Salud

Fecha: Martes, 16 Abril, 2019 - 00:00

Tuberculosis en foco

La enfermedad social, contagiosa y curable ocupa a los agentes de salud, quienes se actualizan en toda la región para realizar su diagnóstico temprano.

“Es una enfermedad social, contagiosa y curable en la que interviene un agente infeccioso”, declara el Programa de control de tuberculosis y lepra. En estas semanas, médicos, trabajadores sociales, personal bioquímico y bacteriológico e integrantes de los equipos de salud de atención primaria comprometieron su tiempo en jornadas de actualización en diagnóstico temprano y control de foco, llevadas adelante en diferentes localidades de la Región Sanitaria I.

Al alcance
Concentrados en el abordaje de la patología, el acceso a tratamientos, medicaciones y estrategias de cuidado, las capacitaciones se realizaron en Tres Arroyos y en el municipio de Villarino. “La tuberculosis es la novena causa de muerte a nivel mundial y la primera por enfermedades infecciosas”, afirma el informe sobre tuberculosis en la Argentina, publicado en 2018. Se estima que en el año 2016 más de 10 millones de personas la contrajeron, el 90% eran adultos, el 65% eran varones, el 10% tenía una infección previa con VIH. “En la Argentina, si bien se considera que la enfermedad tiene una carga moderada, la tuberculosis continúa siendo un problema de salud pública. Se notificaron 11.560 casos en 2016 y la tasa de notificación de casos aumentó nuevamente con respecto a 2015: de 24,9 a 26,5 por 100.000 habitantes, con importantes diferencias entre jurisdicciones”. Se observó un aumento sostenido de la enfermedad a lo largo de los últimos cuatro años consecutivos, viéndose que el incremento está dado en los casos de personas jóvenes.
La enfermedad es causada por una bacteria, que ingresa al cuerpo por la inhalación de microgotas despedidas al toser, hablar y respirar. Esta primera exposición, las personas afectadas desarrollarán una infección pulmonar en estado de latencia; solo una proporción menor desarrollará la tuberculosis, pero sí un gran número de infectados podrán transmitir el padecimiento. El tratamiento para los pacientes consiste en una combinación de medicamentos, que implican una acción terapéutica de 6 meses como mínimo, observándose en muchísimos casos una gran resistencia medicamentosa.

Situación nacional
El síntoma más característico de la tuberculosis es que genera tos por más de 15 días. También el paciente puede tener fiebre, expectoración, sudor nocturno, cansancio y pérdida de peso. La detección temprana y su tratamiento en el tiempo requerido, de acuerdo a las características y evolución de la enfermedad en las personas, posibilita que la misma detenga su contagio. En este punto, se hace importante apuntar que la vacunación es un factor determinante, el niño recién nacido debe recibir la inmunización BCG antes de egresar de la maternidad, constituye la única dosis.
En 2016, Argentina notificó 11.560 casos de tuberculosis, en los que se detallan casos nuevos, recaídas por abandono del tratamiento médico, y afectados con antecedentes de tratamientos previos. Es decir, que en nuestro país el índice de enfermos es 26 cada 10.000 habitantes, sumándose 806 casos más que en 2015, se consideró el 77% de las notificaciones son nuevos pacientes y recaídas. “La situación está caracterizada por una alta carga de tuberculosis en aquellas jurisdicciones con situaciones socioeconómicas más desfavorables, pero también con un incremento constante de casos en jurisdicciones socioeconómicamente más favorables, altamente urbanizadas y de gran concentración de población en circunstancias de vulnerabilidad, como la Ciudad de Buenos Aires”.
La Organización Mundial de la Salud propone la Estrategia Fin de la tuberculosis, donde se espera poder garantizar una vida sana para el año 2030. A través de esta política de abordaje integral, el ente internacional funda la forma de combatirla a través de la prevención y atención integrada, centrándose en la persona. Para lo cual insta a los gobiernos a dedicar los recursos humanos y financieros necesarios para el trabajo de prevención, diagnóstico precoz y tratamiento oportuno, con la intervención activas las unidades sanitarias y sociales de las diversas regiones. A fines del 2017, una comisión de trabajo de la Organización Panamericana de la Salud visitó Argentina para supervisar los avances del Ministerio de Salud de la Nación, renovando el compromiso del país con respecto a la tuberculosis. En la visita, se observó el estado de situación, se realizaron recomendaciones y se reforzaron los monitoreos que ya se habían realizado en 2013 y 2015.

EN NÚMEROS
En el año 2016 se reportaron 11.560 casos en el país. El 17% eran menores de 20 años, 6 de cada 10 eran varones. El 85,6% de los nuevos diagnósticos presentaban afección pulmonar. Ese mismo año hubo 757 muertes a raíz de la enfermedad, el 5% más que en el año anterior. La mortalidad fue mayor en varones que en mujeres: 65,2% para los primeros y 34,8% para las segundas. Se detecta que gran parte de la población vulnerable son los y las pacientes enfermas de VIH.

CENTROS DE SALUD LOCALES
En Bahía Blanca se cuenta con los servicios de Infectología en los dos hospitales públicos, Hospital Municipal atiende en sus consultorios externos de Bravard 17 y el Hospital Interzonal José Penna, en Lainez 2401, donde las personas que sospechan de este padecimiento pueden realizar la consulta en forma gratuita.

Autor: Redacción EcoDias