Opinión

Fecha: Martes, 13 Junio, 2017 - 00:00

Tiene que cambiar

Expreso mis razones de por qué la sociedad humana creada por el hombre tiene que cambiar.
Nos presentan a la tierra como una esfera con forma de pera.
Siendo su interior líquido y de una densidad gravitacional tan elevada, no pudiendo sustraerse a la misma fuerza gravitacional del sol, tuvo que buscar su propio equilibrio (la deriva de los continentes).
A la sociedad humana la veo no como una esfera sino como una pirámide; un tanto porque la sociedad humana -como proceso de la evolución del hombre- se dividió formando distintas clases sociales en la que los pueblos, siendo mayoría quedaron abajo y trepaban por encima suyo otras corrientes sociales (minorías), que supieron cómo apropiarse de la producción económica (que es una función del hombre), se apoderaron de los medios de producción, de allí pasaron a apropiarse de las riquezas naturales de cada país. Se creó el capitalismo.
Hoy nos encontramos que con las estructuras creadas por quienes han dominado a los pueblos (como humanidad), ya no pueden contener lo que crearon y solo ven su futuro retrocediendo al factor humano a épocas anteriores en los que imperaba la esclavitud.
Pero el fenómeno del hombre como expresión social y humana no crece en la misma proporción que los cambios que se operan en la economía mundial.
La desintegración de la sociedad humana (mal concebida) es una realidad, Europa se desintegra, América se desintegra, Asia se desintegra, África se desintegra.
Los gobiernos de 200 países (de los 210 que tiene el planeta), no solo no representan a sus pueblos sino que por su concepción burguesa capitalista van cayendo uno a uno y están inmersos en la crisis estructural del sistema que les dio vida a esos sectores, que solo aspiran a mantenerse en el poder, y como salida la ven en el exterminio de media humanidad o mantenerla en condiciones infrahumanas.
La presencia de China como potencia y primer economía del mundo con sus casi 1.400 millones de habitantes, rompió la hegemonía del capitalismo imperialista.
Para los más ricos, los países capitalistas más pobres, son dependientes, la división de clases creó estructuras burguesas en casa país, que cumplen con el rol de ser dependientes pero a su vez explota a sus pueblos a los que ya no pueden contener.
Lo real, lo que no imaginaron quienes lograron llegar a la cumbre de la pirámide es que no podrán quedarse allí pues el avance de la sociedad humana (léase pueblos y humanidad), presionarán de tal forma que los empujarán de la cumbre y caerán en el vacío, salvo que el sentido común y las condiciones en que vivimos se den cuenta que existen otras alternativas y que es posible subsistir como especie sin tener necesidad de exterminarnos entre nosotros.

Autor: Por Aron Berstein