cine

Fecha: Martes, 13 Noviembre, 2018 - 00:00

Un tal Pierre Richard

Homenaje al comediante francés que supo componer personajes tan distraídos como tiernos.

La trigésimo tercera edición del Festival Internacional de cine de Mar del Plata - 10 al 17 de noviembre- ofrece estrenos, competencias, retrospectivas, homenajes e invitados especiales entre los que está Pierre Richard, aunque muchos espectadores apenas lo recuerden o no sepan de quien se trata.
Nacido en 1934 como Pierre Richard Maurice Charles Léopold Defays, se entiende que haya acortado su nombre al momento de comenzar su carrera actoral.
Según él ha contado, era un adolescente al que no le atraía ninguna profesión en especial hasta que vio a Danny Kaye en cine y de inmediato supo que quería hacer lo mismo.
Se inició en teatro y al cine se incorporó más tarde en pequeños roles hasta que consiguió protagonizar y hasta dirigir sus propios film.
Sin duda fue la comedia Alto, rubio y con un zapato negro (Yves Robert; 1972) la que le abrió las puertas de la fama en su país e internacionalmente.
Hay que recordar que en aquel momento la distribución en Argentina y el mundo no estaba tan copada por la industria “americana”, un film de cualquier procedencia podía dar “el batacazo” y convertir a su protagonista en una estrella como sucedió con Richard.
El rubio desgarbado divertía interpretando a personajes torpes o con la cabeza en las nubes y durante los años setenta y ochenta protagonizó grandes éxitos entre los que destacan El regreso del rubio alto (Yves Robert; 1974); El juguete (Francis Veber; 1976) -probablemente su mejor interpretación-; Los compadres (Francis Veber; 1983) y Los fugitivos (Francis Veber; 1986). Estos dos últimos jugando al opuesto complementario de Gerard Depardieu.
A partir de la década del 90, sus films apenas si llegaron a distribuirse en el país y por otra parte, su carrera fluyó hacia roles secundarios como el personaje de Perdidos en París (Dominique Abel, Fiona Gordon; 2016) que fue uno de los últimos largometrajes en estrenarse aquí.
A sus 84 años sigue activo en cine y teatro, pero ha sido la nostalgia de sus viejos éxitos -la mayoría todavía provocan risas- lo que lo ha traído a estas costas.
Así que bienvenue M. Richard.

Autor: Silvana Angelicchio