PARA VER Y CONSIDERAR Cine

Fecha: Miércoles, 19 Agosto, 2020 - 00:00

Un secreto de tres siglos

Don Juan: un admirativo acercamiento cinematográfico a la personalidad y la obra de Juan Filloy.

Después de un breve y festejado paso por el Festival de Biarritz en octubre del año pasado y algunas presentaciones en el país en los primeros meses de 2020, el documental Don Juan: Vida y memoria de Juan Filloy, escritor se estrenó hace pocas semanas en la plataforma de streaming Cont.ar. Una excepción de cuarentena, porque normalmente hubiera pasado por el Gaumont y tardado bastante en distribuirse online.
Se centra en la figura del cordobés que fue paralelamente un reconocido jurista e ignoto y prolífico novelista, cuentista, poeta y palíndromo, que se propuso y logró ser un hombre de tres siglos, ya que nació en 1894, recorrió todo el XX y murió en el año 2000 a los105 años.
El film fue dirigido, guionado, producido y coprotagonizado por su colega Mempo Giardinelli, que leyó un ejemplar de la crónica de viajes Periplo (1930) durante su exilio mexicano y se apasionó tanto por la escritura del cordobés, que una de las primeras cosas que hizo al retornar al país con la democracia fue entrevistarlo en su casa de RÍo Cuarto, para luego editar varios de sus textos en la revista literaria Puro Cuento y convertirse en su amigo.
Una amistad literaria sostenida por el intercambio de correspondencia a la manera tradicional -cartas ya amarillentas que Giardineli atesora y comparte en varias secuencias de su film- y definitivamente marcada por su deseo de hacer conocer la obra de Filloy.
Propósito entendible ya que fuera de Op Oloop (1934), una novela con toques autobiográficos que aún hoy es lo más difundido de su trabajo y a un puñado de títulos que fueron editados tardíamente, la mayor parte continúa inédito. Esto también llevó al chaqueño a grabar en video varios de sus encuentros en los años 80 y 90 y finalmente a animarse a la realización cinematográfica -en solitario-, con aquellas grabaciones como base y el complemento de testimonios de familiares y allegados, fotos y material de archivo.
Aunque la factura visual no sea perfecta, ya que las filmaciones originales tienen calidades desparejas -se incluye un descargo al respecto-, el conjunto revela que el estilo literario lleno de audacias lingüísticas e ironía de Don Juan estaba presente en su manera de hablar; permite verlo relatar momentos claves de su vida personal y de su laborioso proceso creativo -“La escritura es un arte de depuraciones sucesivas”, afirma en una toma- y compartir su emoción por el recuerdo de su padre, su asombro por la manera en que lo interrogaron durante la dictadura a causa de uno de sus escritos y sus bromas llenas de picardía.
Sería adecuado usar una expresión del protagonista y calificar a este documental como “una perla” de poco más de una hora; que abre y cierra mirando hacia unos cielos cordobeses sorprendidos por la llegada de las golondrinas de Capistrano, que puede verse gratuitamente en Cont.ar y ojalá tiente a nuevos lectores.

Autor: Silvana Angelicchio